Cómo aplicar el IVA en coches de ocasión

Un impuesto a tener en cuenta

La compra de vehículos de ocasión no está exenta del pago de impuestos. Si estás a punto de adquirir un coche de segunda mano debes saber si se aplica IVA, cómo se aplica y cuánto es la cantidad que debes abonar. Pero, tranquilo, no todas las transacciones de vehículos están sujetas al pago de este impuesto.

El mercado de vehículos de ocasión es un sector muy importante para la industria del automóvil, y una forma de ahorrar algo de dinero a la hora de adquirir un nuevo coche. Este sector está también regulado por el pago de impuestos, incluyendo el IVA, por lo que deberás conocer cómo se aplica esta tasa en los coches de ocasión.

En estas líneas conocerás en qué casos estás exento del pago del IVA y cuáles deberás hacer frente a un impuesto que, por lo general y salvo en casos muy concretos, es del 21%, lo que puede suponer un desembolso importante a la hora de comprar o vender un vehículo de segunda mano.

Dos impuestos. Dos tipos de transacciones

Lo primero que debes tener en cuenta es que existen dos tipos de impuestos que debes abonar, independientemente, dependiendo del tipo de comprador/vendedor del que se trate. El pago de uno exime al otro.

  • Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP): es el más común y está estrictamente ligado a las transacciones de compraventa de vehículos entre particulares, es decir, cuando ninguna empresa obtiene beneficio de esta operación. Esta tasa la paga al comprador y se aplica en mayor o menor medida (entre un 4% y un 8% del valor del coche) en función de la Comunidad Autónoma. 
  • IVA: el famoso Impuesto sobre el Valor Añadido entrará en escena siempre y cuando compres el coche a una empresa. También puedes encontrar el Régimen Especial de Bienes Usados (REBU) que se aplica cuando adquieres el vehículo a una empresa de compraventa.
cómo aplicar el IVA en coches de ocasión
El IVA se aplica cuando el vendedor es un empresario
impuesto entre particulares
El impuesto entre particulares es el ITP

Estos dos impuestos son diferentes y se aplican de forma independiente (no se pueden aplicar a un mismo comprador a la vez) en función del tipo de vendedor del que provenga el coche. El comprador a un propietario particular deberá abonar el ITP, mientras que el comprador a una empresa (sociedad o autónomo) deberá abonar el 21% en concepto de IVA.

En ambos casos es importante realizar un contrato de compraventa firmado entre ambas partes, pero en el caso de incluir IVA, deberá existir una factura que lo refleje.

¿Cuándo se aplica el IVA en coches de ocasión?

Cuando el que vende el coche de ocasión se trata de un empresario (sociedad o autónomo, no necesariamente una empresa que se dedique a la compraventa de vehículos), la operación estará sujeta a IVA y, por tanto, exenta del pago del ITP. En general, el IVA es de un 21% en la compra de coches de segunda mano.

Por ejemplo, en una venta de un coche de ocasión valorado en 5.000 euros, el empresario deberá hacer una factura en la que se reflejen 3.950 euros netos y 1.050 euros de IVA.

Ahora bien, esta cantidad puede variar si el vendedor se dedujo alguna cantidad del IVA en la compra del vehículo. De este modo, el 21% del IVA afectará solo a la parte proporcional que corresponde con lo que no se dedujo.

Dos tipos de factura si se trata de un compraventa

Si el vendedor se dedica a la actividad de compraventa de vehículos, este tipo de vendedor está exento del pago del ITP y se puede acoger al Régimen Especial de Bienes Usados, el REBU.

En este caso, podrás encontrar dos tipos de factura diferente a la hora de adquirir un coche de ocasión:

  • Si no se acoge al REBU: en la factura se apreciará desglosado el IVA (21%) y el precio del vehículo vendido. La suma de ambos será la cantidad que deberás abonar. 
  • Si se acogen al REBU: aunque en la factura se incluye el IVA, éste no aparece desglosado, es decir, figurará una cantidad con “IVA incluido”. Esto permite al vendedor no revelar su margen de beneficio por la venta del coche. En este caso, el IVA no es deducible para el comprador.

Más sobre Vehículos de ocasión Toyota

Diferencia entre coches seminuevos, km 0 y segunda mano Diferencia entre coches seminuevos, km 0 y segunda mano Tres términos aparentemente similares entrañan en realidad grandes diferencias. Acompáñanos a conocerlas. En los Toyota seminuevos se revisan 150 componentes En los Toyota seminuevos se revisan 150 componentes Para asegurarnos de que los seminuevos Toyota lucen como el primer día, los chequeamos a fondo. Garantías de los vehículos seminuevos Toyota Garantías de los vehículos seminuevos Toyota Comprar un seminuevo es apostar por un valor seguro con las garantías de Toyota Plus Ocasión. Cómo comprar un vehículo de ocasión Toyota Cómo comprar un vehículo de ocasión Toyota Comprar un vehículo de ocasión es más sencillo cuando optas por Toyota Plus Ocasión.
Tu configuración de cookies

En nuestro sitio web utilizamos cookies para ofrecerte un mejor servicio. Si estás de acuerdo, puedes seguir utilizando el sitio web con normalidad, o bien puedes averiguar cómo cambiar tu configuración de cookies aquí.