1. World of Toyota
  2. Articles News Events
  3. uso-de-hidrogeno-liquido-como-combustible-de-competicion

El uso de hidrógeno líquido como combustible de competición

Un paso hacia delante: el hidrógeno líquido como combustible
En Toyota avanzamos decididos en la búsqueda de nuevas alternativas de movilidad libres de emisiones. ¿Sabías que el hidrógeno líquido como combustible es una de las opciones más viables para sustituir a los combustibles fósiles? Así lo demuestran nuestras últimas pruebas en la competición japonesa con un Toyota GR Corolla propulsado con hidrógeno líquido.

Ya sabes que en Toyota siempre hemos visto el mundo un poco diferente. Donde otros pueden ver barreras y obstáculos, nosotros vemos oportunidades. Es por eso que hemos sido pioneros en el viaje hacia las cero emisiones, desde los primeros híbridos hace más de dos décadas hasta las recientes pruebas con hidrógeno líquido como combustible.

Tras décadas de investigación y desarrollo en electrificación y pila de combustible, era hora de mirar más allá. A finales del pasado mes de febrero, un Toyota GR Corolla propulsado con hidrógeno líquido participó en unas pruebas de la serie Super Taikyu en el Circuito de Fuji. Nuestro objetivo, estudiar la viabilidad del uso del hidrógeno líquido como combustible.

Al fin y al cabo, en Toyota llevamos muchos años apostando por el hidrógeno como alternativa adicional a la electrificación de los vehículos. Toyota Mirai, que ya va por su segunda generación, es la mejor prueba que existe de ello. La razón es simple: el hidrógeno es el elemento más abundante del Universo y la Tierra, lo que evita las limitaciones de abastecimiento. Además, ¡es cero emisiones!

  • El hidrógeno en estado líquido multiplica la densidad energética e incrementa la autonomía.
  • Toyota GR Corolla participará en la serie de carreras Super Taikyu empleando el hidrógeno líquido como combustible.

Nuestros primeros pasos en el uso de hidrógeno líquido

Fue en marzo de 2022, en la ronda inaugural de la Super Taikyu, en el Circuito de Suzuka, cuando anunciamos por primera vez nuestras intenciones de desarrollar un vehículo propulsado por hidrógeno líquido. Tan solo tres meses después, en la segunda carrera, disputada en el Circuito de Fuji, decidimos dar el primer paso.

Nuestro equipo de competición expuso un sistema a bordo y una estación móvil de hidrógeno líquido a los asistentes, tras unos meses de pruebas y homologación de los depósitos de hidrógeno líquido como combustible y otros componentes. Poco después, a finales de octubre, el GR Corolla estaba listo para la prueba de conducción.

A lo largo del mes de noviembre, nuestro equipo pulió diversos aspectos en relación con el sistema de hidrógeno líquido de cara a preparar el vehículo para la competición. Este año la prioridad ha sido perfeccionar la tecnología y formar al personal, a fin de poder competir con un vehículo propulsado por hidrógeno líquido en la serie Super Taikyu.

¿Por qué hidrógeno en estado líquido?

Hasta 2022, los Toyota Corolla a base de hidrógeno preparados para la competición funcionaban con el combustible en estado gaseoso. Sin embargo, la posibilidad de utilizar el hidrógeno líquido como combustible nos permite multiplicar la densidad energética por unidad de volumen e incrementar la autonomía del vehículo.

En estado gaseoso, los depósitos se llenan a alta presión y, por lo tanto, deben ser cilíndricos. Pero el hidrógeno líquido como combustible evita la necesidad de que los depósitos estén presurizados. De esta manera, podemos darles la forma que más convenga para montarlos bajo el piso del coche. En este caso, un Toyota GR Corolla.

Es una ventaja significativa de cara a mejorar la estructura del vehículo. Además, el hidrógeno líquido como combustible nos permite contar con estaciones de hidrógeno móviles más compactas. La licuación reduce el tamaño que deben tener los camiones de transporte y elimina la necesidad de instalaciones con presiones de hasta 70 MPa.

En otras palabras, el impacto de la estación se reduce en hasta una cuarta parte de lo que sería necesario para el hidrógeno gaseoso. Adicionalmente, nos permite repostar múltiples vehículos, uno después de otro, al evitar la presión. Ahora, nuestro mayor reto es mantener el hidrógeno líquido a la temperatura adecuada.

El reto del hidrógeno líquido como combustible

Con el Toyota GR Corolla impulsado por hidrógeno líquido marcamos dos hitos en 2022. Era el primer prototipo propulsado por hidrógeno líquido y la primera vez en la historia en la que este combustible pisaba un circuito. El vehículo participó en tres sesiones, simulando condiciones reales de competición.

Es decir, compartiendo la pista con otros vehículos y repostando en los momentos indicados por el reglamento de competición. De esta forma descubrimos que el mayor reto es mantener una bajísima temperatura, de -253°C, durante el repostaje y almacenamiento del hidrógeno.

Además, nuestro equipo debe afrontar la evaporación natural cuando los depósitos se calientan. El piloto Masahiro Sasaki, a los mandos del Toyota GR Corolla, espera que la agilidad del desarrollo conseguido en los circuitos acabe reflejándose en los automóviles de uso cotidiano. A lo largo de este 2023, el reto acelerar el ritmo del desarrollo tecnológico del hidrógeno líquido como combustible.

Nuestro objetivo es lograr una sociedad neutra en carbono. Para nosotros, la electrificación es solo el comienzo. Queremos ir más allá, como demuestra nuestra estrategia Let's go beyond. Desde ciudades que solo funcionan con hidrógeno hasta soluciones de movilidad que beneficien a todos. En Toyota nos esforzamos por crear un mundo y una sociedad más inclusiva y sostenible. En esencia, un mundo mejor.