Llegar al kilómetro 0 sabe muy bien

Recorremos los mejores restaurantes de slow food con Yaris hybrid

Atención estómagos exigentes: presentamos una ruta por los mejores restaurantes que apuestan por la filosofía slow food de España. Solo necesitas ganas de conocer los mejores productos autóctonos de cada región, un Yaris hybrid, y una mentalidad sostenible. ¡Para chuparse los dedos!

Comer es un acto sencillo y natural, que tradicionalmente ha estado ligado a los recursos de la propia tierra. Los restaurantes KM0 o con filosofía slow food, un concepto nacido en Italia a finales de los años 80, reivindican el protagonismo de los alimentos cuya recolección o producción ha tenido lugar en algún punto geográficamente cercano al propio establecimiento.

En otras palabras, si la tendencia es homogeneizar platos siguiendo unos parámetros globales, los restaurantes KM0 apuestan por estrechar la relación entre cocineros y productores, y por extensión, entre comensales y el entorno. En la práctica, los establecimientos que quieran acogerse formalmente a la filosofía slow food deben cumplir una serie de requisitos. Por ejemplo, tener, como mínimo, cinco platos Km0 –con un 40% de los ingredientes de procedencia local, sin transgénicos, etcétera– durante todo el año o comprar a productores a menos de 100 kilómetros.

Un hotel adaptado a vuestras necesidades

Ese compromiso con lo local y con la cultura tradicional tiene además efectos beneficiosos para el medio ambiente, ya que, al utilizar ingredientes cercanos, se reducen las emisiones de CO2 producidas por el transporte de alimentos. Siguiendo esa filosofía de respetar nuestro entorno natural, recorremos algunos de los mejores restaurantes KM0 de España al volante de un Yaris hybrid, un coche versátil y dinámico con el que da gusto irse de ruta. ¡Arrancamos!

/
Restaurante Invernadero
El Invernadero de Rodrigo de Lacalle (Madrid)

Tras conseguir una estrella Michelin en su local de Aranjuez, Rodrigo de la Calle sorprendió en 2015 con la apertura de un pequeño “invernadero” en la Sierra de Guadarrama. Su gran inspiración es la naturaleza, aceptando su temporalidad y con una querencia por carnes, arroces y gastrobotánica. Dispone de cuatro mesas y un menú único, que cambia cada día según las exigencias de la naturaleza, con platos como el “bok choy fermentado con caviar cítrico” o un “cebiche de gambas y fruta”.
¿Dónde? Paseo de los Rosales, 48. Collado Mediano
Web del Invernadero

El Dinou (Barcelona)

En este acogedor comedor situado en la casa donde nació el poeta Manuel de Cabanyes tienen claro lo que quieren: ofrecer los mejores productos de temporada y realizar platos con los sabores de toda la vida. Se puede comer de menú o a la carta, y algunos de los platos más destacados son las patatas decimonónicas, las croquetas de pularda de Pacs del Penedès, o los canelones de pescado y marisco. Además, dispone de una nutrida carta de vinos catalanes.
¿Dónde? Carrer Comerç, 2 1er. Vilanova i la Geltrú
Web de El Dinou

/
Restaurante Gamíniz
Gamíniz (Vizcaya)

Nacido en Plentzia, Gamíniz se mudó hace una década a Zamudio, muy cerca de Bilbao, donde mantuvo su filosofía slow food. Combina cocina tradicional con elaboraciones más vanguardistas. Algunos de sus platos KM0 son: bellota gran reserva y pan de tomate de maíz al carbón; huevos de baserri bien fritos, crema de hongos y Euskal Txerri, o bacalao a la vizcaína de Zalla.
¿Dónde? Ibaizabal 212, Parque Tecnológico Bizkaia. Zamudio
Web de Gamíniz

Monvinic (Barcelona)

Uno de los mayores templos enológicos de España, situado en el Eixample, y una de las mejores interpretaciones de la cocina de proximidad. El responsable es Guillem Oliva, forjado en los fogones de Can Fabes con Santi Santamaría. Su apuesta se basa en el respeto por la tradición y los productos estacionales y ecológicos. Sus elaboraciones son sencillas, con ingredientes cercanos: pato del Empordá a la naranja, bogavante y verduras con curry de almendras, paté de corzo del Prepirineo, o surtido de quesos locales de Cases, son algunas de sus sugerencias.
¿Dónde? Diputació, 249. Barcelona
Web de Monvinic

/
Restaurante Tribeca
Tribeca (Sevilla)

Se trata de un local acogedor dirigido desde 2002 por el chef Pedro Giménez. Apuesta por platos estacionales con productos frescos y de gran calidad, alguno de los cuales tienen un toque asiático (Giménez vivió y trabajó en Hong Kong), aunque domina la idea de reinterpretar la cocina de mercado para sacarle todo el jugo a los ingredientes. Entre sus platos destacan el tartar de carabineros y tuétano, el jarrete de lechazo, dátiles y cítricos, o el sabayón al marsala con helado frito de mandarina.
¿Dónde? Calle Chaves Nogales, 3. Sevilla
Web de Tribeca

Azurmendi (Vizcaya)

Discípulo de Martín Berasategui y Andoni Luis Aduriz, Eneko Atxa puede presumir de liderar una cocina con tres estrellas Michelin. Un hito que ha logrado desarrollando su enorme creatividad sobre el respeto por los productos de su tierra. Situado en Larrabetzu, Azurmendi alberga un restaurante gastronómico, un bistró (Prêt À Porter), una bodega de txakoli (Gorka Izagirre) y un espacio para eventos. Algunas de sus creaciones: erizos, su emulsión, pan crujiente y jugo de ave; kokotxas, patatas y pil-pil de hierbas; castañeta glaseada en su jugo y queso de Etxano.
¿Dónde? Barrio Legina s/n. Larrabetzu
Web de Azurmendi

/
Restaurante Warehouse
WareHouse (Madrid)

En pleno barrio de Salamanca se encuentra este moderno y elegante local, perteneciente a la cadena The Haciendas. En WareHouse eso se expresa mediante el concepto farm-to-table (de la granja a la mesa), con una gastronomía natural y de calidad firmada por el chef Juan Martínez-Alonso y Hacienda Zorita, promotora del movimiento slow food en el Valle del Duero. Entre los platos destacan: tataki de trucha asalmonada; gazpacho de fresas; mero salvaje asado con espuma de mar y berberechos; chuletillas de lechal al estilo del Duero.
¿Dónde? María de Molina, 25. Madrid
Web de WareHouse

La Ojinegra (Teruel)

Situado en la Sierra de Arcos, Teruel, La Ojinegra es un alojamiento rural y restaurante en el que se toman muy en serio el concepto de sostenibilidad. En el apartado culinario se define como ecológico –que no vegetariano, aclaran–, y apuestan por aquellos ingredientes que están certificados como tal, muchos de los cuales se cocinan a fuego de leña. Además, sus platos tratan de acercar la gastronomía de sus antepasados íberos. Algunos ejemplos de platos: torta de tomate autóctono con pesto de orégano fresco; canelones de calabacín rellenos de verduras y quesos; helado de lavanda...
¿Dónde?: Calle Horno Viejo s/n. Alloza
Web de La Ojinegra

El Toyota Yaris Hybrid nos ha llevado por los ocho mejores restaurantes KM0 de España, convirtiendo el camino en un aliciente más del viaje. Dinámico y divertido, su tecnología híbrida responde con eficiencia tanto en ciudad como por carretera. Y ahora, a pensar en la próxima ruta.

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.