Cómo conducir con nieve: medidas y consejos

El invierno ya está aquí… mejor que te pille preparado

Actualizado en Enero de 2021

Llega el invierno y con él las bajas temperaturas, las heladas…o la nevada del siglo. No importa si el trayecto con tu coche es de casa al trabajo, o si te vas de fin de semana: el peligro no desaparece. Te damos una serie de consejos y medidas que deberías tomar para conducir de forma segura con condiciones climatológicas adversas. Estilo de conducción, cambio de marchas, mantenimiento del vehículo…

La precaución al volante debe acentuarse especialmente en invierno, cuando la carretera no se encuentra en perfectas condiciones a causa del hielo, la nieve o el frío intenso. Además, tras el paso de Filomena, el temporal que ha azotado nuestro país recientemente, hemos comprobado que tener un coche fabricado para circular ante circunstancias adversas, como un Land Cruiser, un Hilux o un RAV4, siempre ayuda.

Sin embargo, no se trata del único factor determinante, ya que debes acompañar tu Toyota de unos neumáticos adecuados, llevar a cabo una sencilla revisión antes de partir y seguir una serie de recomendaciones antes de lanzarte a la carretera para no llevarte ninguna sorpresa al volante.

Antes de nada y, dentro de lo posible, cuando vayas a ponerte en marcha, trata de comprobar previamente la previsión meteorológica, los partes de nieve y el estado de las carreteras. Esto te será de gran ayuda para planificar tu ruta y equipar tu coche con todo lo necesario, evitando así imprevistos causados por la nieve o el hielo.

Consejos para conducir con nieve
Pon cadenas siempre que sea necesario para conducir seguro
Cómo conducir con nieve
Con nieve conduce de manera suave, sin maniobras bruscas

También es importante, como siempre te decimos, que tengas tu coche a punto, siempre que las circunstancias lo permitan. Basta con hacer una sencilla check list antes de salir:

  • Comprueba que todos los líquidos del coche se encuentren en los niveles adecuados (¡sobre todo el anticongelante!). 
  • Asegúrate de que la dirección, las luces del vehículo y los frenos estén bien. 
  • Mantén en buen estado los limpiaparabrisas y los neumáticos, cuanto mayor dibujo tengan, mejor agarre te ofrecerán. 
  • No apures el depósito de combustible, podrías quedarte tirado, y asegúrate de que la batería funciona, el frío puede reducir su capacidad.

Dicho esto, vamos con los otros consejos y medidas más importantes si tienes que conducir con nieve.

Neumáticos

Los neumáticos son un elemento clave, ya que representan el punto de contacto entre el asfalto y nuestro vehículo. Para conducir sobre nieve (y sobre cualquier tipo de superficie) es de vital importancia tener el neumático adecuado. El más recomendable para carreteras con nieve es el neumático de invierno, que tiene mayor adherencia al terreno y ofrece un mejor agarre a la hora de frenar y acelerar.

  • En caso de no disponer de neumático de invierno, tendrás que echar mano del uso de cadenas.
Tipo de conducción

Debes llevar a cabo siempre movimientos suaves, evitando cualquier tipo de maniobra brusca (fuerte frenada, aceleración intensa, volantazos…).

  • Acelerar: usa el pedal del acelerador con mucha delicadeza. Por ejemplo, al salir de una curva: hasta que notes que el coche no patina de ninguna de las ruedas, no aceleres.
  • Frenos: en caso de que tengas que frenar, y en la medida de lo posible, usa el propio motor para parar el coche; y en caso de tener que pisar el pedal de freno, procura hacerlo con las ruedas rectas, ya que frenar con las ruedas giradas te hará tener menos control.
  • Curvas: a la hora de tomarlas, cuanto menos gires el volante, mejor. Un ángulo de giro excesivo podría provocar subviraje, es decir, el coche podría derrapar del tren delantero.
  • Marchas: intenta circular siempre con la marcha más larga posible y hazlo a un nivel bajo de revoluciones, poco más que a ralentí. Así evitarás que el coche pierda tracción por exceso de fuerza.
Cuidado con las rotondas

La conducción en las rotondas es una asignatura pendiente para muchos conductores, especialmente si las combinamos con el hielo y la nieve. Dado que en ellas tenemos que girar las ruedas y avanzar, debemos extremar la precaución durante el invierno, ya que si el asfalto no está en buen estado podrían producirse deslizamientos en las ruedas de nuestro vehículo.

Para conducir con hielo o nieve en las rotondas no existe una fórmula mágica, la clave es seguir los consejos que te hemos dado: acelera de manera suave, gira el volante con delicadeza y apóyate en el cambio de marchas (freno motor) antes que en el pedal de freno. Y lo más importante, cumple las normas de circulación para trazar la rotonda de la manera correcta.

Que la nieve no te pille por sorpresa

Por norma general, solemos conocer el parte meteorológico con cierta antelación, así que siempre es recomendable tomar una serie de medidas y consejos para evitar que nuestro coche sufra averías y daños causados por la nieve y el hielo durante el invierno. Ante los avisos de temporal y, si tu vehículo duerme en la calle, es recomendable que lo protejas lo máximo posible.

Trata de aparcar alejado de árboles o cornisas que puedan desprenderse como consecuencia del viento y el peso de la nieve, como ha ocurrido en numerosas ciudades del país tras el paso de la borrasca Filomena. Si dispones de una lona protectora, siempre es recomendable que se la pongas al coche para que las inclemencias meteorológicas no lo dañen.

También a la hora de aparcar, es recomendable que lo hagas en un lugar llano, nunca en pendiente, ya que cuando la nieve se convierta en hielo el coche podría deslizarse y golpear contra otros vehículos u objetos. Otra opción es poner un tope en las ruedas. Revisa bien el habitáculo antes de dejarlo aparcado para asegurarte de que no has olvidado nada en el interior y levanta las escobillas o cubre la luna delantera con papel, cartón o una manta, con ello evitarás disgustos durante las heladas.

Una vez haya pasado el temporal, no dudes en retirar lo antes posible la nieve del coche, antes de que se convierta en hielo. Con ello no solo evitarás averías y deterioros causados por el frío intenso, también ahorrarás esfuerzos, pues el hielo es mucho más complicado de limpiar.

Si la nieve es abundante y necesitas sacar el coche, retira toda la que puedas de delante de las ruedas, dejando una superficie medianamente limpia sobre la que los neumáticos puedan obtener algo de agarre. Lo ideal, si dispones de cadenas, es retirar la nieve y montarlas.

Más vale prevenir…

El mejor consejo que podemos darte es que trates de evitar, en la medida de lo posible, los desplazamientos cuando hay nieve y hielo en la carretera. En la nieve solo debemos circular ante circunstancias de extrema necesidad y lo mejor es quedarse en casa para evitar el riesgo de accidentes y facilitar el trabajo a los servicios de emergencias.

Por desgracia, hay ocasiones en las que es inevitable que la nevada nos pille al volante. En estos casos, trata de buscar un lugar resguardado lo antes posible. Ante el mínimo signo de pérdida de adherencia en los neumáticos, no te arriesgues, detente en un lugar seguro y comunica tu situación a las autoridades, permaneciendo siempre en el interior del coche.

Por último, pero no por ello menos importante: calma, paciencia y confianza en ti y en tu coche. Recuerda que, dentro de un Toyota, lo importante es disfrutar y llegar a tu destino sin problemas.

Más sobre Seguridad Toyota

¿Cómo mejorar la seguridad de los vehículos? ¿Cómo mejorar la seguridad de los vehículos? Descubre la investigación llevada a cabo por Toyota para mejorar la seguridad de los vehículos. ¿Sabes cómo reclamar los daños del coche por la nevada? ¿Sabes cómo reclamar los daños del coche por la nevada? Te explicamos como reclamar los daños ocasionados a tu vehículo tras el temporal Filomena. Tipos de cadenas y cómo ponerlas en tu coche Tipos de cadenas y cómo ponerlas en tu coche Descubre qué tipos de cadenas de nieve existen y cómo se instalan en tu Toyota. ¿Cómo viajar con mascotas de forma segura? ¿Cómo viajar con mascotas de forma segura? Qué dice la ley sobre el transporte de animales y cómo viajar con tu mascota.