Dónde y cómo puedes probar el coche que quieres comprarte

Las claves para dar el “sí quiero” definitivo

Comprar un coche es un compromiso importante, pues probablemente te acompañe más de 9 años. ¿No tiene sentido “poner cara” a la novia antes de comprometerte?’ Ir al concesionario de coches y comprobar el comportamiento del vehículo en tus manos es el paso último y fundamental para asegurarte de qué coche comprar pero, antes y durante ese paso hay varios detalles a tener en cuenta. Te los contamos.

Antes de ir al concesionario

Antes de probar el coche tienes que hacerte una lista de tus necesidades, prioridades, preferencias, gustos… Por ejemplo:

Cómo y dónde pedir la prueba del coche

Una vez has elegido cuál sería tu coche perfecto, es hora de pedir la prueba. Con Toyota puedes reservar el modelo concreto que deseas en el concesionario oficial que quieras a través de la web. Sencillo. Pero si aún tienes alguna duda, no te preocupes: llama al 900 822 002, todas quedarán resueltas.

Y si aún necesitas más detalles, también puedes consultar el listado completo de concesionarios.

Prueba la gama híbrida de Toyota
La nueva gama híbrida de Toyota, a tu disposición
Haz la prueba de un coche en los concesionarios Toyota
Pasa dentro, siéntete como en casa
Antes de ponerlo en marcha

Una vez en el concesionario, pero antes de arrancar, hay una serie de cuestiones que tal vez no se te habían pasado por la cabeza y deberías tener en cuenta:

1. ¿Cómo te sientes una vez dentro?

a. si tienes espacio suficiente
b. si la posición de conducción es cómoda
c. si puedes regular de forma sencilla el asiento, el volante…
d. OJO: no olvides revisar todo esto, pero también en el asiento del conductor, los traseros…

2. Visibilidad

El tamaño del salpicadero, la luna delantera y la trasera influyen enormemente en la porción de carretera que ves. No todas las personas necesitan la misma amplitud de vistas, pero asegúrate de que no escoges un coche que te limite el campo visual más de lo que necesitas.

3. Los controles…

¿Están bien situados? ¿Es fácil acceder a ellos y usarlos? Recuerda: cuanto más sencillo, mucho mejor.

4. Capacidad del maletero

Aquí volvemos a la primera pregunta que nos planteábamos: ¿para qué necesito el coche? En función de eso, piensa: maletas, bolsas de la compra, enganches para que no se vuelque nada…

5. Extras…

Y no extras: como te decimos, no te centres solo en coger el coche y conducirlo. Siéntelo. Esto es: usa todos su extras (conectividad con tu teléfono, sonido de los altavoces, llamada en manos libres…) y lo que no es tan extra, como el aire acondicionado.

¡Arrancamos!

Nos hemos puesto en marcha, así que ahora es el momento de prestar atención a:

  • El ruido del motor. 
  • El ruido interior.
  • Los cambios de marcha (si es automático, olvídate y disfruta del resto).
  • La respuesta del motor en llano y en pendientes.
  • Los frenos.
  • La comodidad de la dirección sobre todo en curvas y al aparcar…

Sabemos que no es fácil elegir qué coche comprar (en Toyota no podemos decidirnos por un único modelo entre los nuestros). Así que no te preocupes: prueba un Toyota donde, cuando y cuantas veces quieras.

Más sobre compromiso Toyota

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.