5 paisajes espectaculares para dar la bienvenida a la primavera

Nos subimos al nuevo Toyota Auris para descubrir rincones mágicos

Desde las montañas más altas hasta centros urbanos, pasando por increíbles lagos, esta época del año lo impregna todo de color. Te proponemos una ruta para que exprimas esta estación como nunca lo habías hecho.

Estamos aquí para desmontarte el tópico de que "la primavera, la sangre altera". Hemos elegido cinco destinos que lo único que van a alterar son tus sentidos: la belleza que alcanzan sus paisajes no tiene comparación posible. Hemos decidido salirnos de lo obvio y proponer lugares que no están masificados, en los que podrás disfrutar de la naturaleza en toda su plenitud y olvidarte del estrés diario por un tiempo.

Y ya que hablamos de lugares únicos para huir de convencionalismos, qué mejor que llegar a ellos al volante de un Toyota Auris: un coche que diferencia al que lo conduce y destaca entre el resto por diseño, por tecnología y por comportamiento. Con su sistema de seguridad Toyota Safety Sense, que incluyen sistema precolisión, avisador de cambio involuntario de carril, reconocimiento de señales de tráfico y control inteligente de luces de carretera, sabes que vas a bordo de un coche extremadamente seguro, y eso te deja margen para disfrutar de su conducción con toda tranquilidad.

Hemos elegido para este viaje la versión Toyota Auris hybrid, que nos parece la idónea para recorrer la naturaleza respetando el entorno: su sofisticada propulsión híbrida, que combina un motor de gasolina y otro eléctrico, reduce el consumo y las emisiones de combustible a niveles mínimos, al tiempo que aporta una potencia, suavidad de marcha y silencio inéditas. ¿Estás preparado? ¡Arrancamos!

/
Un lago cerca de las nubes

Parque Nacional de Aigüestortes, Lérida. Recomendamos este lugar por la posibilidad de disfrutar el deshielo que llena el espectacular lago de Sant Maurici, a 1.900 metros de altura, hasta casi hacerlo rebosar. Lo rodean cumbres de más 3.000 metros, y por la zona encontrarás otros lagos de origen glaciar y multitud de senderos por los que perderte.

Si tienes experiencia y espíritu de senderista, puedes optar por la ruta transpirenaica GR11, que cruza el parque de punta a punta. Y sí, también hay flores, en este caso, de alta montaña: asoman ahora diversos tipos de gencianas, ribeteando el verdísimo paisaje de amarillo y púrpura.

Nuestra ruta: Hay infinitas posibilidades, pero nosotros te recomendamos salir de la caseta de información del lago Sant Maurici y seguir las indicaciones hacia el Vall de Monestero. Allí cerca está el refugio Ernest Mallafré, desde el que se entra en el valle por un breve tramo de pista de tierra. Ten en cuenta que aquí estás a más de 2.000 metros de altitud, de modo que disfruta de las vistas y saca la cámara de fotos.

¿Cómo llego? El último pueblo antes de acceder a este parque es Bohí. Llegarás con tu Toyota Auris hybrid por la carretera nacional N-230, desde la que tomarás la salida indicada a esta población, por la L-500. Es de doble dirección y suele haber camiones, pero la potencia y aceleración de tu Toyota Auris hybrid te permite realizar adelantamientos con mucha seguridad.

/
Suiza sin salir de España

Salent de Gállego, Huesca. Hemos elegido este pueblo, sencillamente, porque es uno de los más bonitos de España. Desde cualquiera de sus calles adoquinadas, formadas por fachadas de piedra oscura y vigas de madera, se contempla un paisaje pirenaico abrumador en esta época del año. Está enclavado en el Valle de Tena, que pide a gritos que recorras cualquiera de sus múltiples senderos a descubrir impresionantes paisajes.

Alrededor abundan otros pueblecitos y lagos rodeados de portentosas montañas, algunas de las cuales mantienen en sus cumbres un copete nevado, por más que el clima sea cálido y ya hayan florecido orquídeas rosas y amarillas, fresas salvajes y gencianas azules.

Nuestra ruta: Desde Sallent de Gállego hay muchas posibilidades, la mayoría son de baja dificultad, para poder disfrutar en familia, y todas muy bien indicadas. Así, puedes llegar a pie hasta el mirador de San Mamés, seguir por el camino que orilla el embalse de Lanuza o atreverte con la alta montaña y subir al pico Balaitús, a más de 3.000 metros de altura.

¿Cómo llego? Desde Huesca, toma la comarcal N-230 en dirección Jaca y, después, toma la desviación por la N-260, siguiendo las indicaciones hasta Sallent de Gállego. Disfrutarás de este recorrido de una hora de la suavidad de marcha y el silencio de tu Toyota Auris hybrid, que acentúa la sensación de estar en plena naturaleza

/
Los otros cerezos en flor

Valle de la Caderechas, Burgos. Estos árboles son, por decirlo de alguna manera, las estrellas del rock de la primavera con su flor blanca que tiñe el paisaje hasta donde alcanza la vista. Uno de los destinos más aclamados (y obvios) es el valle del Jerte, pero si conduces un Toyota Auris hybrid te gusta diferenciarte y descubrir lugares únicos. Por eso, te recomendamos otro escenario mucho menos frecuentado y conocido en el que dejarte abrumar por la explosión floral de los cerezos.

La flor del cerezo es escurridiza: cada año, sale entre el 20 de marzo y el 10 de abril y no permanece mucho tiempo, si bien siempre es un misterio qué días se dejará ver exactamente. No te olvides de disfrutar de otro de los regalos de estos árboles: las cerezas del Valle de las Caderechas tienen un sabor único, con un equilibro entre el dulzor y la acidez que raramente encontrarás en otra parte. Un auténtico manjar.

Nuestra ruta: En este caso, te proponemos una ruta por carretera al volante de tu Toyota Auris hybrid, para poder acceder a los lugares desde los que contemplar las mejores vistas y, al mismo tiempo, poder recorrer las calles empedradas de pueblecitos históricos. Tomamos la serpenteante carretera que conecta Hozabejas, Huéspeda, Madrid de las Caderechas y Río Quintanilla. Se trata de un tramo lleno de curvas que tu Toyota Auris hybrid, con su ajustado chasis, devora sin inmutarse y con ese tacto deportivo que tanto te gusta.

¿Cómo llego? Se puede acceder al valle por muchos puntos, pero nosotros te recomendamos partir del Pueblo de Padrones de Bureba. Una forma cómoda de acceder es tomando la carretera BU-30 y coger la salida 23. Desde allí, sigue por la BU-V-5021 que conduce directamente al pueblo.

/
Un paisaje urbano

Jardín Botánico La Concepción, Málaga. No siempre es necesario salir de la ciudad para darse de bruces con la primavera. Málaga es un ejemplo o, más bien, su Jardín Botánico Histórico de la Concepción. Situado al norte, después de callejear con tu Toyota Auris hybrid por las calles del distrito de Ciudad Jardín, llegas a este lugar: uno de los pocos jardines con plantas de clima subtropical que encontrarás en Europa.

Con un estilo paisajista inglés y más de un siglo y medio de antigüedad, su flora está organizada con criterio científico. Te aconsejamos visitar el Cenador de Glicina: una estructura de hierro cubierta por la colorida planta que le da nombre, trepadora y originaria de China, de la que cuelgan enjambres de flores de color lila con un aroma único por estos lares.

Nuestra ruta: Nada más entrar te encuentras una colección de plantas acuáticas y la rocalla de la universidad, que es un invernadero con insectívoras, bromelias y orquídeas. Justo al lado, te sorprenderá la abundancia de plantas africanas y bambúes. Te recomendamos seguir andando hacia la zona norte del jardín, y enlazar la ruta denominada La vuelta al mundo en 80 árboles. Su nombre se explica por sí solo.

¿Cómo llego? Conduce hacia el norte de la ciudad, en dirección a la urbanización de San José. Desde allí, sigue las indicaciones a Camino de Casabermeja hasta que llegues a una rotonda. Continúa recto durante un kilómetro y medio y llegarás directamente al jardín botánico.

/
Grande y mágica

Sierra Mágina, Jaén. No está claro si el nombre proviene de magna o de mágica, pero lo cierto es que los dos le vienen como anillo al dedo: la Sierra Mágina inspiró muchos poemas de Antonio Machado y no es para menos. Lindado al norte por el Valle de Guadalquivir, al sur por el río Guadahortuna, al este por las dehesas de Quesada, y al oeste por el río Guadalbullón, es un macizo montañoso con cumbres que superan los 2.000 metros y parecen arañar el cielo.

También es un lugar perfecto para contemplar los cerezos en flor. No, no es que tengamos fijación con este árbol, pero su espectacular florecimiento bien merece dos destinos. Y hay muchas más especies que visten de colores sus laderas: orquídeas, adelfas y violas, tiñen la sierra de morado y tonos rojizos, y le dan al paisaje un aspecto onírico.

Nuestra ruta: Puedes aparcar tu Toyota Auris hybrid en el parking de la Fuente del Moro. No figura en ningún mapa. Nuestro consejo: acércate al bello pueblo de Jimena, en las proximidades, y que te indiquen. Desde allí recorre a pie el camino que lleva hasta el pinar de Cánavas y Caracoles. El sendero sigue por la cara norte de la montaña Aznaitín, desde donde tienes unas vistas espectaculares. En una mañana te has hecho este recorrido, que no tiene mucha dificultad.

¿Cómo llego? Conduce tu Toyota Auris hybrid por la autovía A4, hasta la salida que te indica la carreteras comarcal A-320. Desde allí, sigue las indicaciones hasta Jimena.

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.