¿Qué efectos para tu salud tiene la contaminación del aire?

Precauciones a tener en cuenta en días de alta contaminación

La mayoría de vehículos emiten gases contaminantes, como el dióxido de nitrógeno (NO2), que tienen efectos nocivos para nuestra salud. Existen formas de evitar los momentos de alta concentración de contaminación del aire. Te contamos los perjuicios y cómo evitarlos.

La contaminación del aire es un mal que nos afecta todos, aunque no por igual. Las emisiones nocivas que emanan de los tubos de escape de los vehículos inciden de manera más perjudicial en las personas que padecen alguna enfermedad respiratoria, por lo que es importante contribuir a reducir el dióxido de nitrógeno (NO2) y otras partículas nocivas de la atmósfera.

Los efectos de la contaminación para la salud son altamente perjudiciales y pueden desembocar en enfermedades pulmonares como el asma o la bronquitis. Sin embargo, las personas que ya padecen este tipo de enfermedades, son más vulnerables a la contaminación del aire.

Según datos recogidos en un informe por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), en 2015 (último año con cifras contabilizadas) la concentración de partículas finas en la atmósfera fue responsable de cerca de 391.000 muertes prematuras en los 28 Estados Miembros de la Unión Europea.

Los efectos del NO2 en la salud

Como acabamos de ver, los efectos para la salud de la contaminación del aire son reales. Dentro de todas las partículas contaminantes que podemos encontrarnos, tenemos el dióxido de nitrógeno (NO2). Es un subproducto en los procesos de combustión a altas temperaturas y se encuentra presente en las plantas eléctricas y en los motores de vehículos. Es un gas tóxico, irritante y precursor de la formación de partículas de nitrato, afectando principalmente al sistema respiratorio, con los consiguientes efectos para la salud:

  • Disminución de la capacidad pulmonar. 
  • Bronquitis aguda. 
  • Asma. 
  • Procesos alérgicos, especialmente en niños. 
  • Irritación ocular y de las mucosas (en menor medida).

Existen otros elementos que podemos encontrar en episodios de contaminación y que afectan de forma negativa a tu salud. El ozono (O3) es otra de estas partículas contaminantes presente en la atmósfera. Puede provocar asma, reducción de la función pulmonar y diversas enfermedades respiratorias.

El dióxido de azufre (SO2) también está presente en el aire contaminado de las grandes ciudades. Se genera con la combustión de combustibles fósiles y la fundición de menas que contienen azufre. Los efectos para la salud son irritación ocular, tos, secreción mucosa, asma y bronquitis.

Junto a las afecciones antes mencionadas, las sustancias contaminantes tienen otros efectos nocivos para la salud que se traducen en diferentes síntomas y/o enfermedades. Destacan el mayor riesgo de parto prematuro en mujeres embarazadas, la alta probabilidad de muerte prematura causada por las enfermedades antes mencionadas y las consecuencias cardiovasculares causada por la baja oxigenación de los glóbulos rojos.

Mejor correr por las mañanas que por la tarde
Cuando los niveles de contaminación sean altos, evita hacer ejercicio al aire libre
Coches exentos de las restricciones por contaminación
Con los coches híbridos de Toyota ayudas a que la contaminación sea menor

Precauciones a tener en cuenta frente a la contaminación del aire

Para evitar este tipo de riesgos derivados de la exposición continua al aire contaminado de las grandes ciudades, entornos donde la concentración es más elevada debido al volumen de tráfico habitual, existen algunas precauciones que debes tener en cuenta:

  • Mantente siempre informado: es importante comprobar los datos de contaminación ambiental mediante los resultados recogidos por las diferentes estaciones de medición distribuidas por las ciudades. Los resultados se publican cada hora en tiempo real en el Registro Estatal de Emisiones Fuentes Contaminantes.
  • Evitar el ejercicio físico: la práctica de actividad física no es recomendable en episodios y zonas de alta contaminación. Es recomendable no practicar deporte a última hora de la tarde, cuando los niveles de NO2 son más elevados.
  • Cuidado con los meses de frío: en los meses de invierno en la Península se implanta un anticiclón que provoca la conocida inversión térmica, la cual deja el aire caliente en las capas altas y el frío en la zona inferior de la atmósfera. Este episodio provoca que el NO2 se quede cerca del suelo y respiremos más aire contaminado.
  • Evitar el tráfico: se recomienda evitar zonas industriales y calles con mucho tráfico dada la alta concentración de contaminación.

Sin duda, nuestro mejor consejo es que tu movilidad contribuya a mejorar la calidad del aire que respiramos. En Toyota trabajamos por mejorar y reducir las emisiones no solo en el vehículo, sino en todo el proceso. Por eso, la gama de híbridos de Toyota reducen la contaminación emitida a la atmósfera gracias a la movilidad híbrida eléctrica de su sistema de propulsión.

Conoce todos los beneficios de los Toyota híbridos y anímate a probarlo por ti mismo.

Más sobre Mi Toyota

¿Cuánto contamina mi coche? ¿Cuánto contamina mi coche? Comparativa sobre los motores que hay en el mercado y lo que contaminan. Comparte tu coche híbrido para contaminar menos Comparte tu coche híbrido para contaminar menos Compartir coche, cada vez más habitual en las ciudades para reducir las emisiones. Trucos para conducir sin contaminar Trucos para conducir sin contaminar Contaminar menos está en tu mano. Te contamos cómo conseguirlo. La evolución de la navidad La evolución de la navidad Toyota España te desea feliz navidad.
Tu configuración de cookies

En nuestro sitio web utilizamos cookies para ofrecerte un mejor servicio. Si estás de acuerdo, puedes seguir utilizando el sitio web con normalidad, o bien puedes averiguar cómo cambiar tu configuración de cookies aquí.