Nuevo GT86 y el legado de los deportivos de Toyota

El último deportivo de Toyota y la historia de sus predecesores

Toyota presenta su nuevo modelo deportivo: el GT86 2017. Para llegar hasta aquí la marca ha ido evolucionando según las necesidades y los deseos de los apasionados por los deportivos. El recorrido comenzó hace ya 50 años y queremos aprovechar la ocasión de hacer un repaso por los modelos deportivos que nunca deberían ser olvidados.

El renovado modelo GT86 2017 dejó boquiabiertos a los asistentes al Salón del Automóvil Internacional de Nueva York. El deportivo se pondrá a la venta a finales de 2016 pero ya podemos adelantaros sus novedades.

GT86: un diseño rompedor para el nuevo deportivo de la familia

El nuevo bólido de Toyota presenta unas características mecánicas más desarrolladas ajustando los amortiguadores para mejorar la suspensión y obtener una mayor facilidad de manejo. Pero los principales cambios son a nivel estético: el nuevo deportivo de motor bóxer de cuatro cilindros opuestos potencia su presencia provocadora, destacando así una mayor entrada de aire central y nuevos faros delanteros con tecnología LED. La renovación de la imagen exterior se debe también a las nuevas luces antiniebla, intermitentes y paragolpes. Sin olvidar las llantas de aleación de radios trenzados.

La belleza (también) está en el interior y no hay deportivo que se precie que no preste atención a los acabados de su cabina. El nuevo coupé de Toyota se corona con su cuadro de instrumentos revestido en ante, su tapicería en cuero y alcántara trenzados y unos maravillosos asientos con acabados en plata. El nuevo volante con un aspecto más deportivo y mandos integrados aparece decorado en el centro con el emblema del modelo: 86.

/
Sports 800: El principio de la historia

Toda historia tiene un principio y la de los deportivos de Toyota tiene un nombre: Sports 800. Corría el año 1962 y en el Tokyo Auto Show se presentaba el que sería el primer deportivo: el Toyota Sports 800 que fascinó a los allí presentes con su bajo peso (600kg) y sus líneas aerodinámicas. Se le conoció como Toyota-Hachi (Toyota ocho) y el día en que lo presentaron su propulsor bóxer refrigerado por aire tenía una potencia de 28 cv.

El Toyota 800 salió a la venta hasta 1965 después de pasar por las manos Tatsuo Hasegawa, diseñador de aviones para la II Gran Guerra, y Shozo Sato, diseñador de Datsun, quienes mejoraron sus prestaciones. Era un deportivo de pequeño tamaño con el que Toyota pretendía entrar en el mercado internacional, a pesar de ello finalmente no exportaron el prototipo y sólo se fabricaron 3.131 unidades para el mercado nipón.

/
Toyota Celica: Un clásico del motor

Este modelo fue conocido como el Mustang Japonés por su similitud al modelo americano. Con él se puso de manifiesto que la estética no estaba reñida con una buena mecánica y por ello el lema que se escogió para presentarlo fue: La solución para la falta de combustible no tiene porque ser un coche feo. El Celica que empezó a comercializarse en 1971 con distintas versiones: ST, LT y GT. Destacó su motor de 1968cc, su buena toma de curvas y su consumo moderado a velocidades medias.

A lo largo de los 70's fue evolucionando con nuevos diseños como el Coupé y el Liftblack. En los 80's se presentó el flamante Celica Supra. Y llegados los noventa, con la tracción ya en las ruedas delanteras, el modelo alcanzó su mejor época centrando sus renovaciones en una mayor seguridad y caracterizado por sus faros retráctiles primero y redondos más tarde. En los 2000 los nuevos prototipos ya alcanzaban los 192cv hasta que en 2006 el último modelo puso fin a esta gran saga de automóviles.

/
2000GT: La chica Bond

Volvemos unos años atrás para recordar a un imprescindible en la historia de Toyota: el 2000GT. Conducido por Sean Connery en el papel de James Bond aparecía este biplaza impresionante que se produjo entre 1967 y 1970. El Toyota 2000GT volaba a ras de suelo con sus 150cv alcanzando los 217 km/hora. Propulsado por un motor de seis cilindros en línea y con 1.120 kg de peso es considerado a día de hoy como el primer auto japonés de colección. La revista “Road & Track” lo condecoró como “uno de los coches más emocionantes y agradables”.

/
Toyota Supra: Un coche de película

Hermano del 2000GT, por su motor de seis cilindros en línea e hijo del Celica, pues nació como versión de éste, es el Toyota Supra. Un deportivo de tracción trasera que comenzó su historia en 1979.

Si el 2000GT derrapaba en manos de James Bond, los modelos Supra hacían lo propio en las de Brian O'Conner, el protagonista de la saga Fast & Furious y los amantes de los videojuegos lo pudieron descubrir en los clásicos Need for Speed o Gran Turismo.

/

Los deportivos de Toyota siempre han sido un gran atractivo para industria cultural así que no os extrañe ver el nuevo GT86 recorriendo las calles de Gotham conducido por futuros Batman o en la próxima edición de tu videojuego favorito.

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.