¿Cuál es la posición adecuada para conducir?

Una buena postura garantiza una conducción segura

Comodidad y seguridad son las máximas premisas que debes cumplir al volante. En ambas tiene un papel clave la posición que llevamos al volante. En este artículo conocerás trucos y ajustes adecuados para llevar el cuerpo bien adaptado al volante.

“¡El culo bien metido y la espalda recta!” solíamos escuchar en el colegio. Era una forma de intentar que estuviéramos quietos pero, sobre todo, era una técnica probada para ayudarnos a mejorar nuestra atención. Lo mismo es aplicable a conducir.

Si a eso le sumas la velocidad de desplazamiento y los bandazos de alguna curva mal tomada, la postura al volante también nos ayudará a evitar lesiones y contusiones. Al final, la conclusión es clara: aunque tengamos el coche más fiable del mundo, la seguridad depende de nosotros.

Los pedales siempre a mano

Lo más importante es llegar sin problemas a todos los controles de nuestro vehículo (volante, palanca de cambios, acelerador, freno y embrague) con pies y manos relajados. El cuerpo no puede ir ni muy apretado ni demasiado estirado, así que tanto si eres de los que llevan la barbilla pegada al volante como de los que se creen Fernando Alonso y se colocan a 2 metros de los pedales en posición casi horizontal… empieza a cambiar de hábitos.

Precisamente por eso, los volantes multifunción son tan buena idea. Porque nos evitan tener que estirarnos hasta el salpicadero, además de estar pendientes del volante y los pedales.

Pero, ¿cómo logramos la posición al volante correcta?

El asiento es lo primero a revisar con el coche parado. Una vez acomodados, hay que ver si la altura y la distancia es correcta respecto a los elementos de conducción. Para encontrar el punto idóneo, disponemos de tres elementos importantes:

  • El respaldo para ir más o menos erguidos en la conducción. Si está demasiado recto la fatiga aparecerá antes, y si está demasiado reclinado perderemos reacción al maniobrar.
  • La altura del asiento para ver la vía con claridad. No se recomienda ir muy alto, aunque dependerá sobre todo de la altura del conductor. Con el asiento a baja altura, se evita el roce de los muslos con el volante, aportará estabilidad y evitará interferir en la dirección.
  • El reposacabezas es el encargado de evitar graves lesiones en la zona cervical. Situar la parte resistente del mismo a la altura de nuestros ojos hará que no pierda su funcionalidad en caso de un descuido.
Cual es la posición adecuada para conducir
Si no eres F.A. y conduces uno de estos, deja de tumbar el asiento…

El volante bien situado evitará lesiones graves de hombro y brazo por la tensión ante un posible impacto. Se puede comprobar si está bien regulado gracias a las muñecas, a la altura donde llevas un reloj, quedan descansadas. Puedes regular su altura para que los brazos estén lo más cómodos posible, semiflexionados y sin forzar las muñecas ni separar los hombros del respaldo. Tampoco puede interferir en la visión de los instrumentos de conducción.

La posición de las manos al conducir también es vital. Se recomienda cogerlo en la posición ‘tres menos cuarto’ o ‘diez y diez’. Enfrentadas una a otra, y sin cruzar los brazos.

Los espejos se regulan con el asiento ya ajustado, en un terreno llano y el coche sin arrancar. Tanto el espejo interior como los exteriores deben regularse de forma que, al mirar, se haga el menor movimiento de cabeza posible. Lo ideal es que solo necesitemos mover los ojos y, para eso, la distancia del asiento también será importante.

Posición al volante en el coche
Sigue estas recomendaciones y tu conducción mejorará
Con qué otros elementos de seguridad me protege mi Toyota

La seguridad de los coches incluye obligatoriamente una serie de elementos que son imprescindibles para su manejo hoy en día:

  • Seguridad activa: lo componen el ABS, el sistema de dirección del vehículo, el control de estabilidad, los neumáticos, las suspensiones y tu Toyota Safety Sense
  • Seguridad pasiva: formado por los cinturones de seguridad, los airbags, el reposacabezas de los asientos, la carrocería, el chasis y los cristales.

Y, ahora que ya sabes cómo situarte al volante y qué medidas de seguridad extra te ofrece Toyota, solo nos queda decirte que para cualquiera de tus viajes y durante los 3 primeros años desde la compra de tu coche, podrás disfrutar de Eurocare: la cobertura en viajes más completa. ¡Drive safe!

Más sobre Consejos Toyota

Tu configuración de cookies

En nuestro sitio web utilizamos cookies para ofrecerte un mejor servicio. Si estás de acuerdo, puedes seguir utilizando el sitio web con normalidad, o bien puedes averiguar cómo cambiar tu configuración de cookies aquí.