Qué elementos del coche afectan a su consumo de combustible

Controla el gasto de combustible

Aprende a mejorar el rendimiento mecánico de tu coche para reducir el consumo de combustible y ahorra dinero. Siguiendo estos sencillos pasos ahorrarás combustible, aunque no es la única forma de hacerlo.

Son muchos los factores que afectan al consumo de un vehículo, entre ellos la forma de conducir del usuario y el tipo de motor, así como las condiciones atmosféricas. Pero en este artículo nos centraremos en otros elementos mecánicos que pueden alterar el consumo de combustible. La clave estará en recopilar todos los trucos y consejos para ahorrar gasolina para que el bolsillo lo agradezca.

Componentes del vehículo que alteran el consumo de carburante

1. El diseño exterior del vehículo. Un diseño exterior aerodinámico como el del deportivo GT86 de Toyota, provoca menos rozamiento con el aire, lo que se traduce en un menor consumo a la larga. Por eso, de forma menos deportiva pero igual de efectiva, casi toda la gama Toyota tiene ese diseño afilado característico. Un diseño impulsado por el Prius, el primer híbrido.

2. Los neumáticos. Para garantizar la seguridad y adaptación de los neumáticos, las ruedas tienen una parte totalmente plana. Esto provoca una resistencia al rodaje elevada lo que se traduce en mayor consumo de combustible, pero a cambio nos aseguramos de tener más fijación al asfalto. Lo ideal es escoger el tipo de neumático adecuado en función de la época del año, la temperatura y otros factores que te explicábamos en este artículo.

Como ahorrar combustible con el coche
Nuestros coches tienen una mecánica muy eficiente

3. Volumen de aire en el motor. Por cada revolución que se sube hay un volumen de aire que entra en el motor y que depende de la cilindrada. Si la cantidad de aire es elevada esta provocará que el motor necesite más esfuerzo, lo que significa un mayor gasto de carburante.

4. Inductores. Los turbos o sistemas similares para aumentar la potencia del motor también afectan a la entrada de aire en el motor, y por consiguiente, a que este consuma más combustible. Es, al fin y al cabo, lo que da esa potencia extra.

Elementos que afectan al consumo de combustible del coche
El diseño exterior es también importante

5. Rigidez mecánica y engranajes. Algunos componentes pueden tardar en calentarse, sobre todo a bajas temperaturas, o pueden actuar de resistencia mecánica, provocando un sobreesfuerzo del motor para ponerlos en correcto funcionamiento. Los híbridos por ejemplo, reducen las piezas mecánicas que componen el motor, uno de los aspectos que les llevan a reducir a su vez el consumo.

6. Tara del vehículo. O lo que es lo mismo, el peso del coche en vacío, afecta también al consumo. Y es que, como es evidente, los coches más pesados obligan al motor a someterse a más trabajo. Nuestro RAV4, el SUV híbrido por excelencia, sigue consumiendo menos a pesar de ser pesado gracias a su motor eléctrico.

7. El tapacubos. Este es un embellecedor de las llantas que, si cuenta con demasiados agujeros o ranuras, puede generar un mayor rozamiento con el aire.

8. Silenciador del tubo de escape. Este sistema genera resistencia al proteger de la contaminación acústica que genera el vehículo, pero resta potencia al motor, haciendo que deba consumir combustible durante más tiempo para mantener su velocidad.

El tipo de motor, el factor más determinante

La mayoría de elementos anteriormente mencionados provocan un mayor consumo de combustible, pero a cambio aportan grandes beneficios al vehículo. En cambio, los modelos híbridos como el Auris Hybrid, al estar fabricados de una forma más sencilla y con menos componentes que los coches convencionales, consiguen consumir menos carburante. De hecho, cuando están moviéndose con exclusivamente mediante el motor eléctrico, el consumo es de 0.

Elementos mecánicos del coche
El motor: la parte clave en el consumo de combustible

El liderazgo de los coches híbridos no solo afecta al consumo, está demostrado que son una garantía de fiabilidad. Además el coste de mantenimiento es menor que los demás modelos, debido en parte, a la falta de componentes que no necesita y que tienden a fallar en otros modelos. Los modelos híbridos como el Yaris Hybrid se están imponiendo en el mercado, de hecho, este vehículo tiene un consumo medio homologado de 3,3l cada 100 kilómetros, lo que lo hace un modelo ideal pensado para el ahorro.

Así que a qué esperas para disponer de tu híbrido ya mismo y empezar a ahorrar gasolina. Si crees que ahora no puedes cambiar de coche espera a ver el sistema de financiación de Toyota Pay Per Drive, ¡y disfruta!

Más sobre Híbridos Toyota

Tu configuración de cookies

En nuestro sitio web utilizamos cookies para ofrecerte un mejor servicio. Si estás de acuerdo, puedes seguir utilizando el sitio web con normalidad, o bien puedes averiguar cómo cambiar tu configuración de cookies aquí.