¿Cada cuánto tengo que pasar una revisión con mi coche y por qué?

Respetar el mantenimiento recomendado por el fabricante es clave para optimizar el rendimiento y vida útil de tu coche

Las marcas establecen para todos sus modelos intervalos de revisión conforme a un período de tiempo y/o un número de kilómetros. Seguir esos consejos del fabricante sobre revisiones periódicas es clave para optimizar su rendimiento, vida útil y en algunos casos, para conservar la garantía.

Tras comprar un coche la marca te recomienda que, además de las revisiones obligatorias, una vez superados unos kilómetros determinados o cierto periodo de tiempo, visites el taller para someterle a una revisión. En realidad, ambos parámetros suelen ser complementarios, es decir, si por ejemplo existe una revisión cada 12 meses o 15.000 kilómetros, debemos llevar el coche al taller cada 12 meses a pesar de haber hecho únicamente 10.000 kilómetros, o bien hacerlo si alcanza los 15.000 kilómetros en menos de doce meses desde la última revisión o desde su compra.

En Toyota establecemos un periodo superior para la revisión de salud y seguridad de sus vehículos, que asciende a dos años o 30.000 kilómetros. Si bien el coche, a fin de evitar averías, mantener la calidad y la durabilidad del mismo, precisa una revisión intermedia cada año o cada 15.000 kilómetros.

Elementos clave de la revisión: qué y por qué

Cambio de aceite del motor

El tiempo y el kilometraje hacen que pierda propiedades, lo que convierte su sustitución en algo imprescindible para la correcta conservación del motor, de modo que no se acorte su vida útil y se mantengan sus prestaciones.

Filtro de aceite

Junto con el cambio anterior, se incluye siempre este cambio en las revisiones porque en él se acumulan muchas impurezas junto con aproximadamente medio litro de aceite usado. Al mezclarse con el nuevo si rellenamos, éste pierde sus propiedades rápidamente.

Líquidos de frenos, dirección, anticongelante y limpiaparabrisas

No es menos importante la comprobación de los niveles de estos líquidos y, en caso de ser necesario, rellenarlos. Recuerda que para comprobarlos el coche debe estar en llano y con el motor apagado y frío. Vigila también si el nivel es demasiado alto, pues podría ser causa de un problema mayor. Y si tienes dudas, lo mejor es que acudas al taller, nuestro servicio técnico oficial estará encantado de ayudarte

/
Desde nuestro chat podemos ayudarte a resolver tus dudas sin que tengas que desplazarte
/
Nuestros talleres son una garantía de calidad y fiabilidad
Filtro de polen

La sustitución de este filtro suele realizarse conforme a la recomendación del fabricante, y es importante porque evita que el polen y otras impurezas entren en el habitáculo y sean inhaladas por los ocupantes.

Este filtro sucio interfiere, además, en el correcto funcionamiento del sistema de climatización. Pasar las revisiones en los talleres oficiales te da seguridad y certidumbre. La certeza de que utilizarán componentes auténticos y aprobados, permitirán que, en caso de que el coche sufra algún problema, y gracias al conocimiento del diseño que tienen los mecánicos tanto del vehículo como de las piezas, se pueda reducir al mínimo el coste de las reparaciones.

Solicita cita previa en tu taller más cercano

Más sobre mantenimiento Toyota

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.