Deja que tu Toyota aparque por ti

Aparcar no es problema con la Asistencia al Aparcamiento Toyota

¿Sabías que uno de cada tres conductores españoles reconoce que no sabe aparcar? ¿Y que durante esta maniobra aumenta el riesgo de dañar la carrocería por ese bolardo inesperado? Aparcar es el momento de mayor estrés al volante, pero Toyota tiene la solución: un sistema inteligente que estaciona solo.

Seamos sinceros. Un Toyota se disfruta en marcha, al callejear ágilmente por ciudad, circulando confortablemente por autovía o cuando recorres divertidas carreteras de montaña. Cada vez que te subes al coche disfrutas de la experiencia... hasta que llega la hora de aparcar. Da igual lo hábil que seas al volante: esta maniobra es costosa y poco agradecida, especialmente en el centro de una gran ciudad, donde los huecos amplios escasean y hay que ser capaz de estacionar con agilidad.

Ten en cuenta que al aparcar hay un riesgo elevado de que rayes la carrocería de tu Toyota. Lo cuentan desde la Asociación Empresarial del Seguro, tras publicar un estudio en el que afirman que los conductores y conductoras noveles son los más propensos a dañar el coche en los estacionamientos (algo lógico por la falta de experiencia). Pero, atención: según avanzan en experiencia, ellos son más veces víctimas de obstáculos inesperados que ellas.

Otra aseguradora (Direct Seguros) realizó una encuesta el año pasado que arroja una conclusión alarmante: uno de cada tres conductores españoles reconoce que no sabe aparcar. Y uno de cada 10 asegura que aparca "de oído" (sí, ese toquecito con el coche de detrás para comprobar dónde está el límite).

Sea como fuere, en batería o en línea, hay algo que está claro: a todos nos gustaría que alguien estacionara el coche por nosotros. Toyota elimina esta tensión de un plumazo: la solución se llama SIPA (Simple Intelligent Park Assist), su Sistema de Asistencia al Aparcamiento. Te contamos cómo funciona:

¡Mira, sin manos!

Antes de vivir la liberadora experiencia de no tener que aparcar nunca más, veamos este sistema en detalle. El Sistema de Asistencia al Aparcamiento cuenta con una cámara trasera y una decena de sensores de ultrasonido integrados en los dos paragolpes. Gracias la innovación tecnológica, el vehículo detecta el hueco y la distancia, y calcula el número de maniobras.

En un aparcamiento en línea, solo tienes que colocarte a la altura del coche anterior, insertar la marcha atrás y pulsar el botón que activa el SIPA. Gracias a la cámara trasera, el monitor te muestra el espacio que tienes libre. Unas ‘manos invisibles’ mueven entonces el volante y van colocando el coche limpiamente en el hueco elegido, a la distancia idónea de la acera. Prácticamente no tienes que hacer nada. Solo controlar levemente la velocidad con el pedal del acelerador y el freno.

Veamos ahora cómo aparca en batería: sitúate en perpendicular al espacio libre, vuelve a poner la marcha atrás, pulsa el botón que activa el SIPA y de nuevo el coche gira solo y se inserta perfectamente entre los dos coches, siempre que haya espacio suficiente para que puedas abrir la puerta y salir cómodamente.

Después de vivir la experiencia de que ‘otro’ aparque por ti, lo único que tienes que hacer es disfrutar al volante de tu Toyota.

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.