1. World of Toyota
  2. Articles News Events
  3. contaminacion-coches-electricos

¿Los coches eléctricos contaminan?

Resuelve todas tus dudas sobre el coche eléctrico
¿Te has preguntado alguna vez si los coches eléctricos contaminan o si son realmente tan ecológicos como dicen? Si es así, ¡vamos a aclarar todas tus dudas! Los coches eléctricos no emiten gases de escape, lo que reduce en gran parte la contaminación. Aunque todavía la producción de electricidad y la extracción de materiales para las baterías puede ser contaminante, los avances tecnológicos lograrán en poco tiempo reducir aún más la huella de carbono del coche eléctrico.

Los coches eléctricos son una excelente alternativa para reducir la contaminación y cuidar nuestro planeta. Los eléctricos como el Toyota bZ4X son una opción mucho más limpia que los vehículos tradicionales que funcionan con gasolina o diésel. Y tú te preguntarás, ¿por qué? Bueno, es sencillo: ¡porque son cero emisiones! Sí, así como lo oyes, no hay humo ni partículas dañinas para el medio ambiente y la salud saliendo por el tubo de escape.

La huella de carbono de un coche eléctrico

La huella de carbono es una forma de medir cuánto daño ambiental le estás haciendo al planeta al circular en coche. ¿Cómo se mide eso? Pues básicamente contabilizando la cantidad de gases de efecto invernadero (como el CO2) que emites al entorno al realizar una actividad o utilizar un producto, ya sea directa o indirectamente.

Esta variable también sirve para determinar cuánto contamina un coche eléctrico como el Toyota bZ4X. En este sentido, la huella de carbono de un vehículo eléctrico es significativamente menor en comparación con la de un vehículo de gasolina o diésel, convirtiéndole así en una opción mucho más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Se calcula que la huella de carbono de un coche eléctrico supone en torno a un 67% menos que la de un coche gasolina o diésel. ¡Eso significa que estás emitiendo mucho menos CO2 y gases NOx, uno de los contaminantes más nocivos propios de los motores diésel, al aire!

A pesar de que la fabricación de los coches eléctricos puede generar emisiones de carbono, estas emisiones se compensan porque durante su vida útil dejan una menor huella de carbono operativa y son vehículos que apuestan por una combinación de energía más limpia. Así se consigue equilibrar la balanza de las emisiones y lograr un mundo mejor.

Contaminación coche eléctrico vs. coche de gasolina

Si te preocupa el medio ambiente y quieres saber si contamina más un coche eléctrico o uno de gasolina, la respuesta es clara: los coches eléctricos tienden a ser una opción más limpia y menos contaminante en comparación con los vehículos de gasolina.

Estas son algunas razones clave que respaldan la afirmación de que los coches eléctricos son menos contaminantes que los de gasolina:

  • Los coches eléctricos Toyota, como el Toyota bZ4X, generan menos emisiones de gases de efecto invernadero que los coches de gasolina, lo que contribuye a que su huella de carbono sea menor y a la lucha contra el cambio climático.
  • Los coches eléctricos suelen tener costes de mantenimiento más bajos que los vehículos de gasolina, ya que no requieren cambios de aceite ni reemplazo de bujías, lo que puede resultar un ahorro significativo a lo largo del tiempo en piezas que pueden ser contaminantes para el entorno.
  • Los coches eléctricos no emiten contaminantes locales como óxidos de nitrógeno y partículas finas, lo que contribuye a una mejor calidad del aire en entornos urbanos y a una reducción de problemas respiratorios asociados con la contaminación del aire.

¿Los coches eléctricos contaminan?

Los coches eléctricos son una excelente opción si estás pensando en reducir tu huella de carbono y ayudar al medio ambiente.

Para empezar, es cierto que durante su conducción estos vehículos no emiten gases de efecto invernadero como hacen los coches convencionales. Sin embargo, aunque no haya humo negro saliendo por el tubo de escape, la producción de la electricidad que alimenta a los coches eléctricos puede ser contaminante si esa electricidad proviene de fuentes como el carbón o el petróleo. A pesar de ello, cada vez se apuesta más por fuentes de energía renovables como la solar, hidroeléctrica y eólica, lo que va a permitir que la movilidad de los eléctricos, como el Toyota bZ4X sea más ecológica en un futuro cercano.

Otro aspecto a considerar cuando hablamos de si los coches eléctricos contaminan es su proceso de fabricación. En este sentido, la extracción de los materiales necesarios para sus baterías, como el litio, puede tener un impacto ambiental. Por eso, en Toyota apostamos continuamente por la investigación para lograr avances tecnológicos en las baterías y en otros componentes.

Esto nos permite ofrecer soluciones más sostenibles, que reduzcan la contaminación y las emisiones de CO2 tanto en el proceso de fabricación como en la conducción de nuestros vehículos. Muestra de ello, es el avance conseguido por Toyota hasta ahora, en los más de veinticinco años en el camino de la electrificación, siendo la tecnología electrificada más testada y ofreciendo al cliente las soluciones más eficientes y adecuadas en cada momento.

Desde el primer Prius híbrido, lanzado en 1997, hemos conseguido reducir los materiales usados durante el proceso de fabricación de nuestros eléctricos: 18 millones de vehículos híbridos solo usaron materiales por el equivalente a 260.000 vehículos 100% eléctricos. Somos conscientes de que es una carrera de fondo pero con el paso del tiempo, los avances tecnológicos en electrificación  y nuestro compromiso, la contaminación durante nuestros proceso de fabricación se ha reducido muy notablemente.

  • La huella de carbono de un eléctrico es un 67% aprox. menos que la de un gasolina o diésel.
  • Durante su conducción los coches eléctricos no emiten gases de efecto invernadero.

Let´s go beyond: más allá de las cero emisiones

En Toyota tenemos como objetivo poner en el mercado coches ecológicos 100% sostenibles. Para lograrlo, nos hemos propuesto cumplir una serie de desafíos ambientales con el fin de reducir nuestro impacto ambiental y contribuir positivamente al medio ambiente y la sociedad. Estos desafíos incluyen:

  1. Reducción de las emisiones de CO2 en la operación de vehículos nuevos hasta en un 90 %, utilizando productos de hidrógeno como el Mirai  que promueve un futuro con bajas emisiones de carbono.
  2. Eliminación completa de emisiones CO2 en todo el ciclo de vida del vehículo, desde la producción de piezas hasta su desecho, colaborando para ello estrechamente con proveedores y distribuidores.
  3. Alcanzar Cero Emisiones de CO2 en todas las plantas Toyota del mundo, implementando proyectos que reduzcan el consumo de energía y aumenten el uso de energías renovables.
  4. Conservación y protección de los recursos hídricos, gestionando el agua eficientemente a través del consumo responsable, reutilización del agua de lluvia y tratamiento de vertidos.
  5. Apoyo a una sociedad de reciclaje mediante el uso de materiales sostenibles y la eliminación del desperdicio, buscando formas de mantener los materiales circulando y fuera de los vertederos.
  6. Trabajo en armonía con la naturaleza, reduciendo la alteración de hábitats naturales mientras planifican, construyen y administran sus instalaciones.

Queremos ir más allá de las cero emisiones, hasta un punto en el que nuestros productos y servicios solo contribuyan positivamente a la sociedad. Eso significa productos e iniciativas que mejoran las comunidades, las sociedad y el planeta.

En definitiva, los coches eléctricos son una excelente alternativa para reducir la contaminación y cuidar nuestro planeta. Así que, si estás pensando en cambiar de vehículo, quizás deberías considerar pasarte al lado eléctrico de la fuerza y elegir un Toyota eléctrico. ¡No te arrepentirás!