Te observan, te gusta

5 maneras de cautivar con Toyota C-HR

A menudo te sientes observado, pero eso no es un problema para ti. Es más, la sensación de percibir los ojos ajenos clavados en tu persona te hace sentir bien. Eso indica que cautivas y te gusta. Por eso debes conocer cuanto antes a un nuevo e infalible aliado en tu propósito de levantar pasiones: Toyota C-HR.

Si eres de los que no conciben tu coche solo como medio de transporte, sino también como una extensión de tu personalidad; si te gusta ir a la última y hacer alarde de ello, Toyota C-HR encaja a la perfección contigo. ¿Qué aún no lo conoces? Tranquilo, estás ‘condenado’ a encontrarte con él. Antes de que eso ocurra, descubre por qué con Toyota C-HR te observarán allá donde vayas.

1. La primera impresión es definitiva

Toyota C-HR impacta en esa parte de tu cerebro que responde ipso facto a estímulos visuales irresistibles. Y es que estamos ante un modelo que apela a lo emocional. Sus formas angulosas, imitando la talla de un diamante, sus prominentes pasos de rueda o su sugerente frontal no pueden ser más cool. Además, ¿por qué no decirlo? Ir a la última y que eso se refleje en la imagen que proyectas es justo lo que deseas. Toyota C-HR es tu alma gemela, un modelo que sorprende desde el primer vistazo. Pura sensualidad.

2. Te lo has ganado y todos deben saberlo

Ya no eres ese joven intrépido con grandes perspectivas que soñaba con ser admirado. Ahora eres ese joven intrépido con suficientes logros personales y profesionales como para ser admirado. Y tu coche es fundamental para mostrar quién eres. Toyota C-HR tiene formas estilizadas y elegantes. Posee la deportividad de un coupé, pero a la vez ofrece una imagen robusta e imponente. Además, su bajo centro de gravedad le aporta dinamismo, sin condicionar un puesto de conducción tan elevado como tu posición merece.

/
/

3. Porque eres único y diferente

Si tienes un radar para captar tendencias, ya sabrás que Toyota C-HR no es un coche cualquiera. Es más, incorpora en su ADN el propósito de abrir una nueva vía entre los crossover de tamaño medio. Y es que hay características que convierten a Toyota C-HR en un coche único. Su mecánica híbrida de última generación, con especificidades dinámicas exclusivas para una conducción eficiente y lúdica al mismo tiempo, no tiene parangón en su segmento. Tampoco es convencional su sistema de sonido JBL, una marca premium con nueve altavoces que ofrecen una nitidez extraordinaria.

4. Toyota C-HR, a la última

Nunca entendiste la necesidad de llevar a cabo esa terrible costumbre de llamar la atención revolucionando el motor –y su correspondiente estruendo–. Gustar desde la elegancia va más contigo. Además, te encanta probar nuevos gadgets. Toyota C-HR incorpora la última generación híbrida de Toyota, lo cual es no solo una garantía de eficiencia, sino también de diversión. Por ejemplo, podrás sorprender en la ciudad desde el silencio de la conducción puramente eléctrica, o pasarlo bien pisando el acelerador con el modo Sport. Disfruta como un niño con tu nuevo ‘juguete’.

5. El interior importa (si es sensual)

Si Toyota C-HR te ha gustado con solo mirarlo, su interior te cautivará para siempre. El estilo cool del exterior tiene reflejo en un interior cuyo concepto ha sido bautizado como ‘Sensual Tech’, ya que combina funcionalidades tecnológicas avanzadas con un estilo sensual y moderno. La clave de este espacio es la calidad percibida en los materiales, las formas o las diferentes tecnologías. No te extrañes si tanto a ti como a los que te acompañen os cuesta salir de él. Es lo que tiene ser un seductor.

Más sobre Toyota C-HR

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.