Tokachi, Toyota y el inicio de la hibridación

60 años de historia en Competición (parte 17)

Tokachi, Toyota y el inicio de la hibridación

Toyota fue una de las primeras marcas en apostar por los motores híbridos en el mundo de las carreras. Cuando los coches del WEC aún usaban motores de combustión y en la Fórmula 1 ni soñaban con los sistemas de recuperación de energía, en Toyota ya se trabajaba para revolucionar el motorsport.

Primeros híbridos en competición

En 2005, un Toyota compitió por última vez en el Super GT japonés y aunque en 2006 se mantuvo en pista una unidad del legendario modelo, su camino había llegado a su fin… pero los ingenieros de Toyota se encargaron de darle una despedida por todo lo alto.

Junto con Denso y el equipo SARD con quien ya se colaboraba de forma oficial en los años 80 y 90, se planteó la idea de un coche de carreras híbrido, basándose en la idea del increíblemente popular Prius de calle.

Toyota Supra HV-RGT Hybrid
Toyota Supra HV-RGT Hybrid

El trabajo fue minucioso y detallista y al terminarlo, a los aproximadamente 490 CV de potencia del motor de combustión se le añadieron 200 CV del motor eléctrico en el eje trasero y 26 CV más repartidos a razón de 13 CV por cada rueda gracias a unos minúsculos motores eléctricos integrados en las ruedas delanteras.

Con un total de 700 CV de potencia y tracción integral, el Toyota Supra HV-R estaba listo para las 24 horas de Tokachi, la cita estrella de la Super Taikyu, el conocido campeonato japonés de resistencia para coches de GT y turismos derivados de serie.

A pesar de la presencia de la lluvia, el coche evitó cualquier tipo de problema a lo largo de toda la carrera y al terminar, no sólo la victoria era suya sino que ésta llegaba con 19 vueltas de ventaja sobre el segundo clasificado. Toda una demostración de poderío y una carrera que cambió la historia del automovilismo.

WEC – Rebellion Racing Toyota
WEC – Rebellion Racing Toyota
¿Sabías que…?

El motor Toyota RV8K es uno de los que más recorrido ha tenido en años recientes y se usó tanto en el Super GT como en el WEC aunque sólo en un equipo privado. Su debut en competición se produjo en el campeonato japonés en 2009 y lo usaron todos los Lexus SC430 de la competición hasta que la normativa cambió a finales de 2013. Mientras tanto, entre 2011 y 2014 el equipo Rebellion Racing montó en sus coches Lola los motores Toyota que les empujaron a ser los mejores coches privados.

Más sobre competición Toyota

Toyota y Nueva Zelanda, una relación especial

60 años de historia en Competición (parte 18)

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.