Trucos para conducir sin contaminar

Contaminar menos está en tu mano. Te contamos cómo hacerlo

No solo reducirás la contaminación del aire, también los consumos de tu vehículo para ahorrar tus gastos en carburante. Los coches híbridos, la mejor solución para reducir las emisiones en las ciudades que están bajo los protocolos de contaminación.

El consumo del coche y las emisiones contaminantes que emite van de la mano. A más consumo, peor para la calidad del aire. Es por eso que, con una serie de sencillos pasos, cada conductor puede contribuir a reducir los niveles de contaminación del aire que hoy tanto preocupan. Y ya de paso, a hacer menos frecuente la visita a las gasolineras.

Mejora la calidad del aire y reduce tu gasto de combustible

A continuación, te daremos unos sencillos trucos que te permitirán realizar una conducción eficiente contaminando menos:

  • Respeta la presión de los neumáticos marcada por el fabricante. Si están por debajo de la presión recomendada, aumenta la superficie de contacto con el suelo, por lo que el motor tendrá que trabajar de más. Eso se traduce en un aumento del consumo y, en consecuencia, a un crecimiento de las emisiones. Con este consejo también aumentarás la vida útil de tus neumáticos.
  • Limita el uso de la primera marcha. Está comprobado que los conductores que abusan de la primera firman unos consumos mayores. Por tanto, al salir desde parado, introduce de forma casi inmediata la segunda. Aunque si tienes un coche híbrido de Toyota no tendrás nada que temer: el motor eléctrico ayuda al propulsor de combustión cuando necesita realizar un mayor esfuerzo y de este modo, reduce el consumo y las emisiones, además de ser coches automáticos con los que te olvidarás de tener que cambiar de marcha.
Trucos para conducir sin contaminar
Los coches híbridos son la mejor opción para conducir por ciudad
  • Apaga el motor si estás más de dos minutos parado. Suele ocurrir cuando vas a recoger a alguien o cuando ejerces de conductor a la hora de hacer un recado. El motor se queda encendido y durante esos minutos, está emitiendo gases contaminantes. Esto es algo evitable de una forma muy sencilla: apaga el propulsor y evitarás también que el coche consuma gasolina al ralentí. Aunque con un coche híbrido de Toyota, no tendrás que acordarte de hacer esto siempre que te detengas: en parado y durante los primeros metros, el motor eléctrico tendrá todo el protagonismo con el objetivo de evitar contaminar y consumir combustible.
  • Conduce suave. Los acelerones y frenazos bruscos contribuyen a un mayor consumo de combustible, más emisiones y a un desgaste evitable de los elementos que conforman el coche. Con una conducción suave, algo a lo que te inspiran los coches híbridos de Toyota, ayudarás a reducir la contaminación del aire.
  • Utiliza el coche solo cuando sea indispensable. Todo el mundo conoce a esa persona que utiliza el automóvil para todo, incluso cuando el destino está a menos de quinientos metros. Así que el mejor consejo de conducción que le puedes dar (si no eres tú esa persona) es precisamente que no conduzca. Caminar es la mejor opción. De este modo, no solo mejorará su condición física, también contribuirá a reducir los niveles de contaminación del aire.
  • Utiliza el aire acondicionado cuando sea necesario. Cuando circules por debajo de los 50 km/h, lo mejor es que apagues el climatizador y bajes la ventanilla para ventilar el coche. Así reducirás el consumo. Si superas esa velocidad porque te encuentras en una vía extraurbana, haz justo lo contrario: conduce con las ventanillas subidas y con el climatizador a tu gusto para mejorar la aerodinámica.
  • Lleva lo indispensable en el coche. Si tienes el maletero repleto de cosas que nunca utilizas, haz una limpieza: cada kilo extra supone un aumento del consumo y, como llevamos incidiendo durante este artículo, de las emisiones. Así ayudarás a que el motor trabaje menos durante tus trayectos.
Para ciudad, un coche híbrido es tu mejor opción

El sistema híbrido de Toyota ofrece una gestión inteligente del modo eléctrico, funcionando como un vehículo sin emisiones. La autonomía de la batería varía en determinados momentos dependiendo de parámetros de conducción, suavidad al pisar el acelerador, carga de la batería, temperaturas del motor y circuito de conducción. Ten en cuenta que no se puede determinar los kilómetros que puedes circular con el motor eléctrico porque la batería se recarga mientras frenas o conduces y cada vez es diferente.

Si quieres saber más sobre cómo funciona el sistema, consulta este contenido. La prueba más evidente se realizó en Madrid Auto 2018: durante las pruebas de conducción, la gama de vehículos de Toyota realizó más de 1.000 kilómetros en modo eléctrico, un 75% del total del recorrido.

Los hibridos no contaminan
Apaga el motor de tu vehículo cuando pares más de dos minutos para no contaminar

Por tanto, si tienes un coche tradicional, sigue estos consejos de conducción para hacer una conducción más eficiente. Aunque el mejor truco posible es adquirir un coche híbrido: te preocuparás menos por llevar a cabo estas acciones porque de manera casi involuntaria, reducirás notablemente la contaminación del aire.

Más sobre Medio ambiente Toyota

Tu configuración de cookies

En nuestro sitio web utilizamos cookies para ofrecerte un mejor servicio. Si estás de acuerdo, puedes seguir utilizando el sitio web con normalidad, o bien puedes averiguar cómo cambiar tu configuración de cookies aquí.