Toyota resiste en la versión más dura del Dakar

Un deslizamiento de tierra obliga a acortar el recorrido

La octava etapa del Dakar ofreció su cara más agria por las fuertes lluvias, que provocaron un gran deslizamiento de tierra en Volcán (Argentina), impidiendo el paso a los participantes. Por tal motivo se recortó el recorrido y se suspendió la novena etapa. Toyota pudo colocar a tres pilotos entre los 10 primeros de la etapa, aunque Roma (Toyota Overdrive Racing) no pudo mantener la tercera posición de la general.

El Dakar es un rally diseñado para que los pilotos demuestren su pericia en lugares remotos y en terrenos de una dificultad extraordinaria. Pero incluso para ellos, acostumbrados a superar situaciones extremas, hay límites infranqueables. Ayer, la misma naturaleza que ha provocado una fuerte sequía en algunas zonas del norte argentino en los últimos meses, quiso que las intensas lluvias causaran estragos en el recorrido. Así, más allá de que los coches no habían sido preparados para terrenos tan blandos, un deslizamiento de tierra junto a la población jujeña de Volcán paralizó literalmente a la caravana.

Roma se aleja del podio

En las carreteras embarradas de Bolivia y el norte argentino, los Toyota Hilux 4x4 de Giniel de Villiers (TOYOTA GAZOO Racing SA), Nani Roma y Conrad Rautenbach (Toyota Overdrive Racing) resistieron y consiguieron llegar en la quinta, séptima y novena plaza, respectivamente. Un resultado aceptable que, sin embargo, no satisface a Roma, quien perdió algo más de 14 minutos respecto a Sebastian Loeb (Peugeot), el nuevo líder. Roma cedió así la tercera posición a favor de otro francés, Cyril Despres, y se aleja un poco más del liderato, que ahora está a 23 minutos.

Pero la peor noticia para Roma puede ser la suspensión de la novena etapa, con una especial de 406 kilómetros donde la navegación debía jugar un papel decisivo. Un recorrido, sobre el papel, propicio para el piloto español, que ahora deberá pelear por regresar al podio en las tres etapas que restan hasta Buenos Aires. Antes de eso, tanto Roma como el resto de pilotos tendrán que vivir otro tipo de aventuras, como relataba el catalán al finalizar la etapa: “La carrera está rota, estamos sin ropa y no sabemos dónde vamos a dormir. Es todo un poco caótico”.

/
Nani Roma (Toyota Overdrive Racing), en tierras bolivianas.
/
Akira Miura (TLC) es segundo en la categoría de producción.
Los TLC siguen a la cabeza

Por su parte, los pilotos de TLC, Christian Lavieille y Akira Miura, continúan por la senda del triunfo con sus Land Cruiser, y siguen ocupando las dos primeras plazas en la categoría de producción. El éxito del equipo TLC se magnifica por el hecho de que en la etapa de ayer, bajo condiciones muy difíciles, los pilotos no tenían prácticamente acceso a la asistencia. Según las palabras de Yuji Kakutani, director del equipo TLC: “Tenemos que mirar hacia las últimas etapas que nos esperan adelante y manteniendo nuestro buen momento”.

Sin etapa, ni descanso

Tras la anulación de la novena etapa, los participantes, que no tendrán mucho descanso ni asistencia dadas las circunstancias, deberán estar el jueves en Chilecito para tomar la salida en la décima, que acabará en San Juan después de recorrer 751 kilómetros, con una especial de 441 kilómetros. Será, en teoría, una etapa rápida, la antepenúltima oportunidad de los participantes para intentar mejorar sus puestos en la general. Aunque si algo está demostrando este Dakar es que las previsiones y los programas pueden convertirse rápidamente en papel mojado.

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.