Concept-i: la apuesta de Toyota para el futuro

Inteligencia artificial al servicio del confort y la seguridad

El nuevo prototipo de Toyota es toda una declaración de intenciones sobre el enfoque que la marca pretende dar a los vehículos del futuro. Con un diseño que parte desde el interior, busca una relación más “humana” con la tecnología y se centra en ofrecer al conductor y a los acompañantes una experiencia cálida.

En el futuro los coches serán cada vez más autónomos y necesitarán menos de nuestra interacción para cumplir su cometido. En Toyota no quieren que en esta transición perdamos la conexión con ellos y por eso han presentado Concept-i, un prototipo que dibuja algunas de las líneas maestras que marcarán el porvenir de la relación entre vehículo y propietario.

El automático inteligente…

Concept-i ha sido diseñado por el estudio CALTY Desing Research de Toyota en Newport Beach, California. El Toyota Innovation Hub de San Francisco también ha puesto su granito de arena con el desarrollo de tecnologías de experiencia de usuario. La filosofía en la que se basa su diseño ha sido bautizada como ‘calidez cinética’ y expresa que la tecnología de movilidad ha de ser agradable, acogedora y, especialmente, divertida. Concept-i utiliza un avanzado sistema de inteligencia artificial que anticipa las necesidades de la gente, estimula su imaginación y, en definitiva, mejora sus vidas.

Vehículo y conductor, más unidos que nunca

El potente sistema de inteligencia artificial del Concept-i aprende del conductor y, de esta forma, va construyendo una relación con él. Gracias al uso de múltiples tecnologías, mide las emociones de su propietario en relación a los distintos momentos del día o lugares que recorre.

Su otro as en la manga consiste en poner la inteligencia artificial al servicio de la seguridad. Con avisos visuales y táctiles, Concept-i favorece la capacidad de respuesta del piloto. Aunque ofrece la opción de elegir entre conducción autónoma o manual, supervisa de manera constante la atención del conductor y el estado de la carretera. Los objetivos son dos: potenciar la implicación del conductor y prestarle ayuda ante condiciones de tráfico peligrosas.

/
Exterior del Concept-i
/
Interior del Concept-i
En busca de una tecnología más “humana”

‘Yui’ es el apodo de la interfaz que sirve de sustento a la inteligencia artificial de este vehículo. Gracias a sus líneas fluidas y a un diseño audaz, ‘Yui’ es capaz de comunicar mensajes importante a través del tacto, la luz o el sonido. De hecho, en lugar de utilizar pantallas en el salpicadero, la información se revela allí donde y cuando se necesita.

Por ejemplo, la iluminación en la parte de los pies indica si el coche está en modo automático o manual; unos proyectores situados en la bandeja trasera comunican la presencia de ángulos muertos y una nueva generación de pantalla head-up ayuda a mantener la atención del conductor en la carretera.

Por ahora, Concept-i no es más que un prototipo. Una especie de mapa del camino que Toyota pretende recorrer en el futuro. Potenciar la relación vehículo/conductor y optimizar la seguridad son dos líneas claves que marca Concept-i, pero no parten de cero: descubre la gama híbrida y compruébalo.

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.