Configura tu Toyota
Solicita una prueba
Consulta promociones
Reserva tu cita en taller
Busca tu concesionario

CONOCE LAS HISTORIAS

CAROLINA
MARÍN
La única rutina que importa es la de no rendirse nunca

La historia de Carolina

Cuando tan solo tenía 8 años, Carolina Marín se embarcó en una travesía de sueños e imposibles que la acompañan hasta la actualidad. El bádminton, deporte poco practicado en España en aquel momento, quedó fascinado ante una joven con tanto prodigio. Sus éxitos hablan por sí solos: campeona olímpica en Río 2016, tres veces campeona del mundo y cuatro de Europa.

Carolina en imágenes

Esta fotografía pertenece a Getty Images
El bádminton fue su sueño desde pequeña
Su objetivo era ser la mejor
Carolina Marín es campeona del mundo

¿Quieres conocer su imposible?

¿Te imaginas a un deportista capaz de tumbar la muralla asiática en bádminton? Esa deportista se llama Carolina Marín y busca revalidar la medalla de oro Olímpica en Tokio 2020. ¿Su imposible? Ser la mejor jugadora de bádminton de la historia.


Ficha de Carolina Marín

Fecha de nacimiento
15 de junio de 1993
Lugar de nacimiento
Huelva, España
Deporte
Bádminton
  • Fecha de nacimiento
  • Lugar de nacimiento
  • Deporte
  • 15 de junio de 1993
  • Huelva, España
  • Bádminton
Trofeo
Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Río en 2016
Trofeo
Campeona del Mundo en 2014, 2015 y 2018
Trofeo
Campeona de Europa en 2014, 2016, 2017 y 2018

Biografía de Carolina Marín

Comenzó a practicar bádminton como hobby cuando tenía ocho años junto a una amiga. Desde el momento que cogió la raqueta nació un vínculo inquebrantable. Su amor hacia este deporte le hizo abandonar el flamenco, su otra pasión, y trasladarse a Madrid con solo 14 años. Una niña enfrentándose a un mundo adulto, un mundo que la veía como una futura ganadora y que tenía grandes expectativas en ella.

El talento no es lo único que hace sobresalir a un deportista; su entereza mental es un factor determinante a la hora de conocer el éxito. Carolina, a pesar de su corta edad, logró superar el miedo a fallar, y le permitió lanzarse hacia sus sueños, sus imposibles.

El éxito llegó muy pronto, y le ha acompañado a lo largo de su carrera: medalla de oro Olímpica en Río 2016, tres mundiales y cuatro campeonatos europeos, logrando derrumbar la barrera asiática, donde el bádminton es uno de los deportes más extendidos.

Carolina Marín tiene la vista puesta a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Su meta no es llevarse el oro, su ambición es más grande: quiere convertirse en la mejor jugadora de bádminton de todos los tiempos.

¡Sigue a Carolina en las redes sociales!

Tu configuración de cookies

En nuestro sitio web utilizamos cookies para ofrecerte un mejor servicio. Si estás de acuerdo, puedes seguir utilizando el sitio web con normalidad, o bien puedes averiguar cómo cambiar tu configuración de cookies aquí.