Aprende a quitar la humedad del faro delantero

¿Por qué se empañan los faros de mi coche?

Los faros de nuestro coche deben estar en perfecto estado. Son los que se encargan de iluminar el camino y nos permiten ser avistados por otros vehículos, por lo que se considera casi un elemento de seguridad esencial. Una de sus averías más comunes es el empañamiento interior, algo que puedes evitar (o solucionar) si sabes cómo.

Los faros del coche son los encargados de iluminar el camino, a la vez que posibilitan que otros conductores no puedan ver durante la noche o en condiciones climatológicas adversas. Pero, como cualquier otro elemento del vehículo, son susceptibles de sufrir una avería, y una de las más comunes tiene que ver con la humedad.

Concretamente, los faros empañados. El faro de un coche puede perder su transparencia, y por consiguiente, su capacidad de alumbrado, por dos razones principalmente. La primera, debido a la incidencia continúa del sol sobre el propio faro, lo que provoca que se queme y adopte ese color amarillo opaco que reduce la intensidad del haz de luz. La segunda tiene lugar cuando se empeñan debido a la humedad.

Aprende a quitar la humedad del faro delantero
Los faros del coche nos permiten ver y ser vistos, por lo que deben estar en perfecto estado
Para evitar averías en tu coche, acude al Servicio Oficial Toyota
Las condiciones climatológicas adversas pueden provocar daños en las ópticas

¿Por qué se empañan los faros de mi coche?

Existen diferentes factores que pueden provocar que los faros delanteros del coche creen una película de humedad condensada, similar a lo que ocurre el invierno en el interior del habitáculo. Estos son los más comunes:

  • Microrroturas: esta suele ser la causa principal por la que aparece la condensación en los faros del coche. Aunque a simple vista no se detecte ningún desperfecto, el piloto puede tener microfisuras exteriores o interiores desde las cuales acceda la humedad del ambiente y provoque el empañamiento que reduce la potencia de alumbrado. Estas roturas pueden estar causadas por un accidente o por un simple cambio brusco de temperatura. Son casi imperceptibles al ojo humano, pero capaces de arruinar el hermetismo al que está sometido el propio faro.
  • Bombillas mal instaladas: si al reemplazar la bombilla de un coche se produce algún tipo de fallo de instalación, pueden quedar espacios libres en los puntos de unión entre la bombilla y el soporte interior del propio faro. Esto permite el paso libre de aire, lo que, unido a la humedad ambiental en combinación con la temperatura elevada de las bombillas halógenas tradicionales, provoca que el faro quede totalmente empañado en el interior.
  • Conductos de ventilación obstruidos: el fabricante equipa al faro del coche con diferentes conductos de ventilación encargados de disipar el calor que se genera en el interior de las ópticas. Aunque ofrece diferentes vías de escape al calor, el tiempo, la climatología y la propia utilización del vehículo pueden derivar en que estos conductos acaben obstruyéndose. Esto provoca que no haya ningún tipo de ventilación, lo que impide que la condensación se elimine.
Aprende a quitar la humedad del faro delantero

Entonces, ¿cómo se puede eliminar la humedad que se condensa en el interior de los faros delanteros? Antes de empezar, recuerda que la mejor elección es acudir a uno de nuestros talleres Toyota oficiales, donde nuestros expertos profesionales encontrarán rápidamente el problema y tratarán de solucionarlo lo antes posible.

Para solucionar este tipo de avería en el coche, debes examinar minuciosamente el faro en busca de alguno de los factores expuestos anteriormente.

Lo primero que debemos hacer es retirar el faro, desatornillándolo de la estructura en la que está fijado. Es posible que, para ello, debas desinstalar otros componentes, como el parachoques o la parrilla. Una vez extraído el faro, podemos examinar minuciosamente la cubierta delantera y posterior en busca de fisuras, grietas o cualquier otro tipo de desperfecto que permita el acceso del aire y la humedad.

Si no localizamos ningún daño visible, revisa cuidadosamente las juntas de la óptica, tanto la que sellan el faro como las que rodean y protegen el portalámparas y la bombilla de los elementos exteriores. Asegúrate de que queda totalmente sellado y de que no hay aberturas ni espacios libres.

Por último, debes comprobar todos los conductos de ventilación y tratar de limpiarlos si detectas que están sucios, ya sea por el polvo, la humedad o cualquier otro residuo. Llegados a este punto, cualquier problema de empañamiento debería solventarse.

Recuerda que en el Servicio Oficial Toyota trabajan expertos que podrán solventar cualquier problema relacionado con los faros de tu coche con la máxima seguridad y garantía. Puedes localizar fácilmente el concesionario más cercano aquí.

Más sobre Mantenimiento Toyota

Neumáticos de verano, consejos e información Neumáticos de verano, consejos e información Llegan las vacaciones, pero antes de salir hay que vigilar nuestros neumáticos de verano. Extrae el máximo rendimiento al aire acondicionado Extrae el máximo rendimiento al aire acondicionado Conoce todos los secretos para extraer el máximo rendimiento al aire acondicionado de tu coche. Ventajas de acudir al taller oficial Ventajas de acudir al taller oficial ¿Es buena idea acudir a los talleres oficiales? Descubre sus principales ventajas. Inspecciones más estrictas para vehículos mixtos y LCV Inspecciones más estrictas para vehículos mixtos y LCV Los comerciales ligeros y vehículos mixtos adaptables Toyota están sujetos a inspecciones técnicas más estrictas.