Neumáticos de verano, todo lo que debes saber

Descubre toda la información de los neumáticos de verano

Con la llegada del verano llega el momento de realizar los viajes por carretera más largos del año. Las ansiadas vacaciones están a la vuelta de la esquina, pero antes de salir hay que poner a punto nuestro coche, y eso incluye nuestros neumáticos de verano. Un punto esencial en la seguridad.

Los neumáticos son el único punto que une el coche a la carretera. Su buen estado es esencial para la seguridad. En el mercado encontramos una amplia variedad de opciones con las que calzar a nuestro coche. Neumáticos de verano o neumáticos de invierno. Cada uno de ellos tiene sus ventajas e inconvenientes, pero en este caso vamos a centrarnos en los neumáticos de verano, los más comunes en España.

En la industria automotriz, cuando hablamos de evolución, no solo hay que pensar en los vehículos en sí, también en los muchos componentes que éstos integran. De los primeros neumáticos a los actuales muchas cosas han cambiado. La oferta comercial actual es capaz de adaptarse a las necesidades y particularidades de cada cliente. Hay tantos modelos como opciones. Así que es importante saber cómo elegir bien los neumáticos.

Dada nuestra situación geográfica, España disfruta de una buena climatología durante la mayor parte del año, y esto provoca que la temperatura media sea muy favorable a los neumáticos de verano. Sin embargo, también hay zonas donde el tiempo no es tan favorecedor, y es entonces cuando surge la necesidad de los neumáticos de invierno. Cuanto más baja sea la temperatura mejor actúan, pero en esta ocasión nos vamos a centrar en los compuestos de verano.

¿Cómo elegir los mejores neumáticos para el verano?
Los neumáticos son parte esencial de la seguridad de nuestro coche. Su estado debe ser siempre perfecto.
Neumáticos de verano, esenciales para tu seguridad
Antes de un largo viaje ponte en manos de profesionales para verificar el estado de tus neumáticos.

Neumáticos de verano, ventajas e inconvenientes

Como su propio nombre indica, los neumáticos de verano son los más recomendables para temperaturas cálidas, generalmente a partir de los siete grados centígrados. Por debajo de esa temperatura es aconsejable montar neumáticos de invierno para maximizar el agarre y mejorar la seguridad. También existe la posibilidad de montar neumáticos All-Season, aptos para todo tipo de climas, pero con el calor lo más recomendable son ruedas de verano.

Su química particular los hace especialmente funcionales con temperaturas altas. A diferencia de otros neumáticos, con el calor un neumático de verano no sufre una degradación importante. Por ejemplo, si usásemos un neumático específico de frío en climas cálidos la vida útil sería muy corta. Así que la primera ventaja para los compuestos de verano es la durabilidad con temperaturas altas, algo muy común en gran parte del territorio español.

Un mejor rango de trabajo de las ruedas implica una mejora en los niveles de seguridad. Si aceleramos la degradación de un neumático incrementaremos el riesgo de tener un pinchazo o incluso un peligroso reventón. También afectará al rendimiento general del coche desgastando otros componentes mecánicos como los frenos o la suspensión. Por último, también hay que decir que el consumo de carburante se ve afectado.

Con la llegada de las altas temperaturas los neumáticos sufren mucho. Además del calor generado por la rodadura en sí hay que sumar la temperatura abrasadora del asfalto. En verano es recomendable revisar la presión de los neumáticos más habitualmente que en otros momentos del año. También hay que ajustar la presión a las condiciones del viaje. La carga no será la misma si viajamos solos que si viajamos con el coche lleno y con todas las plazas ocupadas. En el libro de mantenimiento de tu coche vendrá indicado.

Siempre recomendamos pasar por un taller oficial para hacer una revisión previa a los largos viajes veraniegos. En estas inspecciones vitales gran parte de la atención se centra en el estado general de los neumáticos. Cabe recordar que circular con un neumático degradado no solo es un riesgo, también es motivo de infracción y multa. Revisa que el dibujo de la rueda sea el correcto, con una profundidad nunca inferior a 1,6 milímetros.

Por otro lado, en verano es habitual que las lluvias sean cortas pero intensas. En esas condiciones extrema las precauciones porque los neumáticos de verano no son los mejores ante un problema de aquaplaning.

Los compuestos de verano son los ideales para los viajes estacionales. Antes de emprender un largo trayecto haz una revisión profunda del estado de los neumáticos. Comprueba la presión y ajústala a las condiciones del viaje y del tiempo. Chequea que el estado general sea bueno y que el dibujo cumple con los mínimos legales. Ante cualquier problema acude a un taller oficial y ponte en manos de expertos, ellos te explicarán cómo elegir los neumáticos de tu coche.

Más sobre Consejos Toyota

Elimina los restos de resina de tu coche Elimina los restos de resina de tu coche Consejos, trucos y lo que nunca debes hacer para quitar las manchas de resina del coche. Cómo evitar averías en el filtro antipartículas Cómo evitar averías en el filtro antipartículas Aprende a conservar en buen estado el filtro antipartículas del coche con estos simples trucos. El color del humo revela la avería El color del humo revela la avería Descubre la avería de tu coche según el color del humo. ¿Cómo afectan los atascos a tu coche? ¿Cómo afectan los atascos a tu coche? Los atascos provocan que muchos componentes se resientan y desgasten prematuramente. Aprende cómo evitarlo.
Tu configuración de cookies

Utilizamos cookies para ofrecerte la mejor experiencia en nuestra web, proporcionar servicios y herramientas a terceros, entender y mejorar el funcionamiento de la web y con fines publicitarios. Te recomendamos que mantengas todas las cookies o si no estás acuerdo puedes modificarlas pinchando la opción configuración de cookies. Más información en nuestra Política de Cookies.