1. Articles News Events
  2. que-consume-menos-coche-hibrido-o-hibrido-enchufable

¿Qué consume menos: un coche híbrido o híbrido enchufable?

¿Estás dudando entre adquirir un coche híbrido o un híbrido enchufable? ¿El consumo es algo determinante para ti? Sigue leyendo, te damos las claves para ayudarte.
¿Estás cansado de pagar cada vez más por la gasolina? ¿Buscas un coche fiable y que, sobre todo, te ayude a reducir la factura mensual de combustible? Si el ahorro en consumo es algo fundamental para ti, la tecnología eléctrica puede ayudarte. Incluso, si un coche 100% eléctrico no cubre tus necesidades de movilidad, dispones de opciones intermedias como es el caso los vehículos híbridos e híbridos enchufables. 

Los coches híbridos son una gran alternativa para quienes buscan dar un paso hacia delante respecto a los coches de combustión, pero todavía no contemplan dar el salto al vehículo 100% eléctrico.

Dentro de los híbridos, disponemos de dos opciones distintas: los híbridos eléctricos y los híbridos enchufables. Los dos son similares en su funcionamiento pues ambos cuentan con un tren motriz compuesto por un motor de combustión interna (gasolina), un motor eléctrico y un paquete de baterías.

  • Toyota C-HR Plug-in Hybrid
  • Toyota C-HR híbrido enchufable

Las diferencias principales estriban en dos aspectos:

  • El tamaño de la batería. Las baterías de los híbridos enchufables son de mayor tamaño, como por ejemplo en el nuevo Toyota C-HR enchufable  o en el caso de la versión híbrida enchufable del RAV4 (el Toyota RAV4 Plug-in Hybrid). En el caso del RAV4 Plug-in hablamos de 18,1 kWh de capacidad mientras que la batería de la versión híbrida eléctrica Toyota RAV4 Electric Hybrid es de 1,59 kWh.
  • La forma de recarga de la batería. Mientras la batería de los híbridos se recarga mediante las frenadas regenerativas y la energía restante del motor de combustión – lo que le permite funcionar en modo 100% eléctrico en tramos cortos por ciudad-, la del híbrido enchufable puede recargarse por medio de un cable que se conecta bien al suministro eléctrico de nuestro hogar bien a los puntos de recarga públicos.

Estas dos diferencias, aplicadas a tus necesidades de movilidad, son las que determinarán el consumo de combustible final de cada tipo de híbrido.

¿Por dónde conduces?

Simplificando mucho (y sin tener en cuenta las mil casuísticas que pueden darse para cada conductor), si no haces muchos kilómetros y sueles moverte por ciudad, ambas opciones encajan perfectamente. Con un coche híbrido enchufable, y conduciendo por ciudad, podrás ir prácticamente siempre en modo eléctrico y conseguir una gran ahorro en el consumo de gasolina, ya que el motor de combustión no entrará en acción. Lo único que necesitarás es un punto de carga, ya sea en casa o en algún punto público.

Con un coche híbrido eléctrico, gracias a su frenada regenerativa, no hará falta tener a mano un punto de carga, ya que la batería se cargará con el frenado, y podrás disfrutar igual de la combinación de dos mundos: el motor eléctrico y el de combustión, llegando a conducir algunos tramos en ciudad en modo 100% eléctrico, y siempre optimizando el consumo de combustible. Ideal si no quieres depender exclusivamente de un punto de carga.

Si por el contrario, circulas por carretera o incluso si haces un uso mixto de tu coche, un híbrido enchufable es una gran alternativa para ahorrar combustible. Especialmente si puedes instalar un punto de recarga en tu hogar. El disponer de una batería de mayor tamaño que se recarga a través del suministro eléctrico del hogar permite aumentar exponencialmente la cantidad de kilómetros recorridos en modo 100% eléctrico. De esta forma obtenemos mayor ahorro en combustible y un mayor tiempo sin emisiones (es por ello que los híbridos enchufables se benefician del distintivo 0 emisiones de la DGT).

En definitiva, ambas son tecnologías electrificadas y eficientes y conseguirás un notable ahorro en combustible. Tomando la pregunta inicial, cuál consume menos, un híbrido eléctrico o un híbrido enchufable, dependerá siempre de su uso. Si siempre te vas a mover por ciudad (40-60 km) y puedes cargarlo diariamente, un híbrido enchufable no te consumirá, porque conducirás siempre en eléctrico. El ahorro será total. Si por el contrario no puedes cargarlo de forma diaria, entonces quizá sea mejor un híbrido eléctrico, cuyo ahorro en consumo es notable vs un coche de combustión tradicional.

Decantarte por una u otra dependerá de tus necesidades. Si aún te quedan dudas, recuerda que cuentas con asesores de Toyota que podrán responder a cualquier pregunta que tengas sobre los múltiples modelos Toyota disponibles en versión híbrida e híbrida enchufable.