¿Cuál es la potencia ideal para un coche en carretera?

Respondemos la eterna duda

Adelantamientos, incorporaciones rápidas, viajar con el coche cargado... son algunas de las circunstancias en carretera que exigen que nuestro vehículo cuente con una potencia óptima. Desde los 70 cv hasta los 200 cv, ¿cuál es la potencia ideal para conducir en carretera? No hay una única respuesta, como no hay un único tamaño de coche.

La ciudad… es la ciudad. Pero, ir al volante en carretera requiere que la conducción sea agradable y que el coche cuente con el suficiente poder de aceleración en caso de adelantamientos o incorporaciones.

Por supuesto, siempre está el “me gustaría que mi coche tuviera 240 CV” pero, si sacamos la vara de medir de la seguridad ¿cuál es, realmente, la potencia ideal de un coche en carretera? Hoy vamos a descubrirte qué motores ofrecen la mejor relación entre potencia, prestaciones, consumo y precio. ¡Arrancamos!

Potencia ideal para un coche en carretera
Igual la potencia del Yaris WRC se nos ha ido de las manos
Potencia mínima versus potencia ideal

A la hora de hablar de potencia se deben tener en cuenta factores como:

  • El tipo de cambio (manual o automático, y qué tipo de automático)
  • El tipo de combustible 
  • Si se trata de motores sobrealimentados con turbo o la propia cilindrada

Todos estos aspectos, combinados, pueden hacer que dos vehículos de similar potencia la entreguen de forma muy diferente en cuanto a distintas mediciones como la aceleración, la recuperación, los consumos o velocidad punta, entre otros.

Por ello, vamos a analizar cuál es la potencia mínima y la potencia ideal recomendadas para cada tipo de vehículo. Pero, ¿qué diferencia a una de la otra?:

  • La potencia mínima es aquella en la que no prima ni la aceleración ni la velocidad punta, sino que permite una conducción cómoda de bajos consumos. 
  • La potencia ideal hace alusión a una potencia tal que la aceleración y prestaciones mejoran considerablemente respecto a mecánicas de potencias inferiores.
La potencia ideal, según el tipo de vehículo
Vehículos utilitarios
  • En los utilitarios del segmento A (suelen medir menos de 3,6 metros de largo), aunque la potencia mínima sería de 50 cv, la potencia ideal se situaría en los 70 cv. Un buen ejemplo es el Toyota AYGO, cuya configuración existente es de 69 cv. Esta potencia es la óptima para conseguir la agilidad necesaria en el tipo de circulación habitual en este tipo de vehículo sin sacrificar consumos de combustible y otros costes de mantenimiento.
  • En los utilitarios del segmento B, como el Toyota Yaris, la potencia mínima sería de 50 cv mientras que la potencia ideal asciende a 100 cv. Esta potencia permite afrontar con solvencia muchos tipos de circulación a los que se suelen someter a estos vehículos, incluido autovías. En este caso, puedes encontrar el Toyota Yaris en versiones de 70 cv y 110 cv (gasolina), y de 100 H (híbrido).
Cual es la potencia ideal para un coche en carretera
Potencia híbrida de 100CV
Vehículos compactos

Aunque la potencia mínima del segmento de los vehículos compactos, en el que encontramos el Toyota Auris, sería de 100 cv la potencia ideal se situaría entre los 120 cv y 140 cv. Justo esta última es la configuración del motor del Toyota Auris Hybrid.

Vehículos medianos
  • Si hablamos de las tradicionales berlinas medias, entre las que está el Toyota Auris Touring Sports, la potencia mínima se sitúa en los 120 cv mientras que la potencia ideal ascendería a los 140 cv. Ambas configuraciones están disponibles para el Toyota Auris Touring Sports en gasolina e híbrido respectivamente.
Potencia ideal de un motor de coche para carretera
Toyota Auris Touring Sports, la mejor berlina
  • En este segmento encontramos también algunos crossovers, como el Toyota C-HR, en los que si la elección se centra en motores híbridos, la potencia mínima ronda los 110 cv y la óptima a partir de los 130 cv. En este caso, el Toyota C-HR incorpora un motor híbrido de 125 H de potencia.
Vehículos grandes

Este tipo de coches suelen ofrecer una potencia más que óptima. Aun así, existen diferencias entre los distintos formatos de este segmento:

  • Los SUV de gran tamaño, como el RAV4 requieren de una potencia mínima de 150 cv mientras que la ideal ascendería a los 200 cv. Esta cifra de potencia excede lo “necesario” y permite, tal como se espera de un vehículo de estas características, conseguir una respuesta contundente que eleva la calidad de la conducción. Justo la que puedes encontrar en la versión Hybrid del Toyota RAV4 (197 H).
Potencia óptima de un coche para carretera
Toyota RAV4: 197CV de potencia todocamino

Ahora que ya tienes clara la diferencia entre la potencia mínima y la ideal en carretera… ¿Cuánto vas a tardar en elegir tu nuevo Toyota y poner a prueba su potencia?

Más sobre Mundo híbrido Toyota

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.