Renting, leasing, alquiler de coche… ¿quién es quién?

Estrena coche mediante sistemas de alquiler a medio/largo plazo

El renting y el leasing son modalidades que te permiten tener tu propio vehículo sin ser necesariamente su propietario. Aunque comparten similitudes, son dos sistemas diferentes. Te explicamos las ventajas, así como las diferencias que tiene cada uno.

El renting y el leasing son contratos para adquirir un vehículo por un tiempo determinado mediante una cuota fija periódica, generalmente mensual.

Con el renting, el usuario tiene incluido dentro de su cuota los gastos derivados de su uso y disfrute como el mantenimiento, gestión, el seguro o los impuestos. Éstos corren por cuenta de la empresa que alquila el coche y el conductor no tiene que preocuparse de cuando tiene que renovar el seguro del coche, si está pagado el impuesto de circulación o si tiene que cambiar los neumáticos.

La duración del contrato no suele durar mucho tiempo, está entre uno o cinco años, y pasado este plazo lo habitual es devolver el coche o prolongar el contrato. Se dan casos en los que el usuario puede acceder a su compra, pero no es lo habitual. La posibilidad de compra no figura en el contrato de renting, aunque es posible realizarla si ambas partes están de acuerdo.

Si tu objetivo final es la compra del vehículo, el leasing es la opción idónea, pero esta opción se debe reflejar en el contrato de alquiler desde el primer momento. Además de la cuota mensual, el futuro propietario del vehículo debe pagar una cuota de entrada además de asumir todos los gastos derivados, así como su gestión: matriculación, impuestos, averías, etc.

Por lo general, la duración del contrato de leasing es mayor que la del renting, siendo de un mínimo de dos años. Pasado ese tiempo el valor que adquiere el vehículo permite su adquisición por parte del conductor.

Diferencias Renting, leasing o  alquiler de coche Toyota
Cada vez es más habitual adquirir coche nuevo mediante renting o leasing
Contratar un Toyota por renting
Existe un contrato de alquiler de coche para cada conductor según sus necesidades

Para todo tipo de profesionales

Autónomos, pymes o grandes empresas encuentran en estos modelos condiciones muy competitivas y personalizadas. Gracias a un asesoramiento personalizado podrás resolver todas tus dudas y configurar el servicio que más se adapte a tus necesidades.

La financiación es más flexible según tu modelo de negocio. ¿Te imaginas pagar por conducir? El sistema Pay per Drive de Toyota te lo permite con diferentes opciones que se adaptan a tus necesidades. Dispondrás de un coche por el tiempo que elijas (37 o 49 meses) y si quedas satisfecho, podrás quedártelo o elegir otro modelo más reciente.

Ventajas fiscales

Tanto el leasing como el renting se benefician de ventajas fiscales cuando el vehículo se destina a actividades empresariales o profesionales. La desgravación se puede realizar en las cuotas de determinados impuestos como el IVA o el IRPF. El porcentaje irá en relación al grado de utilización del vehículo en la actividad profesional.

Adquirir un vehículo de alquiler

Una escapada de fin de semana, un viaje con amigos, recorrer una isla con tu pareja… si lo que buscas es disponer de un coche únicamente para casos específicos, la opción de alquiler por días sueltos es la mejor elección.

Hoy en día las empresas de alquiler de vehículos cuentan con una amplia gama entre los que escoger el más idóneo para cada ocasión. Puedes incluso cogerlo en una ciudad y devolverlo en otra, suele ser más caro, pero puede facilitarte la movilidad mientras viajas.

Consulta este tipo de tarifas adicionales con la empresa de alquiler y además debes tener en cuenta otros factores como la edad del conductor, ya que podrías enfrentarte a una cláusula joven, y otras políticas de empresa en relación al combustible, los kilómetros que puedes recorrer y otras tarifas o suplementos como la de un segundo conductor.

Más sobre Empresas Toyota

Tu configuración de cookies

En nuestro sitio web utilizamos cookies para ofrecerte un mejor servicio. Si estás de acuerdo, puedes seguir utilizando el sitio web con normalidad, o bien puedes averiguar cómo cambiar tu configuración de cookies aquí.