Diferencias entre un coche de hidrógeno y uno convencional

Hidrógeno, la fuente de energía de los coches del futuro

¿Cómo funciona un coche de hidrógeno? ¿Cuáles son las principales diferencias entre un eléctrico de pila de combustible y uno convencional? ¿Tiene ventajas reales esta tecnología? En Toyota, somos pioneros en el desarrollo de coches de hidrógeno y apostamos por esta tecnología como parte de nuestro compromiso por ofrecer “el vehículo adecuado, en el lugar correcto y en el momento oportuno”.

Ventajas de los coches de hidrógeno Ventajas de los coches de hidrógeno Coches de hidrógeno Toyota Coches de hidrógeno Toyota Ventajas del Toyota Mirai Ventajas del Toyota Mirai

En Toyota estamos convencidos de que la movilidad sostenible pasa por una coexistencia de tecnologías de propulsión, cada una óptima en su utilización. Por ello, apostamos por la tecnología de pila de combustible como parte de un futuro que cada vez es más presente. El coche de hidrógeno combina lo mejor de dos mundos, una movilidad 100% eléctrica y unos tiempos de recarga muy reducidos, y Toyota es pionero en este campo de la industria del automóvil.

Las ventajas del hidrógeno como fuente de combustible son infinitas, con el Toyota Mirai como ejemplo. Pero, al igual que cualquier tecnología innovadora, plantea una serie de cuestiones que vamos a tratar de responder a continuación.

¿Cómo funciona un coche de hidrógeno?

Para entender cómo funciona un coche de hidrógeno es importante descubrir qué componentes conforman su sistema de propulsión. Estos son los elementos básicos del sistema de un coche eléctrico de pila de combustible:

  • Motor eléctrico 
  • Batería 
  • Unidad de pila de combustible 
  • Unidad de control de potencia 
  • Tanques de hidrógeno

El funcionamiento es muy sencillo. Los tanques suministran hidrógeno a la pila de combustible compuesta por 330 celdas. En su interior, el oxígeno que el coche toma del exterior pasa por un filtro y llega a la pila de combustible por el lado de las celdas opuesto al hidrógeno.

En el interior de las celdas se produce una reacción química entre el oxígeno y el hidrógeno a través de unos catalizadores (ánodos y cátodos) y los electrolitos de Polímero que genera electricidad como energía y agua como único residuo. De este modo, la pila de combustible suministra directamente electricidad al motor y a la batería de iones de litio mediante el consumo únicamente de hidrógeno.

Tecnología coche de hidrógeno
La tecnología del coche de hidrógeno es segura y eficiente
Diferencias entre un coche de hidrógeno y uno convencional
Toyota Mirai ofrece hasta 650 km de autonomía

Diferencias entre un coche eléctrico de pila de combustible y uno convencional

Las diferencias entre un coche de hidrógeno y uno térmico convencional también son claras. El más evidente lo encontramos en su sistema de propulsión. Un vehículo de gasolina o diésel apuesta por un motor de combustión interna, mientras que uno de hidrógeno presenta un motor eléctrico y una unidad de pila de combustible.

Un eléctrico de pila de combustible emplea tan solo energía eléctrica que obtiene a través del hidrógeno para impulsar las ruedas. Una vez agotada, tan solo es necesario rellenar su depósito como lo haría cualquier coche convencional.

Otro gran punto diferenciador entre los coches eléctricos de pila de combustible y los de combustión tradicional es su respeto por el medio ambiente. Los coches de hidrógeno no expulsan ningún tipo de emisiones, tan solo agua. Además, cuando el hidrógeno es producido con energía renovable no genera ningún tipo de emisiones de carbono. Tampoco presenta un mantenimiento tan complejo como el de un coche convencional al contar con menos piezas mecánicas y de desgaste, así como la ausencia de fluidos como aceite y sus respectivos filtros.

Ventajas de los coches de hidrógeno

Como cualquier otro tipo de vehículo que utiliza energía renovable, tiene una cantidad de pros asombrosa. Destaca la ausencia de emisiones de CO2, ya que un eléctrico de pila de combustible no genera gases contaminantes.

El hidrógeno es el elemento más abundante del Universo y de la Tierra. Si bien apenas se encuentra en forma molecular libre, existe en numerosos compuestos como por ejemplo el agua. Para su obtención podemos emplear procesos que incluyen energía renovable. De este modo, es una fuente de energía sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Además, puede almacenarse y transportarse, y la reacción química que se genera en las celdas de la pila de combustible es completamente segura y controlada.

La autonomía de un coche de hidrógeno es amplia, tanto como para te olvides de la última vez que repostaste (a 700 bares de presión) y puedas recorrer hasta 650 kilómetros sin emisiones con el nuevo Toyota Mirai. Cuando se agota la larga de los tanques de hidrógeno, solo necesitas entre 3 y 5 minutos para volver rellenarlos.

Además, los Toyota eléctricos de pila de combustible están categorizados con el distintivo ambiental Cero Emisiones de la Dirección General de Tráfico, lo que otorga acceso a ayudas e incentivos oficiales a la compra.

Localiza tu Concesionario Oficial Toyota más cercano y descubre todas las ventajas de los coches de hidrógeno.

Más sobre Hidrógeno Toyota

¿Qué ayuda tienen los eléctricos e híbridos enchufables Toyota? ¿Qué ayuda tienen los eléctricos e híbridos enchufables Toyota? Descubre las ayudas de nuestros modelos electrificados con el nuevo Plan Moves III. Toyota España abre su primera hidrogenera Toyota España abre su primera hidrogenera Nuestro Toyota Mirai ya tiene su nueva estación de repostaje de hidrógeno. Toyota Mirai, el coche del futuro Toyota Mirai, el coche del futuro Conoce con detalle a Totoya Mirai, vehículo impulsado por hidrógeno, la fuente de energía del futuro. Toyota Mirai, segunda generación Toyota Mirai, segunda generación Se presenta la segunda generación de Mirai, el coche impulsado por hidrógeno de Toyota.