Los 3 tipos de coches híbridos y sus diferencias

Aprende a distinguir los tipos de híbridos que puedes encontrar en el mercado

Atendiendo a su principio de funcionamiento, los clasificamos en tres tipos: en serie, en paralelo y combinado. El híbrido combinado es considerado el más eficiente, dota al vehículo de potencia instantánea con niveles mínimos de consumo y emisiones.

Que los coches híbridos son una más que interesante opción de compra ya es un hecho, pero todavía existen dudas sobre los diferentes tipos que existen en el mercado y en cómo decidirse en la compra de un vehículo. Te enseñamos cuáles son las  características y principales diferencias de los 3 tipos de coches híbridos que existen.

Todos los coches híbridos combinan dos motores, uno de combustión interna (convencional) y otro eléctrico, alimentado por baterías. Los híbridos hace años que son una alternativa al coche “de toda la vida”, y en este tiempo no han hecho sino aumentar cada año, con datos tan exitosos como los del año 2016, en el que el mercado español de los vehículos híbridos cerró el ejercicio con un aumento de las matriculaciones del 68%, según los datos facilitados por la Asociación de Fabricantes (Anfac).

6 ventajas de los coches híbridos

Más allá de los datos de ventas, los coches híbridos son considerados como una de las opciones mejor valoradas por los usuarios. Las razones son lógicas y justas:


1. Ahorro de combustible.
2. Reducción de emisiones.
3. Generan su propia energía reciclada.
4. Su mantenimiento es más barato.
5. Coches muy suaves y silenciosos en su funcionamiento.
6. Y tal vez lo más importante: hablamos de una tecnología muy testada, es decir, fiable. Por ello la garantía del motor eléctrico y sus baterías es muy superior al resto.

/
El renovado sistema híbrido combinado Full Hybrid de Toyota es la solución más eficiente para la conducción.
/
Así es la batería eléctrica de los híbridos combinados.
Principales tipos de híbridos

Atendiendo a su principio de funcionamiento se pueden clasificar en tres tipos:

Híbrido en paralelo
Tanto el motor convencional como el eléctrico trabajan a la vez para transmitir la potencia a las ruedas. Es una solución relativamente sencilla, pero no es la más eficiente. También son conocidos como semi-híbridos.

Híbrido en serie
El motor de combustión convencional no tiene conexión mecánica con las ruedas, sólo se usa para generar electricidad. Es decir, su cometido es generar electricidad para que el motor eléctrico mueva al vehículo. Cuando la batería se llena, el motor convencional se desconecta temporalmente.

Híbrido combinado
El coche se puede mover con el impulso de cualquiera de sus motores (convencional y eléctrico), ya que ambos tienen conexión mecánica con las ruedas, lo que permite circular en modo eléctrico. Es la solución más eficiente. También son conocidos como full-hybrid.

Este tercer tipo de híbrido dota al vehículo de potencia instantánea y aceleración sin saltos, ya que el motor eléctrico, alimentado por la batería del sistema híbrido, funciona en combinación con el motor de gasolina para potenciar la aceleración durante la conducción normal. Los Toyota C-HR, Auris Hybrid o Yaris Hybrid ilustran bien este tipo de coches.

Añadiendo que la tracción de las ruedas puede correr exclusivamente a cargo del motor eléctrico, sin generar emisiones de CO2, NOx, ni partículas, hacen de este full-hybrid la opción más completa.

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.