Toyota Mirai

Investigación y producción

Se pueden derivar grandes beneficios medioambientales y sociales de la consecución de una sociedad futura basada en el uso de hidrógeno y otras fuentes de energía renovables, sin emisiones de CO2. Esto constituye una parte importante de nuestra visión medioambiental a largo plazo para 2050 y de nuestro deseo de alcanzar una auténtica armonía entre la sociedad y la naturaleza.

Crear una sociedad basada en el hidrógeno

El hidrógeno es un medio limpio y eficiente para producir electricidad, no vulnerable a las fluctuaciones en la oferta de suministro como el petróleo. Además de no generar emisiones de CO2 al utilizarse, presenta también una mayor densidad de potencia que las baterías eléctricas, y es fácil de transportar y almacenar. Se puede utilizar no solo para proporcionar energía a los vehículos – particulares pero también autobuses, taxis, carretillas elevadoras y otros–, sino también a los hogares.

Dos décadas de investigación tecnológica

Creemos que el sistema de pila de combustible de hidrógeno supone una revolución tecnológica con el potencial de permitir una movilidad sostenible, sin emisiones, como parte de una sociedad baja en carbono.

Iniciamos nuestro programa de investigación y pruebas hace 20 años. Al mismo tiempo comenzamos a trabajar en Toyota Prius, y ahora estamos convencidos de que hemos conseguido captar los beneficios que el hidrógeno puede ofrecer en un vehículo que cumple con las necesidades de los clientes actuales, sin dejar de tener en cuenta las inquietudes del futuro como la calidad del aire y la sostenibilidad.

Respondiendo las críticas
“Los vehículos de pila de combustible son demasiado caros”

Igual que pasó con los sistemas híbridos, sabemos que los vehículos de pila de combustible tardarán un tiempo en establecerse como una opción popular al alcance de todos. Para que puedan estar al alcance de todo el mundo, tenemos que asegurarnos de que también sean asequibles. Durante el desarrollo de Mirai, pudimos reducir el coste de nuestro sistema de pila de combustible en un 95 %, en comparación con su predecesor, el FCHV-adv de 2008. Lo conseguimos desarrollando unos componentes más pequeños, ligeros, eficientes y baratos, para producirlos en serie.

El sistema de hidrógeno comparte muchas piezas con nuestros modelos híbridos, incluido el motor eléctrico, que permite ahorrar costes y aumenta la fiabilidad. Estamos convencidos de que, igual que los híbridos, los vehículos de pila de combustible serán cada vez más asequibles a medida que las ventas aumenten.

Hidrógeno, libre de emisiones
Mirai, el coche de hidrógeno de Toyota
“No existe la infraestructura necesaria”

Es cierto que nos encontramos en los compases iniciales del desarrollo de una red para producir, distribuir y vender combustible de hidrógeno. Somos conscientes de que disponer de esas instalaciones es esencial para dar soporte a los clientes de vehículos de pila de combustible y, como fabricante, promovemos activamente el desarrollo de infraestructuras con socios del sector privado y la administración.

Se está avanzando mucho. En el momento del lanzamiento del Mirai, en 2015, había ya 40 estaciones de repostaje en los países europeos donde se comercializaba, y cientos más en previsión. Además de disponer de un buen número de puntos de instalación, es importante que estén ubicados estratégicamente, cerca de grandes ciudades y en las vías principales que las conectan.

“Para producir hidrógeno se requieren combustibles fósiles”

El hidrógeno se puede obtener de muchas fuentes distintas, todas ellas abundantes. En Europa, la mayor parte del hidrógeno se produce mediante electrólisis, que produce hidrógeno a partir de agua. Se pueden utilizar fuentes renovables, como solar, eólica o hidroeléctrica, para el proceso de electrólisis.

Este es un aspecto clave para garantizar un comportamiento excelente del hidrógeno en cuanto a emisiones de carbono “de la extracción al consumo”. En Dinamarca toda la producción de hidrógeno emplea fuentes renovables, y se espera que Alemania y otros países adopten esa producción “ecológica” del hidrógeno en los próximos años.

“Los vehículos eléctricos pueden ser más eficientes que los de pila de combustible”.

La cuestión de la eficiencia de las distintas tecnologías de automoción no se reduce únicamente a lo que se puede conseguir hoy. También es importante pensar en cómo se pueden mantener sus beneficios en el futuro. Por eso vemos mucho potencial en el hidrógeno como energía masiva baja en emisiones, que se puede producir a partir de fuentes renovables.

Con Mirai y nuestra tecnología de pila de combustible también ofrecemos una solución práctica: una berlina que no se tiene que cargar por la noche y que puede recorrer más de 500 km (cifra oficial según el ciclo de prueba de la UE) con el depósito lleno. Esa combinación de funcionalidad, prestaciones y eficiencia medioambiental no tiene comparación en ningún vehículo eléctrico actual.

Tu configuración de cookies

En nuestro sitio web utilizamos cookies para ofrecerte un mejor servicio. Si estás de acuerdo, puedes seguir utilizando el sitio web con normalidad, o bien puedes averiguar cómo cambiar tu configuración de cookies aquí.