Cambio de estación... ¿Por qué no cambias tu coche?

Elige el que más se adapte a ti

La fórmula de financiación Toyota Pay Per Drive te pone más fácil que nunca empezar una nueva vida. Con pequeñas cuotas mes a mes, en cualquier momento puedes estrenar un nuevo coche que vaya con tu estilo. Te lo contamos.

El otoño es una estación de cambios, no solo porque caigan las hojas y se atrasen los relojes, muchas cosas empiezan ahora: el curso escolar, el trabajo, nuevo proyectos, nuevas aspiraciones,... También cambia lo que nos rodea y nuestras necesidades. Eso incluye nuestro coche.

Ahora en Toyota lo tienes más fácil que nunca para cambiar tu coche cada vez que tu estilo de vida lo requiera. Con la fórmula Pay Per Drive, además de poder financiar tu nuevo coche pequeñas cuotas mensuales, puedes elegir qué hacer con tu vehículo a los dos, tres o cuatro años. Al cabo de este tiempo puedes quedártelo, devolverlo o, lo que es más importante, cambiarlo por otro modelo que se ajuste a tu nueva situación. Es decir, puedes renovar tu coche cada pocos años.

Cuando eres joven y dinámico

Imagina tu primer coche: las primera sensaciones al volante, tus primeras vueltas por la ciudad, las escapadas de fin de semana. Un Toyota AYGO es perfecto cuando buscas un coche moderno, que puedas personalizar y con un diseño atrevido, y que sea capaz de adaptarse a tu ritmo de vida dinámico. Con Pay Per Drive el dinero no será un problema para disfrutar de tu primer vehículo.

Cuando toca madurar

Tienes un trabajo, una pareja, empiezas a diseñar tu propia vida. Quieres un coche con espacio interior y un buen maletero con el que no tengas que renunciar a nada. Tanto el Auris hybrid como el Prius son buenos candidatos para esta etapa de tu vida, porque el mayor tamaño y prestaciones, va compensado con un menor consumo. Con Pay Per Drive tan solo tienes que elegir tu nuevo coche, y ocuparte de lo que más importa: seguir conduciendo.

/
Cuando empiezas a sumar

La familia crece, y tu Toyota crece con ella. Ahora sois más pasajeros en cada trayecto y también más equipaje. Como tipos de familias hay muchas, tenemos tres posibles candidatos de viaje.

  • Para familias que necesitan un monovolumen versátil de hasta 7 plazas, el Toyota Verso.
  • El elegante Avensis es idóneo cuando la comodidad de toda la familia en viajes largos es la prioridad.
  • Las familias todoterreno disfrutarán con el aventurero RAV4.

Solo tienes que elegir cuál se adapta mejor a tu estilo, aunque con Pay Per Drive las 3 opciones son posibles: puedes renovar tu vehículo cada 2, 3, o 4 años, a la par que tu familia va evolucionando.

Cuando decides disfrutar de las pequeñas cosas (y las grandes)

Conducir tiene muchos significados, pero hay uno que destaca en un Toyota: el disfrute al volante. Ponerse a los mandos de un deportivo está al alcance de tu mano con Pay Per Drive. Puedes elegir un Toyota GT86, y seguir pagando pequeñas cuotas. ¿Quieres lanzarte a practicar conducción 'offroad' sin renunciar al confort? El Land Cruiser es el todoterreno de referencia.

Elige cualquiera de los dos con Pay Per Drive, y casi no notarás el cambio. Solo en lo más importante: una vez más, conduces el coche que tú quieres y que se ajusta a ti. Una vez más, Toyota cambia contigo.

Tú tienes siempre el control

Con la fórmula Pay Per Drive puedes escoger el coche que tienes en mente. Porque puedes elegir el equipamiento y los accesorios que desees, y también servicios extra de seguro y mantenimiento. Para que tu única preocupación sea disfrutar al volante. Con Pay Per Drive no pagas por un coche: pagas por la experiencia de conducir un Toyota.

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.