Turbo rotondas: ¿Sabes cómo circular en ellas?

Una solución brillante para mejorar la fluidez y la seguridad

Las turbo rotondas nacieron a finales de la década de 1990 con el objetivo de mejorar la capacidad de las glorietas tradicionales. Como son muchos los conductores que no tienen claro cómo se debe circular en una rotonda -especialmente cuando hay muchos carriles -, con el diseño de las turbo rotondas se resuelve esta cuestión. Descubre cómo circular por una turbo rotonda correctamente.

Seguro que en más de una ocasión te has encontrado con alguna sorpresa desagradable circulando por una rotonda. Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), el 75% de los conductores no sabe cómo circular en una glorieta; el 68% circula por el carril inadecuado y el 77% no sabe distinguir entre cambio de sentido y de circulación.

¿Sorprendido? Pues a eso hemos de añadir que el 20% de los conductores no utiliza el intermitente en las glorietas; el 45% usa el carril interior para salir de la rotonda y que el 15% hace las glorietas rectas, sin respetar los carriles.

Con el objetivo de aumentar la fluidez de circulación y la seguridad en las glorietas, evitar los problemas que surgen del desconocimiento de su uso e incrementar la seguridad de los usuarios de la vía, Mr. L.G.H. Fortuijn inventó en 1998 las turbo rotondas en los Países Bajos. Gracias a su intuitivo diseño, no se limita su capacidad ni se perturba su correcto funcionamiento.

A España, llegaron unos años más tarde. No fue hasta 2009 cuando llegó la primera turbo rotonda al norte de nuestro país, en Asturias y, desde entonces, se han ido construyendo más turbo rotondas en todo el plano nacional.

Las turbo rotondas llegaron a España en 2009
Las turbo rotondas distribuyen mejor el tráfico y disminuyen el riesgo de colisión
Turbo rotondas: ¿Sabes cómo circular en ellas?
Gracias a su diseño, circular en una turbo rotonda es más sencillo que en las glorietas tradicionales

¿Cómo son las turbo rotondas?

Las turbo rotondas, también conocidas como turbo glorietas, son un tipo de intersecciones que le dan una vuelta de tuerca al concepto convencional de rotonda. Se presentan como una isleta central de forma no circular que canaliza el tráfico desde las entradas y a lo largo de la calzada, según el destino que se quiera seguir.

Su diseño encauza el tráfico hacia diferentes salidas, de forma que no es posible dar una vuelta completa a la glorieta por el carril exterior, y en ellas reinan las mismas normas de circulación que en las rotondas convencionales: los vehículos que circulan por la turbo rotonda tienen prioridad sobre los que van a acceder a ella.

Gracias a las líneas continuas que separan los carriles, el tráfico va dirigido desde que entra en la turbo glorieta hasta que sale de ella, evitando así los puntos de conflicto y aumentando la seguridad.

¿Qué tipos de turbo rotondas hay?

Esencialmente hay dos tipos de turbo rotondas, las que están señalizadas y las que no. Las turbo glorietas no señalizadas tienen 2 o 3 carriles por ramal de entrada y aportan mayor capacidad que una rotonda de un único carril, pero no tanta como una señalizada. Las turbo rotondas señalizadas presentan entre 4 y 6 carriles de entrada, aunque el de salida nunca tiene más de 2 carriles.

¿Cómo se circula en una turbo rotonda?

Circular en una turbo rotonda no entraña ninguna complicación, todo lo contrario. Lo más importante es prestar atención a la señalización - si la hubiera - al aproximarte a ella, de forma que puedas situarte en el carril correcto antes de acceder a la turbo glorieta. Recuerda que una vez estés dentro de la turbo rotonda, las líneas continúas te impedirán rectificar tu trayectoria.

Como hemos comentado, las turbo rotondas pueden tener hasta seis carriles de entrada, pero no hay razón para agobiarse si sabemos en qué dirección queremos ir:

  • Si hemos de girar a la derecha por alguna de las primeras salidas, utilizaremos alguno de los carriles del lado derecho, que nos guiarán por la parte más exterior de la turbo glorieta hasta nuestra salida. 
  • Si por el contrario vamos a tomar una de las últimas salidas, deberemos colocarnos en alguno de los carriles del lado izquierdo. De esta forma, circularemos por casi toda la turbo rotonda antes de salir, por la parte más interior de ésta. 
  • Por último, para seguir recto, deberemos ubicarnos en alguno de los carriles de entrada centrales, a fin de que la turbo rotonda nos guíe entre los carriles de aquellos que giran hacia la derecha y de los que lo hacen hacia la izquierda.

En las turbo rotondas siempre se circula en espiral de la entrada a la salida y este diseño permite aligerar la circulación cuando la mayor cantidad de tráfico se desvía en los primeros dos ramales.

Como ves, teniendo clara la dirección que hemos de tomar la propia turbo rotonda nos guiará de forma rápida y segura hacia nuestra salida. Respeta las líneas marcadas en el suelo, las reglas de preferencia de paso ¡Y déjate llevar!

Más sobre Consejos Toyota

Aumenta la visibilidad al volante con estos trucos Aumenta la visibilidad al volante con estos trucos Disponer de la mejor visibilidad al volante es garantía de aumentar la seguridad en nuestros viajes. Un parabrisas roto puede acabar en multa Un parabrisas roto puede acabar en multa El parabrisas es un elemento de seguridad pasiva que debemos mantener en buen estado. Trucos infalibles para aparcar a la primera Trucos infalibles para aparcar a la primera Con estos sencillos consejos aparcarás sin apenas maniobras en línea, en batería y en oblicuo. ¿Ha mejorado la Seguridad Vial en España? ¿Ha mejorado la Seguridad Vial en España? La tecnología ha jugado un papel importante en materia de seguridad en los últimos años.
Tu configuración de cookies

Utilizamos cookies para ofrecerte la mejor experiencia en nuestra web, proporcionar servicios y herramientas a terceros, entender y mejorar el funcionamiento de la web y con fines publicitarios. Te recomendamos que mantengas todas las cookies o si no estás acuerdo puedes modificarlas pinchando la opción configuración de cookies. Más información en nuestra Política de Cookies.