Cómo conducir un verdadero deportivo

Porque “pisarle a fondo” es solo la punta del iceberg

En películas tipo “Fast&Furious (A todo gas)” está muy bien el derrapar y saltar entre edificios con un superdeportivo, pero la conducción de deportivos va mucho más allá de la adrenalina desenfrenada. Es un arte. Distribución del peso, centro de gravedad, respuesta de los pedales, recorrido de las marchas… Si alguna vez tienes la oportunidad de conducir un deportivo, esto es lo que tienes que saber para disfrutarlo al máximo.

Diseñados para circular a altas velocidades, cuentan no solo con más caballos sino que ofrecen una mejor aceleración, adherencia y sistema de frenada. Capaces de captar todas las miradas y suspiros a su paso, transmiten sensaciones irrepetibles al volante, pero ¿cómo se conduce un coche deportivo?, ¿qué necesitas saber antes de subirte a uno? Abróchate el cinturón porque… ¡Arrancamos!

¿Qué hace a un deportivo ser un deportivo?

En términos muy básicos, las dos características fundamentales que diferencian totalmente a los deportivos del resto de tipos de vehículos son su motor, su silueta y que quienes los conducen saben qué es disfrutar al máximo de la conducción. Además, incluyen altas prestaciones, innovación en tecnología automotriz, un diseño innovador con una estética cuidada y una larga lista de accesorios que potencian todas sus virtudes y que se refleja en ocasiones un precio no apto para todos los bolsillos.

Antes de subirte a un deportivo…

Un coche deportivo se caracteriza por contar con un peso ligero centrando masas y, sobre todo, con un centro de gravedad bajo, por lo que la posición en el asiento con respecto al resto de vehículos es mucho más próxima al suelo, algo que suele sorprender a quienes nunca se han sentado al volante de uno.

Además, un deportivo cuenta con suspensiones firmes y demuestra carácter en carretera con reacciones más vivas, por lo que el tacto del acelerador y del freno son mucho más sensibles que en el resto de vehículos. También el cambio de marchas se diferencia por ser mucho más preciso y con recorridos cortos.

Conducir un deportivo. Tu deportivo…

Conducir un coche deportivo no solo requiere contar de gran dosis de prudencia, sino también de conciencia y, sobre todo, responsabilidad. Aunque no es imprescindible realizar un cursillo para aprender a manejar este tipo de coches, sí es recomendable para conductores sin mucha experiencia o quienes no han conducido nunca un coche de características similares. No obstante hay tres cosas muy importantes en las que tienes que fijarte:

  • Dónde mirar: es muy importante saber colocar la mirada en una conducción deportiva. Mirar hasta donde nos llegue la vista y siempre anticiparse a la siguiente curva. 
  • La trazada: uno de los factores más importante para tomar bien una curva es repartir bien los pesos del coche. Cuando conducimos un coche deportivo a velocidades altas y pisamos el freno con contundencia, el peso del coche pasa a la parte delantera. Si en ese momento girásemos el volante la reacción del vehículo sería ir recto. Por eso es importante aprender a trazar. Según la teoría, la trazada consiste en dirigir el coche por el recorrido más recto sin tener que hacer grandes giros con el volante para ir lo más rápido posible.
  • Siempre a punto: para conducir un vehículo deportivo debemos realizar revisiones con mayor frecuencia de los componentes principales. ¿Lo más importante? Los neumáticos y los frenos: en este tipo de conducción estos elementos realizan un sobreesfuerzo y sufren un gran desgaste, por eso es muy importante mantener estas piezas siempre en un estado óptimo de mantenimiento.

Deja de suspirar. ¿Sueñas con un deportivo imponente como el GT86 o en lo que estás pensando es en toda la adrenalina que te puede inyectar el Yaris GRMN? Abre los ojos y pide la prueba de conducción de tu deportivo Toyota ya mismo… ¡Y descubre qué es conducir un deportivo, pero de verdad!

Y si quieres conocer más sobre la historia de nuestros deportivos, visita este artículo.

Como conducir un deportivo de Toyota
Nada mal el acabado de estos GT86, ¿verdad?
Yaris GRMN, el mejor deportivo de Toyota
No corre el circuito, sino vuela, el Yaris GRMN

Más sobre Experiencias Toyota

Tu configuración de cookies

En nuestro sitio web utilizamos cookies para ofrecerte un mejor servicio. Si estás de acuerdo, puedes seguir utilizando el sitio web con normalidad, o bien puedes averiguar cómo cambiar tu configuración de cookies aquí.