Qué tipos de cambio de marchas automático existen

El debate manual/automático se recrudece

La gran ventaja del cambio automático es que, además de la comodidad, hacen una mejor gestión del cambio de marchas que la mayoría de los conductores. No todos los cambios automáticos son iguales ni funcionan igual, estos son los principales.

Dicen que quien prueba un coche con cambio automático no vuelve jamás al manual. Y aunque queden algunos románticos de la conducción clásica, cada día se venden más y más vehículos “sin embrague”.

Sin embargo, aunque los cambios automáticos son más eficientes, también son tecnologías más complejas y no todos son iguales. Por eso, si estás pensando en incluir este avance dentro de las características de tu próximo vehículo, te conviene saber que:

  • No todos funcionan igual
  • No todos consumen lo mismo
  • No todos gestionan las marchas de la misma forma.

Estos pequeños detalles influyen tanto en el gasto de combustible como en la comodidad de tu conducción.

Pero no perdamos más tiempo. ¡Vamos con las características de los distintos tipos de cambios automáticos disponibles en el mercado!

1. Cambio manual automatizado

Una mezcla entre una caja manual y una automática. Es decir: una caja manual que incorpora un sistema de embrague electrónico interno para que no se tenga que accionar exteriormente. Es una opción compacta y ligera, pero con cambios algo bruscos y a veces precipitados, por lo que el ahorro de combustible no es el óptimo.

2. Cambio automático convertidor de par

El más tradicional. Ha tenido que aumentarse el número de velocidades para este cambio, a fin de mejorar los consumos y fiabilidad.

3. Cambio de doble embrague

Cuenta con dos cajas de cambio que funcionan simultáneamente: una para las marchas pares y otra para las impares, lo cual permite cambios rápidos y fluidos. Sus desventajas: mayor precio; menor precisión a baja velocidad.

4. Cambio automático por variador continuo (CVT)

Es el más avanzado. El movimiento se transmite con un sistema de poleas de diámetro variable, lo cual hace que no se produzcan cambios de marcha como tales. Resultado: comodidad y suavidad extraordinaria + menor consumo.

  • e-CVT: la "e" significa que la conversión de par y velocidad se realiza con un motor eléctrico y no con las tradicionales correas. Una gestión todavía más afinada del giro del motor, con revoluciones mejor optimizadas y mayor aprovechamiento de potencia y par motor.
Transmisión automática del coche híbrido Toyota e-CVT
Así es la transmisión e-CVT de un Toyota híbrido
Seguridad y comodidad del cambio automático Toyota para coches híbridos
El cambio automático de Toyota te da mayor seguridad y mayor comodidad… Y además, qué bien queda, ¿eh?

Tecnicismos (y romanticismos) a un lado, vayamos a lo pragmático: si montas en un híbrido de Toyota con motor e-CVT, créenos, no notarás nada más allá de la suavidad, el confort, el silencio y, en definitiva, la sencillez y el placer de conducir.

Que no, de verdad que no exageramos. Pero, en cualquier caso, ¿por qué no lo compruebas tú mismo?

Más sobre motor y modelos Toyota

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.