Cómo funciona una rueda run-flat

La mayor ventaja: no necesitas llevar rueda de repuesto

Aunque se les conoce popularmente como los neumáticos “antipinchazos”, no son exactamente eso. Los neumáticos run-flat te permiten continuar la marcha bajo ciertas condiciones cuando pinchamos, de modo que podemos seguir circulando hasta que lleguemos a un taller donde reparar o sustituir el neumático. Te contamos cómo lo logran.

La gran diferencia entre un neumático normal y un neumático run-flat es que este tiene un refuerzo que te permitirá seguir circulando cuando se produce un pinchazo durante una cierta distancia (normalmente 80-100 kilómetros, aunque los hay que aguantan hasta 250 km) y a una velocidad determinada (también como máximo, normalmente, a 80 km/h).

Los run-flat integran dos tecnologías:

  1. Un soporte interior en el que se apoya la banda de rodamiento cuando falta presión en el neumático. 
  2. Un refuerzo de los flancos para limitar la deformación del neumático durante la pérdida de presión que se produce tras un pinchazo.
Cómo funciona un neumático run-flat

Si te ponen dos neumáticos delante, uno normal y un run-flat, no podrás distinguirlos en apariencia. Porque la gran diferencia está en el interior: flancos y hombros reforzados, con el fin de, efectivamente, poder mantener la forma íntegra del neumático sin que se deforme por la pérdida de presión tras el pinchazo. De este modo el neumático se mantiene fijo a las llantas.

¿Qué significa esto? Simple: mantendrás el control y podrás seguir circulando de forma tranquila. El neumático seguirá soportando todo el peso del coche a pesar de que no le quede aire (permanecerá aguantando la carga a presión nula). A eso se le suma que tampoco se llegará a desllantar, que es una de las principales causas por las que, tras un pinchazo, nos salimos de la carretera.

Puede que te estés preguntando: “correcto, pero ¿cómo se cuándo tengo que parar si estos neumáticos tienen una duración limitada tras el pinchazo?” Buena pregunta, claro que sí.

Y la respuesta también lo es: además de las leves sensaciones que evidentemente notarás en el volante cuando se produzca el pinchazo, serás avisado a través del sensor de presión, que saltará en el salpicadero cuando los bares de la rueda bajen. De este modo, y conociendo previamente cuántos kilómetros puedes continuar, ya sabes hasta dónde puedes llegar. Visita este artículo para saber cómo funciona el sistema de avisos TPMS cuando falta presión en la ruedas.

Así es una rueda run-flat para equipar tu Toyota
Interior de una rueda run-flat
En el salpicadero de tu Toyota saldrá la alerta de presión de neumáticos
La alerta de presión de neumáticos te avisará del problema… Pero tranquilo, tienes tiempo
Para mayor seguridad: EuroCare

Es posible que, a pesar de todo, no sepas hasta dónde llegar o parar. O simplemente qué hacer. ¿Quebradero de cabeza? Ninguno, porque con tu Toyota tienes incluido EuroCare, ¿recuerdas? Una llamada, 30 segundos… Y tranquilidad. Nosotros te daremos solución.

La tecnología más innovadora está a tu alcance con Toyota. Y la seguridad. Y la asistencia… Estamos cerca de ti. Porque los viajes en coche no son para sufrir. Así que tranquilo… Y disfruta.

Más sobre innovación y tecnología Toyota

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.