¿Has sufrido la hipnosis de la carretera?

Qué es y cómo prevenir la hipnosis de la carretera

A la hora de ponernos tras el volante todos nuestros actos deben centrarse en prevenir cualquier situación de peligro. Sin embargo en algunos momentos nuestro cuerpo puede responder de una forma muy diferente a la que nosotros esperamos. La hipnosis de carretera, también llamada fiebre de la línea blanca, puede ser una de esas situaciones en las que elevemos el riesgo. Pero, ¿qué lo causa?

La hipnosis de la carretera puede ponernos en una situación muy comprometida sin que nos demos cuenta. El término fue acuñado en la década de los 60, durante uno de los primeros estudios de seguridad vial. También conocido como la fiebre de la línea blanca, este fenómeno psíquico no entiende ni de edades ni de sexos. Puede afectarnos a todos de forma generalizada, principalmente durante la noche.

¿Qué es la hipnosis de la carretera?

La Dirección General de Tráfico define este problema como una pausa psíquica durante la cual se pueden llegar a sufrir alucinaciones o ilusiones en las que el conductor cree ver algo que no se corresponde con la realidad. Esto obviamente puede provocar una acción incorrecta al volante y por lo tanto alta probabilidad de sufrir un accidente.

¿Has sufrido hipnosis de carretera?
Cansancio, aburrimiento o deshidratación son las causas más comunes de la hipnosis de carretera
Combatir la hipnosis de la carretera
El sistema Safety Sense de Toyota te recomendará parar para que descanses y evitar la hipnosis de carretera

También se ha demostrado que la hipnosis de la carretera puede considerarse como un estado de trance mental durante el cual el conductor está totalmente abstraído del exterior. En ese caso, al contrario que en el anterior, el conductor puede llegar a no responder ante una situación de peligro, lo que a su vez puede ser causa de accidente o riesgo al volante.

Por traducirlo de alguna manera, es como si condujéramos sin estar atentos y sin darnos cuenta de lo que nos rodea. Seguramente más de uno lo haya sentido alguna vez en un viaje largo. Darte cuenta que durante un momento has estado conduciendo pero que sin motivo aparente has estado con la mirada perdida y completamente ajeno a todo lo que pasaba a tu alrededor.

¿Por qué se produce la hipnosis de la carretera?

Como tal, no hay una causa fija y evidente. Es un cúmulo de circunstancias lo que nos lleva a sufrir este problema. Cansancio, aburrimiento o deshidratación son algunas de los motivos más habituales por los cuales podemos sufrir la hipnosis de la carretera. Pero hay algunos más.

Se ha demostrado que al conducir de noche elevamos la posibilidad de sufrir este problema. El efecto de las luces de coches en sentido contrario y el efecto de nuestras propias luces causan diferentes juegos de sombras que pueden llegar a hipnotizarnos haciendo que entremos en ese trance mental que tan peligroso puede llegar a resultar.

El cansancio y la fatiga son los motivos más habituales. En ese estado el cuerpo tiende a relajarse hasta tal el punto en el que la mente desconecta con la realidad. En un estado más avanzado de somnolencia puede provocar que nos quedemos dormidos al volante.

Conducir solos o realizar recorridos habituales suelen tener un efecto negativo y potenciador de la hipnosis de la carretera. El hecho de hacer de forma habitual un trayecto puede hacer que prestemos menos atención a la carretera y desconectemos parte de nuestro cerebro al estar acostumbrados a los mismos estímulos como carteles, curvas o paisaje.

¿Cómo podemos prevenir la hipnosis de la carretera?

Ante todo, debemos estar atentos y concentrarnos lo máximo posible a la hora de conducir. Ya sea de día o de noche, en recorridos largos o cortos, conocidos o desconocidos, tenemos que estar alerta de la carretera y el tráfico que nos rodea. Esta es la mejor de las soluciones para evitar la hipnosis de la carretera.

Diferentes estudios han demostrado que pasadas 3 horas o 400 kilómetros al volante el sistema nervioso desfallece y se multiplica por dos el riesgo de sufrir la hipnosis de la carretera. Por este motivo es aconsejable parar y descansar cada 2 horas para descansar e hidratarse. No es una mera cuestión física, también conviene descansar la mente.

A la hora de conducir no debemos fijar nuestra vista en un solo punto. Esto provocará que el campo visual se reduzca y empecemos a quedar hipnotizados. Desvía la mirada hacia otros puntos de forma regular, como por ejemplo los espejos retrovisores. Pequeñas ráfagas visuales de un par de segundos permitirán refrescar la mirada y estar más atento.

Desde Toyota, ponemos nuestro grano de arena para ayudar a prevenir la hipnosis de la carretera con el sistema de seguridad Toyota Safety Sense. Diferentes sensores y cámaras recogen información sobre el conductor alertando ante posibles estados de somnolencia o desatención.

Cuando nos recomiendan parar cada 2 horas o 200 kilómetros no es por gusto. Las recomendaciones están ahí para vigilar nuestra seguridad y la de los demás. La hipnosis de la carretera es un problema que puede afectar a cualquier conductor. Sigue los consejos que te hemos dejado: hidrátate bien, permanece atento y ante el menor síntoma de cansancio para a descansar aunque sea unos minutos.

Más sobre Consejos Toyota

Un parabrisas roto puede acabar en multa Un parabrisas roto puede acabar en multa El parabrisas es un elemento de seguridad pasiva que debemos mantener en buen estado. Trucos infalibles para aparcar a la primera Trucos infalibles para aparcar a la primera Con estos sencillos consejos aparcarás sin apenas maniobras en línea, en batería y en oblicuo. ¿Ha mejorado la Seguridad Vial en España? ¿Ha mejorado la Seguridad Vial en España? La tecnología ha jugado un papel importante en materia de seguridad en los últimos años. El mejor seguro del automóvil para tu familia El mejor seguro del automóvil para tu familia Tu familia, y especialmente tu bebé, viajaréis más tranquilos con un seguro del automóvil de calidad.
Tu configuración de cookies

Utilizamos cookies para ofrecerte la mejor experiencia en nuestra web, proporcionar servicios y herramientas a terceros, entender y mejorar el funcionamiento de la web y con fines publicitarios. Te recomendamos que mantengas todas las cookies o si no estás acuerdo puedes modificarlas pinchando la opción configuración de cookies. Más información en nuestra Política de Cookies.