Tu coche también vuelve al cole: mantenimiento post-vacaciones

Manual de mantenimiento después del verano

Cambio de estación, de horarios, pero no de coche. Para que tu vehículo esté como nuevo tras los viajes de verano, te recomendamos hacerle una puesta a punto.

En otoño llegan las lluvias, las horas de luz se reducen e incluso empiezan a aparecer bancos de niebla. Además, con la caída de las hojas, puede haber tramos de carretera especialmente deslizantes. Incluso es probable que durante los meses de verano hayas realizado muchos kilómetros, lo que implica un mayor desgaste de los neumáticos, consumo de líquidos o que los filtros hayan tenido que trabajar horas extra y, por tanto, estén más sucios de lo habitual. Te proponemos una lista de los puntos clave a revisar para para que tu coche vuelva a estar como recién salido del concesionario.

¿Qué componentes del vehículo es necesario revisar?

Aunque siempre es bueno comprobar que todos los elementos del coche están en buen estado, hay 6 componentes que son claves en el cambio de estación:

1.- Luces: comprueba que todas las bombillas funcionan correctamente: diurnas, de cruce, largas, intermitentes, antinieblas y frenos. También el nivelado, para evitar deslumbrar a los demás coches. Recuerda que, aunque no es obligatorio, la DGT recomienda llevar luces diurnas a partir del otoño: la caída del sol al atardecer (el momento con menos visibilidad) llega antes, y por el día la lluvia, la bruma y las nieblas dificultan la visibilidad. Si tienes un Toyota posterior a 2010, tranquilo: va equipado con luces diurnas. En caso contrario, puedes circular de día con las luces de cruce.

2.- Equipamiento obligatorio:

  • Triángulos y chaleco reflectante
  • Rueda de repuesto o kit antipinchazos
  • Cadenas si tienes previsto viajar a una zona de mucha altitud con riesgo de nevadas
/
Los profesionales de Toyota son los más indicados para llevar a cabo el mantenimiento
/
Es importante mantener a punto todas las partes mecánicas de nuestro vehículo

3.- Limpiaparabrisas: aunque no le solemos dar mucha importante, es un elemento clave para la seguridad al volante. En verano llueve poco, pero se usan frecuentemente para despejar el parabrisas de polvo o mosquitos. Una acción que desgasta de forma acelerada las escobillas y hace que se consuma mucho más líquido. Comprueba el estado de las gomas, si suena un chirrido cada vez que las activas y barren el parabrisas, no hay duda: debes cambiarlas inmediatamente. También es muy importante comprobar el nivel del líquido del limpiaparabrisas y del anticongelante.

4.- Frenos: en condiciones de lluvia, nieve o heladas, solo un perfecto estado de las pastillas y los discos garantizarán que tu coche se detenga con la eficacia de siempre. En los Talleres Oficiales Toyota comprobarán tanto el nivel de desgaste como el del líquido de frenos, y si es necesario sustituir algún elemento, lo harán con la garantía de piezas originales.

5.- Neumáticos: comprueba siempre su nivel de desgaste: el dibujo debe tener más de 1,6 milímetros de grosor, aunque siempre es recomendable que sea superior. Recuerda además que, pasados cinco años, los especialistas recomiendan cambiar los neumáticos: la goma pierde elasticidad y se endurece, por lo que pierde capacidad de agarre y puede prolongar las frenadas.

6.- Filtros de aire: mejoran la combustión de tu motor y, por tanto, optimizan el rendimiento y reducen el consumo. Por eso es importante revisar que están en perfecto estado y no están obstruidos, especialmente después del verano: la abundancia de polvo e insectos en el aire los hacen sufrir especialmente. Lo mismo ocurre con los filtros antipartículas del interior: solo si están despejados podrán evitar que entren en el habitáculo malos olores o agentes alérgenos.

Tu Toyota en las mejores manos: las del especialista

En ningún sitio conocen mejor un Toyota que en los Talleres Oficiales: siempre te darán la mejor relación calidad/precio, con la seguridad de que usan piezas originales, que duran más y ofrecen el máximo rendimiento.

Si la idea de llevar tu coche al taller no te seduce, es porque no conoces el mantenimiento Toyota Care:

  1. Con prioridad en el taller para elegir día y hora.
  2. Sin que tu bolsillo se resienta: pagas pequeñas cuotas mes a mes, sin subidas ni sorpresas, y además incluye descuentos y promociones especiales.
  3. Sin preocuparte de cuándo “toca” la próxima revisión: te avisamos y gestionamos tu cita.
  4. Olvídate del papeleo con tu seguro: lo gestionamos por ti.
  5. Y si tienes un híbrido, incluye un chequeo en profundidad de todo el sistema híbrido.

Ahora ya no tienes excusa: tu vehículo estará seguro y listo para disfrutar al volante en los meses de otoño, con todas las garantías.

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.