Toyota Mirai

Todo lo que necesitas saber sobre nuestro vehículo de hidrógeno

Mirai –“futuro” en japonés– anuncia el inicio de una nueva era en la automoción. 

Valiéndose del hidrógeno para generar electricidad, Mirai no solo tiene un impacto medioambiental mínimo, sino que además ofrece todo lo que se espera de un vehículo de nueva generación: un diseño inmediatamente reconocible; una conducción apasionante (resultante de su bajo centro de gravedad), y una aceleración silenciosa y potente gracias a su motor eléctrico.

Un futuro con hidrógeno

La necesidad de un combustible fósil alternativo es obvia y real, y en Toyota creemos que el hidrógeno es el camino a seguir. Se trata del elemento más abundante en el universo (70 % de la materia que lo conforma). Se encuentra en casi todas partes, desde el agua hasta las plantas, y ya es lo bastante potente como para proporcionar energía a nuestros hogares y edificios. Ahora está en disposición de alimentar al sector de la automoción.

Toyota Mirai, el vehículo del futuro
Una reacción química

Al bombear hidrógeno en Toyota Mirai, el gas se desplaza hasta unos depósitos de combustible con filtros de carbono, donde se almacena. Una vez en movimiento, las rejillas delanteras de admisión llevan aire del exterior hasta la pila de combustible, y el hidrógeno va desde los depósitos hasta el mismo sitio.

Allí, cada elemento experimenta una reacción química, de la que resulta la electricidad que hace funcionar el vehículo. Al pisar el acelerador, la electricidad de la pila de combustible se envía al motor eléctrico; ¿y sabes cuál es el único subproducto de este proceso? Agua, que sale fácilmente por el tubo de escape.

Aunque Toyota Mirai cuenta con un motor extremadamente avanzado y utiliza una nueva fuente de energía, se trata de una berlina de cuatro puertas y tamaño medio que resulta tan práctica, segura y fácil de conducir como cualquier vehículo familiar con propulsión convencional.

Nivel superior de estabilidad de manejo y silencio

La gran potencia de la pila de combustible y el control óptimo de la energía de la batería impulsan el motor eléctrico y garantizan una eficiente respuesta a cualquier velocidad del vehículo. El resultado es un aumento inmediato del par en cuanto se toca el acelerador, y una aceleración suave y potente.

La estabilidad de manejo y el confort de marcha mejoran gracias a la ubicación de componentes importantes, como la pila de combustible y los depósitos de hidrógeno a alta presión, centrados bajo el suelo, para conseguir un bajo centro de gravedad y una distribución óptima del peso entre delante y detrás, así como el uso de una carrocería de gran rigidez, que presenta una mayor solidez en torno a la suspensión trasera.

La cubierta inferior y las luces de posición de diseño aerodinámico reducen la resistencia del viento y contribuyen a mejorar la eficiencia de combustible y la estabilidad de manejo. Las aletas aerodinámicas empleadas a los lados de los faros combinados traseros mejoran la estabilidad en línea recta.

Se consigue un silencio excepcional gracias al funcionamiento del motor eléctrico a cualquier velocidad, a un menor ruido del viento y al uso de vidrio amortiguador del ruido en el parabrisas y en todas las ventanillas. Además, incorpora el sellado de todas las piezas de la carrocería y el uso de materiales de absorción o bloqueo acústico, dispuestos de forma óptima por el habitáculo.

El modo de freno asistido hace un uso eficiente del frenado regenerador, mejorando el frenado cuando el conductor quiere reducir sustancialmente la velocidad del vehículo, por ejemplo, en largos tramos de vía en pendiente descendente.

Tu configuración de cookies

En nuestro sitio web utilizamos cookies para ofrecerte un mejor servicio. Si estás de acuerdo, puedes seguir utilizando el sitio web con normalidad, o bien puedes averiguar cómo cambiar tu configuración de cookies aquí.