Cómo conducir con nieve: medidas y consejos

Se acerca el invierno… mejor que te pille preparado

Llega el invierno, y con él: bajas temperaturas, heladas y nieve. No importa si el trayecto con tu coche es de casa al trabajo, o si te vas de fin de semana. El peligro no desaparece. Te damos una serie de consejos y medidas que deberías tomar para conducir de forma segura con ese tipo de condiciones. Estilo de conducción, marchas, adaptaciones del vehículo… Vamos paso a paso.

La precaución al volante debe acentuarse especialmente en invierno. Tener un coche adecuado y adaptado de serie como un C-HR, un RAV4, o un Land Cruiser, los SUV de Toyota, evidentemente ayuda. Los tengas o no, sigue siendo necesario tener en cuenta además una serie de recomendaciones antes de lanzarte a la carretera.

Antes de nada y dentro de lo posible, cuando vayas a ponerte en marcha trata de revisar previamente la previsión meteorológica y los partes de nieve. Esto podría servirte para decidir qué ruta hacer y equipar y adaptar tu coche con todo lo necesario.

También es importante, como siempre te decimos, que tengas tu coche a punto. Esto es:

  • Comprueba que todos los líquidos del coche se encuentren en los niveles adecuados (¡sobre todo el anticongelante!).
  • Asegúrate de que la dirección y los frenos estén bien.
  • Y mantén en buen estado los limpiaparabrisas.

Dicho esto, vamos con los otros consejos y medidas más importantes si tienes que conducir con nieve:

Conduce suave siempre que vayas por nieve
Conducción suave y sin maniobras bruscas
Toyota Yaris de competición por nieve
No solo pienses en el Land Cruiser cuando hablemos de nieve, nuestro Yaris Gazoo Racing VUELA sobre ella
Neumáticos

Para conducir sobre nieve (y sobre cualquier tipo de superficie) es de vital importancia tener el neumático adecuado. El más recomendable para carreteras con nieve es el neumático de invierno, que tiene mayor adherencia al terreno y ofrece un mejor agarre a la hora de frenar y acelerar.

  • En caso de no disponer de neumático de invierno, tendrás que echar mano del uso de cadenas. Y llegados a este punto, lo mejor es desactivar el ESP, ya que está diseñado para funcionar correctamente con una superficie de agarre constante.
Tipo de conducción

Suave, evitando cualquier tipo de maniobra brusca (fuerte frenada, fuerte aceleración, volantazos, etc).

  • Acelerar: usa el pedal del acelerador con mucha delicadeza. Por ejemplo, al salir de una curva: hasta que notes que el coche no patina de ninguna de las ruedas, no aceleres.
  • Frenos: en caso de que tengas que frenar, y en la medida de lo posible, usa el propio motor para parar el coche; y en caso de tener que pisar el pedal de freno, procura hacerlo con las ruedas rectas, ya que frenar con las ruedas giradas te hará tener menos control.
  • Curvas: a la hora de tomarlas, cuanto menos gires el volante, mejor. Un ángulo de giro excesivo podría provocar subviraje, es decir, el coche podría derrapar del tren delantero.
  • Marchas: intenta circular siempre con la marcha más larga posible y hazlo a un nivel bajo de revoluciones, poco más que a ralentí. Así evitarás que el coche pierda tracción por exceso de fuerza.

Y por último, pero no por ello menos importante: calma, paciencia y confianza en ti y en tu coche. Recuerda que dentro de un Toyota, lo importante es disfrutar y llegar a tu destino sin problemas.

Más sobre experiencias Toyota

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.