El Mirai está aquí para anunciar el inicio de una nueva era de movilidad sin emisiones a base de hidrógeno.

Tan sencillo como un vehículo convencional

El término Mirai significa “futuro” en japonés, pero para que nuestra tecnología Toyota de sistema de pila de combustible fuera un éxito sabíamos que tenía que resultar accesible y atractiva hoy en día. Aunque el Mirai cuenta con un motor extremadamente avanzado y utiliza un nuevo tipo de combustible, se trata de una berlina de cuatro puertas y tamaño medio que resulta tan práctica, segura y fácil de conducir como cualquier vehículo familiar con propulsión convencional.

Puede llegar tan lejos como cualquier vehículo de gasolina de tamaño similar pero con el depósito lleno de hidrógeno. Para llenarlo cuando está vacío se tarda tan solo entre tres y cinco minutos. La recompensa es un funcionamiento suave y silencioso, unas grandes prestaciones y vapor de agua como única emisión de escape.

Lanzamiento Toyota Mirai
Tecnología de pila de combustible desde 2014

Cómo funciona

El sistema de pila de combustible de Toyota empleado en el Mirai genera electricidad a partir de una reacción entre hidrógeno y oxígeno.

El depósito se llena de combustible de hidrógeno, del mismo modo que al repostar gasolina o gasóleo. El combustible se almacena en unos depósitos a alta presión y se hace llegar a la pila de combustible, donde el hidrógeno y el oxígeno que se encuentran de forma natural en el aire reaccionan entre ellos y generan electricidad.

Como sucede en los coches híbridos, se incrementa el voltaje de la electricidad para propulsar el motor eléctrico. Por otra parte, se almacena energía en una batería cada vez que el vehículo frena o ralentiza la marcha, lo que contribuye a reducir aún más el consumo de combustible.

Las décadas que llevamos investigando y desarrollando tecnologías híbridas nos han ayudado a crear un sistema líder en el mundo en términos de densidad de potencia, con 3,1 kW por litro, un nivel al que no llega ningún otro fabricante de automóviles.

Como funciona la tecnología de pila de combustible de Toyota
Nuestro sistema de pila de combustible es en realidad un paso más en la evolución de nuestra tecnología híbrida, en la que una pila de combustible de hidrógeno ocupa el lugar del motor de gasolina. La pila de combustible produce electricidad que alimenta el motor que propulsa el vehículo, todo ello sin más emisiones que vapor de agua.

Se puede producir hidrógeno a partir de prácticamente cualquier cosa

El hidrógeno no es una nueva fuente de energía. Lleva más de un siglo utilizándose ampliamente, y ahora es reconocido como una fuente de energía viable para automoción, con el potencial de eliminar las emisiones de carbono y reducir la dependencia de la producción mundial cada vez más escasa de combustibles derivados del petróleo.

El hidrógeno (H) está a nuestro alrededor. En realidad, se trata del átomo más común en el universo. Sin embargo, se encuentra siempre unido a otros elementos, como por ejemplo al oxígeno en el caso del agua (H2O). Eso significa que tenemos que hallar formas de aislarlo para producir combustible de hidrógeno H2 puro. Hay abundantes recursos naturales que podemos utilizar para ello, incluido el aprovechamiento de las energías renovables, como la eólica o la solar.

¿Sabías que se puede producir hidrógeno a partir de prácticamente cualquier cosa? Agua, limonada, productos de residuo e incluso ¡estiércol! Hemos explorado la forma en que se obtiene en una serie de vídeos.

Crear una sociedad basada en el hidrógeno

Creemos que se pueden derivar grandes beneficios medioambientales y sociales de la consecución de una sociedad futura basada en el uso de hidrógeno y otras fuentes de energía renovables, sin emisiones de CO2. Esto constituye una parte importante de nuestra Visión Medioambiental a largo plazo para 2050 y de nuestro deseo de alcanzar una auténtica armonía entre la sociedad y la naturaleza.

El hidrógeno es un medio limpio y eficiente para producir electricidad, no vulnerable a las fluctuaciones en la oferta de suministro como el petróleo. Además de no generar emisiones de CO2 al utilizarse, el combustible de hidrógeno presenta también una mayor densidad de potencia que las baterías eléctricas, y es fácil de transportar y almacenar. Se puede utilizar no solo para proporcionar energía a los vehículos – particulares pero también autobuses, taxis, carretillas elevadoras y otros–, sino también a los hogares.

¿Sabías que un Toyota Mirai podría proporcionar la energía necesaria para un hogar medio durante una semana en caso de emergencia (en Japón y en EE. UU.) ?

Una revolución en la tecnología de motores

Dos décadas de investigación tecnológica

Creemos que el sistema de pila de combustible de hidrógeno supone una revolución tecnológica con el potencial de permitir una movilidad sostenible, sin emisiones, como parte de una sociedad baja en carbono.

Iniciamos nuestro programa de investigación y pruebas hace 20 años. Al mismo tiempo comenzamos a trabajar en el Prius, y ahora estamos convencidos de que hemos conseguido captar los beneficios que el hidrógeno puede ofrecer en un vehículo que cumple con las necesidades de los clientes actuales, sin dejar de tener en cuenta las inquietudes del futuro como la calidad del aire y la sostenibilidad.

Desarrollo de vehículos de pila de combustible de Toyota
Hacia una movilidad sostenible

Respondiendo las críticas

“Los vehículos de pila de combustible son demasiado caros”

Igual que pasó con los sistemas híbridos, sabemos que los vehículos de pila de combustible tardarán un tiempo en establecerse como una opción popular al alcance de todos. Para que puedan estar al alcance de todo el mundo, tenemos que asegurarnos de que también sean asequibles. Durante el desarrollo del Mirai, pudimos reducir el coste de nuestro sistema de pila de combustible en un 95 %, en comparación con su predecesor, el FCHV-adv de 2008. Lo conseguimos desarrollando unos componentes más pequeños, ligeros, eficientes y baratos, para producirlos en serie.

El sistema de hidrógeno comparte muchas piezas con nuestros modelos híbridos, incluido el motor eléctrico, que permite ahorrar costes y aumenta la fiabilidad. Estamos convencidos de que, igual que los híbridos, los vehículos de pila de combustible serán cada vez más asequibles a medida que las ventas aumenten. Nuestro objetivo es vender unos 30.000 vehículos de pila de combustible en todo el mundo para 2020, 10 veces más que nuestra previsión para 2017.

Ahorro del coste con la tecnología de pila de combustible de Toyota
Trabajamos en hacer una tecnología accesible para todos
“No existe la infraestructura necesaria”

Es cierto que nos encontramos en los compases iniciales del desarrollo de una red para producir, distribuir y vender combustible de hidrógeno. Somos conscientes de que disponer de esas instalaciones es esencial para dar soporte a los primeros clientes de vehículos de pila de combustible y, como fabricante, promovemos activamente el desarrollo de infraestructuras con socios del sector privado y la administración, por ejemplo mediante nuestra participación en el proyecto europeo Hyfive.

También tenemos un papel activo en la Asociacion de energía limpia, el principal proyecto de demostración de movilidad a base de hidrógeno de Europa, y UKH2Mobility, que promueve el despliegue comercial de los vehículos de pila de combustible en el Reino Unido.

Se está avanzando mucho. En el momento del lanzamiento del Mirai, en 2015, había ya 40 estaciones de repostaje en los países europeos donde se comercializaba, y cientos más en previsión. Además de disponer de un buen número de puntos de instalación, es importante que estén ubicados estratégicamente, cerca de grandes ciudades y en las vías principales que las conectan.

Estaciones de recarga de hidrógeno en Europa con Toyota
Objetivo 2025
“Para producir hidrógeno se requieren combustibles fósiles”

El combustible de hidrógeno se puede obtener de muchas fuentes distintas, todas ellas abundantes. En Europa, la mayor parte del hidrógeno se produce actualmente mediante reformado de vapor, que utiliza gas natural como material de base, o bien mediante electrólisis, que produce hidrógeno a partir de agua. Ya se pueden utilizar fuentes renovables, como solar, eólica o hidroeléctrica, para el proceso de electrólisis.

Este es un aspecto clave para garantizar un comportamiento excelente del hidrógeno en cuanto a emisiones de carbono “de la extracción al consumo”. En Dinamarca toda la producción de hidrógeno emplea fuentes renovables, y se espera que Alemania y otros países adopten esa producción “ecológica” del hidrógeno en los próximos años.

“Los vehículos eléctricos pueden ser más eficientes que los de pila de combustible”.

La cuestión de la eficiencia de las distintas tecnologías de automoción no se reduce únicamente a lo que se puede conseguir hoy. También es importante pensar en cómo se pueden mantener sus beneficios en el futuro. Por eso vemos mucho potencial en el hidrógeno como energía masiva baja en emisiones, que se puede producir a partir de fuentes renovables.

Con el Mirai y nuestra tecnología de pila de combustible también ofrecemos una solución práctica: una berlina que no se tiene que cargar por la noche y que puede recorrer más de 500 km (cifra oficial según el ciclo de prueba de la UE) con el depósito lleno. Esa combinación de funcionalidad, prestaciones y eficiencia medioambiental no tiene comparación en ningún vehículo eléctrico actual.

*Actualmente El Toyota Mirai no se comercializa en España.

Eficiencia de los vehículos de hidrógeno de Toyota
Más eficientes que cualquier vehículo eléctrico

Más sobre Medioambiente Toyota

Tu configuración de cookies

En nuestro sitio web utilizamos cookies para ofrecerte un mejor servicio. Si estás de acuerdo, puedes seguir utilizando el sitio web con normalidad, o bien puedes averiguar cómo cambiar tu configuración de cookies aquí.