Huelva, la tierra del buen gusto

Una ruta por los sabores de la Capital Gastronómica 2017

A estas alturas, pocos desconocen el origen del jamón de Jabugo o la gamba blanca, pero la provincia de Huelva tiene muchos más argumentos para conquistar tu estómago. Entre ellos, la proliferación de nuevos bares de tapas y restaurantes cuyas innovadoras elaboraciones elevan aún más la altura de unos productos naturales excepcionales. ¡Nos vamos de ruta!

En la esquina occidental de Andalucía, haciendo frontera con Portugal, se encuentra Huelva, una de las provincias menos frecuentadas turísticamente de nuestra geografía. A ello contribuye su lejanía respecto a la mayoría de los grandes núcleos urbanos del país, aunque para muchos, lejos de ser una dificultad, es precisamente su mayor aliciente. El otro gran reclamo son sus dos grandes embajadores gastronómicos: el jamón de Jabugo y la gamba blanca.

La elección de Huelva como Capital Gastronómica de España 2017 supone un reconocimiento a muchos años de constante evolución en la elaboración de una materia prima excelente. Será un año en el que muchos turistas aprovecharán para conocer de primera mano todas esas particularidades culinarias que ofrece esta esquina de la Península Ibérica. Lo que te proponemos es que nos sigas en esta ruta por Huelva al volante de un Toyota Land Cruiser. ¿Qué mejor que un pionero de los 4x4 para vivir la experiencia gastronómica antes que nadie?

/
La sierra del Jamón

¿Sería injusto denominar a la Sierra de Aracena y Picos de Aroche como Sierra del Jamón? Sí y no. Evidentemente, la jerarquía que supone tener un producto premium de fama mundial eclipsa de alguna forma a todo lo demás. Y es que no son pocos los que llegan a estas tierras con el principal propósito de comer buen jamón. Eso sí, la mayoría termina seducido también por la belleza inesperada de unos pueblos y unos bosques con gran encanto.

Arrancamos en la capital de la Sierra, Aracena, pueblo blanco en cuyas entrañas se encuentra la Gruta de las Maravillas, un complejo subterráneo natural en el que nos transportamos a un mundo onírico de estalactitas, estalagmitas y lagos interiores. Este prodigio puede combinarse –hay bonos que incluyen ambas atracciones– con una visita al Museo del Jamón, a solo 150 metros de la Gruta, donde aprenderemos todo sobre el proceso de crianza del cerdo, su vida en la dehesa, la curación y maduración de los jamones, etc. Además, incluye una degustación que nos servirá para abrir boca.

/

Sin salir de Aracena tienes la posibilidad de seguir alimentando tu espíritu en su Castillo, construido en el siglo XIII, pero también puedes llenar el estómago en Montecruz, cuya filosofía es elevar la tradición de unos productos de mucha calidad a través de una cocina moderna.

También puedes subirte a Land Cruiser y lanzarte a descubrir otros lugares de la Sierra. Por ejemplo, la pequeña población de Linares de la Sierra, a solo ocho kilómetros de Aracena, donde encontramos otro templo gastronómico, Mesón Arrieros, con una cocina que honra al cerdo ibérico sin renunciar a otras delicias de la tierra.

Otro de los puntos imprescindibles de la Sierra es la Peña Arias Montano, un promontorio coronado por el santuario de Ntra. Sra. Reina de los Ángeles desde donde obtenemos una perspectiva impresionante del pueblo de Alájar, con la Sierra al fondo. La estampa es tan idílica que dan ganas de bajar al pueblo. No lo dudes, hazlo y, si procede, entra en Casa El Padrino, un buen restaurante de cocina tradicional situado en una antigua granja del siglo XV.

Aparte del placer de comer, es tentadora la posibilidad de perderse en la naturaleza de esta Sierra. Una buena idea es hacer alguna ruta de senderismo. Por ejemplo, la que une los pueblos de Fuenteheridos, Galaroza y Castaño del Robledo, una etapa circular de 18 kilómetros que nos ocupará un día entero, pero merece la pena. El otro plan que debemos programar es subir hasta el pueblo de Jabugo y su entorno, aprovechando para aprender, esta vez in situ, cómo se elabora el mejor jamón del mundo. Jamones Eiriz ofrece visitas guiadas a su dehesa y su secadero natural.

/
La costa de la gamba

Como en el caso del jamón en la Sierra de Aracena, la gamba blanca lidera el ranking de popularidad gastronómica en la costa onubense. Aquí, el verano es la temporada alta, los meses en los que su extensísima línea de costa, desde las dunas de Doñana hasta Ayamonte, se llena de miles de bañistas. La mayoría de ellos busca, además de las mencionadas gambas, el sol y un Atlántico templado.

Como esto va de comida, nada mejor para argumentar la grandeza culinaria de esta costa que enumerando algunos de sus tesoros gastronómicos: lenguados, rapes, corvinas o doradas en el apartado de pescados; coquinas o chirlas en el de moluscos de concha; gambas, langostinos o cigalas en el de mariscos. Y en el de cefalópodos, otro rey de la gastronomía onubense: el choco, un tipo de sepia que se cocina de múltiples formas, sobre todo frito, en tiras, en deliciosas albóndigas; o guisado, como en las populares habas con chocos.

Punta Umbría, Isla Cristina o Ayamonte son los principales municipios de la Costa, aunque si hablamos de núcleos urbanos playeros podemos ampliar la ruta a Matalascañas, Mazagón, El Rompido, La Antilla, Islantilla o Punta del Moral. De todos ellos, el que mejor conserva la tradición pesquera es Isla Cristina, cuya lonja es la primera de Andalucía por subastas de pescado fresco y una de las más importantes de España. Ofrece visitas guiadas por grupos, una experiencia más que recomendable para imbuirse en la cultura pesquera de este rincón.

/

Si queremos darnos un homenaje de pescado y marisco lo podemos hacer en cualquiera de los muchos bares y restaurantes de la costa. Aunque, afinando el tiro, en Casa Rufino, en Isla Cristina; Casa Vicente, en Ayamonte; o Miramar, en la misma playa de Punta Umbría; no fallaremos en nuestro empeño.

Antes de rendir parada a la capital es muy recomendable visitar alguna de las bodegas donde se elabora el Vino Naranja del Condado de Huelva, un producto obtenido a partir de un vino de la DO con una adición de alcohol etílico de origen vitícola, aromatizado con cortezas de naranja amarga maceradas. Un par de opciones, ambas de Bollullos Par del Condado, son Bodegas Privilegio del Condado o Bodegas Oliveros.

/
Huelva, la gran confluencia

De los muchos que hablan bien de Huelva, pocos se refieren a la capital. Y es que durante décadas esta ha buscado esa identidad que hiciera parar a tantos turistas que pasaban de largo. Ya no es así gracias a una oferta gastronómica de primer nivel, espoleada por la irrupción de cocineros con nuevas ideas que han elevado su tono vital. Pero lo primero es recomendar la visita al Mercado del Carmen, un espectáculo para los sentidos que nos permite familiarizarnos con el ‘género’ autóctono, con mención especial a los pescados y mariscos.

El gran embajador de esta revolución gastronómica es Xanty Elías, quien en 2015 logró la primera estrella Michelin de la historia de Huelva. Su Acánthum, en el centro de la ciudad, nace de la pasión por los productos de la tierra, aunque Elías le da una vuelta a las elaboraciones tradicionales y poetiza los platos con títulos tan sugerentes como El atún que soñaba con las bellotas o la Infusión de chocos y sus tallarines.

Pero Acánthum no es una isla en la cocina de altura onubense. Puro Chup Chup también aporta aire fresco desde un concepto de tapeo que definen como ‘Cocina iconoclasta de mercado’. Otra barra imprescindible es la de Azabache, con una materia prima y unas elaboraciones excelentes, como las Carrilleras de Ibérico al Pedro Ximénez o los Taquitos de pez espada. Justo enfrente, aunque con un argumentario más clásico, Portichuelo es otra referencia de calidad y buen trato de los productos onubenses. Si aún te has quedado con hambre, La Mirta o Ciquitrake Gastrobar no te defraudarán.

El espíritu aventurero de Land Cruiser lo hace perfecto para esta escapada onubense. Su sistema de gestión todo terreno y tracción 4x4 te permitirá conquistar los rincones más escapados de la Sierra, mientras que la elegancia de sus líneas harán que los habitantes de este paraje giren la cabeza para verlo a su paso.

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.