Las mejores vacaciones son al volante de un Toyota híbrido

Añadirá diversión, silencio y sostenibilidad a tus desplazamientos

Es la típica pregunta que nos surge al planear nuestras vacaciones. ¿Cogemos el bañador y la tabla, o las bicis y las botas de monte? Nosotros tenemos clara una cosa: sea cual sea el destino elegido, al volante de un Toyota híbrido, el trayecto será parte de tus vacaciones. Te demostramos que hay otra forma de disfrutar del paisaje.

Conducir un Toyota híbrido es el mejor remedio antiestrés. Suave, potente y silencioso, con la satisfacción de saber que reduces consumo de combustible y emisiones. Toyota fue la primera marca en apostar fuertemente por este sistema, y por eso hoy puedes encontrar un híbrido en prácticamente cualquier tipo de modelo de la gama, desde un compacto urbano hasta un SUV, pasando por familiares y berlinas. Da igual que elijas playa o montaña: el nivel de la experiencia híbrida solo depende de los kilómetros que hagas.

Con un híbrido de Toyota a la costa

España es uno de los países con más kilómetros de costa del mundo. Pero claro, al ser el plan preferido por tantos, muchas playas suelen estar masificadas. La solución es buscar esas calas que no son tan conocidas, pero eso no evitará que algunas veces encuentres mucho tráfico en el camino.

En un Toyota híbrido los atascos se llevan mucho mejor. Gracias al cambio automático e-CVT te olvidarás de la palanca, por muchas veces que tengas que detener el coche y reanudar la marcha. Las relaciones se insertan solas, con total suavidad, y solo tienes que centrarte en el volante y en disfrutar de la música que sale del equipo de sonido. Por cierto, con el sistema Touch 2 de Toyota, solo tendrás que decir en voz alta el nombre de tu canción favorita para que empiece a sonar.

En los atascos, además, se suele disparar el consumo en un coche convencional, puesto que el coche debe subir de revoluciones cada vez que acelera después de una retención. Con un Toyota hibrido esto no es problema, ya que es capaz de circular algunos trayectos solo en modo eléctrico. Y cada vez que se para, el motor se apaga, en lugar de quedarse al ralentí consumiendo gasolina.

Como en todo Toyota, tienes disponibles los accesorios de la marca que necesites para estas vacaciones. En modelos como el Prius+ o el Auris Touring Sports Hybrid, por poner dos ejemplos, puedes instalar diferentes tipos de cofres y barras portaobjetos en el techo. Si tienes que llevarte la tabla de surf o el equipaje de toda la familia, incluida la sombrilla y la tumbona, no hay problema. Tienes espacio para lo que quieras.

/
Interior Toyota RAV4 hybrid
/
Mecánica híbrida de la última generación de Toyota Prius

Por último, imagina que por fin llegas a esa cala soñada, alejada del estruendo. Y solo quieres escuchar el murmullo del mar. Pues bien: eso es lo único que oirás incluso antes de bajarte del coche. Porque un Toyota híbrido es silencioso, para que a tus oídos solo llegue lo que de verdad importa.

Con un Toyota híbrido a la montaña

Si lo tuyo es imbuirte de naturaleza, en nuestro país también encontrarás tu destino. De norte a sur y de este a oeste, está repleto de codilleras, sierras y valles para perderte a placer. Si te gusta la montaña, posiblemente respetas el medio ambiente y te preocupa su conservación. Por eso tu coche es un Toyota híbrido: su silencio de marcha no molesta a los animales, y sus bajas emisiones no perturban sus ecosistemas.

Una de las características típicas de estos viajes son las carreteras de curvas: a veces, para llegar a ese pueblecito o ese bosque perdido, deberás recorrer antes un tortuoso puerto a mucha altitud. Para muchos, estas carreteras comarcales suelen ser estresantes. En un Toyota híbrido, se convierten en un disfrute.

Al volante del nuevo Toyota C-HR, por ejemplo, solo disfrutarás del trinar de los pájaros, porque su motor híbrido es extremadamente silencioso, y su cambio automático inserta siempre la relación idónea para que disfrutes al máximo de su conducción: su precisa dirección asistida y el tarado firme del chasis le dan un tacto deportivo y un paso ágil y seguro por curvas. Y al mismo tiempo, filtra bien los baches para que dentro ni los notes.

Por cierto, también puedes disfrutar de un híbrido si vas a la montaña con la familia a cuestas: el nuevo Toyota RAV4 hybrid tiene espacio de sobra para todos, y su carrocería elevada y aptitudes 'offroad' te permiten sacarlo del asfalto puntualmente para recorrer, por ejemplo, ese camino de tierra y piedras que llega hasta una casa rural. Cuando llegues, puedes volver a recorrerlos de vuelta, pero sobre dos ruedas: Toyota tiene muchas opciones de portabicicletas para que no os dejéis las bicis en casa.

Ahora que ya sabes algunas de las virtudes de la gama híbrida de Toyota ya no tienes que preocuparte del destino de tus próximas vacaciones… El viaje será lo mejor.

Más sobre híbridos Toyota

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.