1. World of Toyota
  2. Articles News Events
  3. convertir-furgoneta-vehiculo-isotermo-toyota

Cómo convertir tu furgoneta en vehículo isotermo

Lo que necesitas saber del certificado ATP para vehículo isotermo
Cualquier furgoneta LCV (vehículo comercial ligero) de Toyota puede convertirse, mediante una adaptación, en un vehículo isotermo para el transporte de mercancías especiales o perecederas. Hay que saber en qué consiste el proceso de conversión en vehículo isotermo o frigorífico y cómo llevarlo a cabo para satisfacer la normativa vigente ¿Nos ponemos manos a la obra?

Muchos profesionales requieren un vehículo isotermo para desarrollar su labor. Transporte de alimentos frescos, distribución de medicamentos, envíos de hielo, entre otros. Cada mercancía tiene unas necesidades concretas y un vehículo adaptado Toyota es la respuesta a tus necesidades. Hoy te vamos a explicar cómo adaptar tu furgoneta en un vehículo isotermo.

Cuando hablamos de los requisitos necesarios para el transporte de mercancías perecederas, hemos de hacer hincapié en nuestro vehículo ATP. Esos vehículos son furgonetas debidamente transformadas que, para cumplir con la normativa vigente, deben cumplir una serie de requisitos.

Si quieres ver el resultado, no te pierdas el vídeo con las Toyota Proace y Proace City como protagonistas.

Conoce los tipos de vehículo para transportar mercancías perecederas

Vehículo frigorífico, furgoneta isotermo, vehículo refrigerado… existen diferentes tipos de vehículos en los que podemos transportar mercancías perecederas. Cada mercancía tiene sus necesidades de temperatura específicas. Por eso, para poder cumplir la normativa vigente, hemos de elegir cuidadosamente el vehículo que vamos a emplear.

Atendiendo a la normativa vigente para el transporte terrestre de productos de temperatura regulada hay diferentes tipos de vehículos:

  • Isotermos: Vehículo con caja aislada del exterior mediante el panelado aislante de puertas, paneles, techo y suelo. Esto asegurará que se limiten los intercambios de calor entre el interior y el exterior.
  • Refrigerado: Vehículo isotermo que dispone de una fuente de frío no mecánica que es capaz de bajar la temperatura del habitáculo y mantenerla con una temperatura exterior media de 30ºC. Podrá llegar a los -20ºC en función del tipo de vehículo refrigerado que se trate.
  • Frigorífico: Vehículo isotermo que consta de una fuente frigorífica capaz de bajar y mantener una temperatura desde 12 ºC hasta -20 ºC.
  • Calorífico: Vehículo isotermo debidamente preparado que gracias a una fuente calorífica es capaz de generar y mantener la temperatura por encima de los 12ºC durante 12 horas.
  • La transformación en vehículo isotermo es rápida y sencilla con materiales que nos homologan como vehículo ATP 
  • La gama Proace se postula como la opción ideal para adaptarse a furgoneta isotermo 

En todos los casos expuestos, el punto de partida es la caja isotérmica. Un vehículo con una caja isotérmica tiene que cumplir con las condiciones técnicas del Real Decreto 237/2000. La transformación deben realizarla fabricantes autorizados utilizando materiales y técnicas adecuados que permitan la posterior homologación.

¿Cómo convertimos tu furgoneta en un vehículo isotermo?

En Toyota contamos con varios vehículos LCV que cumplen las normativas necesarias para adaptarse a los protocolos ATP. Furgonetas como Toyota Proace o la nueva Toyota Proace City pueden transformar su zona de carga para convertirla en una caja isotérmica y obtener la posterior certificación.

Adaptar estos modelos a furgoneta isotérmica, lo llevamos a cabo en colaboración con Carrocerías Mebauto, un reconocido profesional con años de experiencia en estas transformaciones.

La conversión consta de varias fases:

  1. Las paredes, el techo, las puertas y el suelo se cubren con paneles construidos con poliuretano que actúa como aislante y poliéster reforzado con fibra de vidrio (PRFV). Resistente, higiénico y que facilita la limpieza. Estos paneles pueden llevar también refuerzos interiores. Así se forma la unidad isotérmica.
  2. Si necesitamos un vehículo refrigerado, frigorífico o calorífico para el uso que vayamos a darle a nuestro vehículo Toyota, habrá que instalarle el equipo adecuado detallado en los puntos anteriores.
  3. ¿Quieres accesorios? Tras instalar el sistema isotermo, podremos instalar diferentes accesorios como zócalos, cortinas aislantes, estanterías, rieles o barras que faciliten el transporte de la mercancía, la limpieza y durabilidad del vehículo o que se reduzcan los intercambios de calor durante las operaciones de carga y descarga.
  4. Por último, una vez realizada la adaptación a vehículo isotermo, cualquiera que sea la opción seleccionada, ésta debe ser homologada por la autoridad competente. Una vez comprobado que se cumplen los requisitos de estanqueidad e intercambio de calor, además de la óptima instalación de las máquinas de frío o calor, se concederá la certificación ATP al vehículo. Esto nos permitirá utilizarlo para el transporte de mercancías perecederas.

 

Para tu total comodidad, en Toyota nos encargamos de realizar todo el proceso, desde llevar a cabo la transformación en furgoneta isotermo hasta su posterior homologación. Nuestros vehículos son capaces de acoger esta importante adaptación que hace que nuestra furgoneta se convierta en un vehículo isotermo perfecto.