1. World of Toyota
  2. Articles News Events
  3. 2017
  4. conoce-sistemas-seguridad-vehiculos-toyota

Cómo saber si un coche es seguro

Te enseñamos a saber si un coche es seguro
Los vehículos cuentan con dispositivos de seguridad pasivos, activos, e incluso con avances tecnológicos destinados a garantizar tu seguridad. ¿Cuáles son? Aquí tienes una lista. ¿Sabes si estás bien protegido en tu coche? ¿Vas a comprarte un coche nuevo y no sabes cómo comprobar si el coche que te gusta es seguro?

El desarrollo y evolución en materia de seguridad han marcado y siguen marcando las guías de progreso para las marcas. En esta guía te damos las claves de los elementos de seguridad que puedes encontrar en un vehículo. Revisa si tu coche o tu futuro coche, cuenta con las condiciones más avanzadas con esta lista:

1. Sistemas de seguridad activa

Son todos aquellos elementos que contribuyen a proporcionar una mayor eficacia y estabilidad al vehículo en marcha y, en la medida de lo posible, evitar un accidente.

Sistema de frenado. El ABS o el antibloqueo de frenos previenen que las ruedas se bloqueen al frenar, lo cual permite que el coche permanezca estable, que el conductor mantenga el control sobre el vehículo pudiendo cambiar de dirección para evadir obstáculos, y que se reduzca por tanto la distancia de frenado.

Sistema de dirección. Garantiza la correcta maniobra del vehículo. Los sistemas de dirección de los coches actuales se endurecen a altas velocidades para evitar posibles accidentes.

El control inteligente de las luces de carretera detecta a los vehículos que se aproximan gracias a la cámara de a bordo y ajusta las luces en función de su posición.
El Blind Spot Monitor (BSM) te advierte de la presencia de algún objeto que escapa de tu campo de visión a través de los espejos, con antelación suficiente para reaccionar.

Control de estabilidad. También conocido como sistema “antivuelcos”, ESP o VSC. Controla la inestabilidad del vehículo mediante un avanzado sistema de tracción. Por ejemplo, si se empieza a perder agarre y control al tomar una curva con el asfalto mojado, los sistemas VSC entrarán en acción y aplicarán a cada una de las ruedas la presión de frenada y el ángulo de giro del volante necesarios para que se recupere el control del coche y se reduzca el riesgo de accidente.

Sistema de suspensión. El coche  se mantiene estable y absorbe las irregularidades de la carretera gracias a las barras estabilizadoras que conectan las dos ruedas de cada eje.

Neumáticos. El compuesto y su dibujo deben garantizar tracción adecuada en cualquier clima y condición, por lo que deben estar en las mejores condiciones. Además, cuentan con sensores de presión que nos avisan con suficiente antelación de un pinchazo, o simplemente de una presión insuficiente. Recuerda que un neumático con la presión muy baja es peligroso.

2. Avances tecnológicos en la seguridad activa de la automoción

Algunos fabricantes no se conforman con elementos básicos y de obligado cumplimiento y van un poco más allá. Hablamos de la posibilidad, incluso, de detectar la presencia de un objeto, de un peatón en la calzada, de día o de noche, y que el conductor sea avisado para que frene. Y si hay riesgo de colisión, el coche podría hacerlo por él.

Gracias a Toyota Assist, un conjunto de sistemas y funcionalidades de asistencia a la conducción y al aparcamiento, podrás sentirte seguro. Se compone por Toyota Safety Sense, donde encontrarás sistemas como el precolisión, mencionado anteriormente, el Sistema de mantenimiento de trayectoria, el control de crucero adaptativo o el control inteligente de luces de Carretera.

3. Dispositivos de seguridad pasiva en un automóvil

Son los elementos que reducen al mínimo los daños que se pueden producir cuando el accidente es inevitable.

Cinturones de seguridad. Imprescindibles y básicos para todos los ocupantes. En caso de impacto, cuentan con un dispositivo que bloquea el mecanismo en caso de sufrir una fuerte desaceleración. Es decir, evitan que salgamos disparados por frenazo o colisión.

Airbags. Son unas bolsas de aire que, en caso de colisión, se inflan en milésimas de segundo con el objetivo de impedir que los ocupantes se golpeen directamente con alguna parte del vehículo. Toyota ya incluye hasta 7 airbags de serie en alguno de los modelos y no ha dejado de innovar a este respecto, los sobresalientes resultados en las pruebas EuroNCAP así lo confirman.

Reposacabezas. Fundamentales en la protección frente a lesiones de la columna vertebral. Es especialmente efectivo en caso de alcances a baja velocidad y en el rebote de colisiones frontales.

Chasis y Carrocería. En ambos existen zonas capaces de absorber la energía en caso de un impacto.

Cristales. El compuesto del cristal del parabrisas está preparado para que, en caso de accidente, no salten astillas que puedan dañar a los pasajeros del vehículo.

Es importante que, por último, tengas en cuenta que para lograr que tu vehículo cuente con las herramientas para garantizar tu seguridad, tienes que implicarte. Dicho de otro modo: recuerda que es necesario que realices el mantenimiento del coche que te recomienda el fabricante. No te la juegues.