1. Electrified
  2. Hybrid Electric

Híbridos eléctricos Toyota

¿Por qué un Híbrido eléctrico?

Toyota lleva 25 años innovando en los vehículos híbridos eléctricos y, en la actualidad, cuenta con más de 15 millones de conductores en las carreteras. Gracias a esta experiencia, la nueva gama de nueve modelos híbridos de Toyota de cuarta generación ofrece un rendimiento inigualable y una gran eficiencia.

Repostar como siempre

Repostar tu vehículo híbrido resulta muy sencillo. Llena el depósito de gasolina como de costumbre en las estaciones de servicio para hacer funcionar el motor de combustión en viajes más largos.

Máxima eficiencia

Los modelos híbridos eléctricos de Toyota alternan sin problemas entre la alimentación de gasolina y de energía eléctrica para optimizar la autonomía y el rendimiento de conducción. Simplemente, conduce como lo has hecho siempre.

Autorrecargable

A diferencia de los vehículos eléctricos de batería, un híbrido de Toyota tiene una batería híbrida autorrecargable que se recarga al frenar o al desacelerar, por lo que nunca tendrás que preocuparte por la autonomía de la batería.

¿Cómo funciona?

Los híbridos de Toyota sirven de puente entre los vehículos con motor de combustión y los coches puramente eléctricos. Para comprenderlo mejor, las siguientes animaciones muestran cómo funcionan nuestros híbridos eléctricos.

Explora nuestra gama de vehículos electrificados

Explora nuestra gama de coches electrificados para descubrir más acerca de por qué Toyota es líder en el camino a la electrificación y encuentra el modelo adecuado para ti.

La libertad de un híbrido autorrecargable

Con un híbrido de Toyota, nunca tendrás que preocuparte por la autonomía. Los híbridos ofrecen una autonomía similar a la de los vehículos de combustión convencionales, pero con una eficiencia de combustible líder en su clase. Debido a que los híbridos de Toyota se recargan automáticamente, no es necesario que los enchufes para recargar sus baterías. Pero eso no es todo. Nuestros híbridos cuentan con frenado regenerativo, por lo que al frenar o deslizarse por inercia, un generador produce electricidad que se almacena en la batería para más adelante.

Conducir tu Toyota híbrido

Con su combinación de motor eléctrico y motor de gasolina de gran respuesta, los híbridos de Toyota son sobre todo divertidos de conducir. Gracias al sistema híbrido autorrecargable, puedes conducir como siempre, pero sabiendo que reduces tus emisiones.
Ver más

Reducir las emisiones de CO2 en toda Europa

En Toyota, nuestra misión es ir más allá de las cero emisiones. Desde la reducción de la demanda de recursos naturales hasta el trabajo en armonía con las comunidades locales para proteger el entorno natural, nuestras instalaciones de producción híbrida en Francia establecen estándares globales para una fabricación con eficiencia ambiental. Al fabricar nuestros híbridos localmente, podemos reducir aún más el impacto ambiental, ya que se elimina la necesidad de realizar envíos a larga distancia.

Esto ayuda a reducir la huella de carbono total de nuestros vehículos, lo que respalda nuestro compromiso de reducir las emisiones en cada etapa del ciclo de vida de un vehículo. A lo largo de los años, nuestros híbridos han ahorrado más de 118 millones de toneladas de CO2 en comparación con las emisiones generadas por vehículos de gasolina equivalentes.

Preguntas frecuentes

Todo lo que necesitas saber sobre los coches híbridos, las diferencias con otros tipos de vehículos y más.

Los vehículos híbridos eléctricos incorporan dos fuentes de energía que se complementan: un motor de gasolina y un motor eléctrico. Así, el coche híbrido es capaz de alternar, sin problemas, entre un motor de combustión y la eficiencia EV. 
Los coches híbridos pueden utilizar la energía eléctrica para arrancar e incluso desplazarse a velocidades de hasta 50 km/h. Como la mayoría de los híbridos de Toyota son autorrecargables, es decir, cuando se agota la batería el exceso de energía del motor la recarga de nuevo.
Los híbridos cuentan con una tecnología pionera de batería autorrecargable. Se los conoce como vehículos “híbridos-eléctricos” porque tienen dos fuentes de energía. Esto significa que, a diferencia de los eléctricos puros y los híbridos enchufables, no es necesario enchufarlos para recargar sus baterías.
En un híbrido de Toyota, la pionera tecnología de batería ha sido diseñada para durar toda la vida útil del vehículo. De hecho, algunos elementos mecánicos del coche, como el embrague, el alternador y el motor de arranque, se han eliminado por completo, reduciendo así aún más el riesgo de costes imprevistos en el futuro. Y no solo eso, pues todos los componentes híbridos, incluida la batería, vienen con la garantía de Toyota de 5 años/100 000 km (para vehículos nuevos).
Existen tres tipos de vehículos híbridos eléctricos: micro híbridos o hibridación ligera, híbridos eléctricos e híbridos enchufables. Los vehículos con hibridación ligera solo utilizan sus motores eléctricos para ayudar al motor durante el arranque, ya que el motor eléctrico no puede propulsar el vehículo por sí solo. En un coche híbrido eléctrico Toyota puedes disfrutar de energía eléctrica pura en trayectos cortos por ciudad y en velocidades de crucero de hasta 50 km/h. Los híbridos enchufables funcionan de la misma forma que un híbrido eléctrico, pero con una batería de mayor capacidad, lo que permite aumentar la autonomía hasta los 75 kilómetros.