Cómo elegir el coche que mejor se adapta a tus necesidades

¿Es el coche que te gusta el más adecuado para ti?

Busca el equilibrio entre lo práctico, lo cómodo y lo estético. Rendimiento, seguridad y financiación, elementos clave a veces olvidados.

Te enfrentas a un reto y decisión nada baladí. Se trata de una inversión importante para la que se debe tener un cuidado exquisito. Así que resaltemos algunos de los puntos clave a tener en cuenta a la hora de ir a comprar tu coche nuevo.

Como la casa no se empieza por el tejado, antes de acudir a tu concesionario Toyota más cercano, asegúrate bien de que conoces casi todo los detalles sobre el coche o el tipo de coche en el que estás interesado. Entre otros:

  • Precio
  • Características
  • Prestaciones
  • Financiación

Tienes a tu disposición toda esa información en la web, hasta el punto de poder ya configurar y personalizar tu coche ideal para tener una primera idea de cómo sería.

Dicho esto, no dejemos que los nervios nos invadan. Apliquemos nuestra personalidad desde el primer momento de búsqueda: simplifica, comparte la información y escucha, tómatelo con calma, sé práctico y adapta el coche a tu estilo.

/
AYGO x-wave, descapotable y disponible en 7 colores diferentes.
/
Esquema mecánico del RAV4 hybrid, un suv para disfrutar y escapar de la ciudad.
Entonces… ¿Qué coche necesito?

Todo, absolutamente todo, depende de ti. ¿Tienes familia? Probablemente lo que necesites sea un coche de siete plazas, amplio y versátil. ¿Necesitas un coche ágil y práctico, que te permita moverte en la ciudad pero sin limitaciones? El modelo urbano puede ser tu mejor opción. Poco consumo, fácil de aparcar… en definitiva, cómodo.

Son coches, además, con un equipamiento elevado y con una estética a la última que los hacen aún más atractivos. Diseño vibrante y fresco y con contundente personalidad.

Dime cómo conduces… Y te diré qué coche necesitas

¿Cómo es tu conducción? ¿Vas a usar el coche para ir a trabajar o para escaparte los fines de semana? Preguntas sencillas, decisiones claves.

Porque, por ejemplo, si vas a usar el coche para ir y volver a trabajar lejos de tu casa, para llevar a los niños al cole primero, y además para irte al campo el fin de semana… Tiene pinta de que vas a realizar muchos kilómetros. Si vas a hacer mínimo 30.000 o 40.000 kilómetros al año, necesitas un coche de bajo consumo y que sea seguro para tu familia. ¿Y hay algo que consuma menos que un híbrido?

Y si, por el contrario, quieres el coche básicamente para ir y volver al trabajo dentro de la ciudad y poco más. Tu trabajo está relativamente cerca y te escapas de la ciudad una vez al mes con tu pareja, aunque probablemente haces unos 15.000 km al año no deberías olvidarte del consumo, piensa en un híbrido que se adapte bien a la ciudad y que sea el mejor acompañante para tus escapadas románticas ¿Qué tal este?

Rendimiento y seguridad

El rendimiento del vehículo es algo fundamental, ya que destinamos una parte importante del presupuesto mensual a este asunto. Una cifra más que óptima de consumo en ciudad está entre los 4 y los 4,5 litros cada 100 km. Un coche híbrido también te ayudará a ahorrar en esta faceta.

En cuanto a seguridad, no es algo que sea cuantificable pero todos somos conscientes de su importancia. La fiabilidad y seguridad de Toyota es uno de los elementos más destacados por los propios conductores, según un estudio reciente de la OCU.

Financiación, garantía y mantenimiento

Ya no necesitas realizar un gran desembolso para la compra de tu coche. Los servicios financieros de la marca te proporcionarán un amplio abanico de oportunidades para que adquieras tu vehículo en las mejores condiciones, adaptando las posibilidades de financiación a tus necesidades de forma que consigas un mejor precio y mayor flexibilidad.

Servicios indispensables son también la garantía y el mantenimiento. No olvides que el objetivo principal con la compra de tu nuevo coche es disfrutar con tranquilidad y saber que puedes dejar el coche en revisión o reparación en las mejores manos, para que te lo devuelvan perfecto y sin sorpresas.

Así que, sí, en efecto: al final, todo es disfrutar. Relájate, simplifica, sé práctico, proyecta tu personalidad sobre tu coche… Y cuando lo tengas decidido, diviértete.

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.