Cuál es la potencia ideal para mi híbrido

Eso de “limitados” no se aplica a los híbridos

Toda la potencia de la que puede presumir un motor gasolina o diésel, puede presumir un híbrido. Lástima que los anteriores no puedan decir lo mismo del consumo. A la hora de escoger la configuración de tu motor, todo se reduce a 3 variables: qué uso le vas a dar, cuánto quieres que consuma y cada cuánto quieres darle mantenimiento.

Los coches normalmente tienen los motores de gasolina o diésel que rondan entre los 90 y 240 CV de potencia máxima, pero ceñirse a los estándares normalmente hace que la gente termine lamentando no haber escogido algo más potente (si está en el límite inferior) o intentando librarse de ese monstruo del consumo (en la horquilla superior de las potencias).

Primero, desmitifiquemos: los híbridos tienen potencia “para rato”.

Y es aquí, querido conductor, donde hace aparición la POTENCIA INTELIGENTE. Sí, inteligente. Y no por obra de magia, sino tras años de investigación y desarrollo de la marca referente en híbridos.

Por eso es tan importante pensar bien pensado cuál es la potencia ideal con la que deberíamos configurar nuestro híbrido. Veamos las tres variables en las que tenemos que fijarnos.

¿Qué uso vas a darle?

A menos que te vayas a meter en un circuito o seas fan de las configuraciones deportivas, (en cuyo caso, no leas más, te recomendamos nuestro Toyota GT86), lo más probable es que vayas a hacer tres tipos de uso:

- Ciudad: para la cual, las configuraciones más sencillas son las perfectas para ti. Sobre los 90CV-110CV de potencia (a menos que vivas en Lisboa, donde cada calle es una cuesta) estás cubierto.

- Carretera: desde viajes ocasionales a uso intensivo de las autovías, si vas a salir de las zonas interurbanas, querrás un coche que no renquee en los puertos de montaña. Los 110CV podrían quedarse algo justos y quizás los 136 CV del Toyota Auris Touring Sports sean más lo tuyo.

- Montaña: son los terrenos más exigentes y, sin duda, no solo querrás la suspensión del RAV4, también deberás partir de unos 180CV en adelante.

Consumo y mantenimiento

Aquí llega la segunda y tercera parte de la ecuación. Tanto si te gusta proteger nuestro planeta como tu bolsillo, vas a querer las configuraciones menos potentes. Sí, a más caballos, más consume el coche.

O al menos así era hasta la llegada de los híbridos. Lo anterior no dejará de ser cierto, pero estarás consumiendo mucho menos que con un motor únicamente de combustible, aun en las configuraciones más potentes. Lo mismo podemos decir del mantenimiento. Es un hecho que los vehículos híbridos hace años que pueden llegar a reducir el coste de mantenimiento hasta un 50%.

Si es que con los híbridos de Toyota… Todo son ventajas.

CHR-Potencia inteligente
Descubre la potencia de los motores híbridos de Toyota
Hibridos potentes
Si creías que los híbridos no tienen potencia… estabas muy equivocado

Más sobre mundo híbrido Toyota

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.