Las cinco mejores playas de agua dulce

Una propuesta de baño alternativa, en ruta con Toyota RAV4

Te demostramos con esta propuesta que también puedes disfrutar de arena y aguas cristalinas en el interior de la península, escapando de las aglomeraciones de las playas. Enfilamos nuestro RAV4 hacia ríos y lagunas sorprendentes, que nada tienen que envidiar a los lugares de baño de la costa.

España es famosa por sus playas. Tal vez, por eso, en verano se llenan de turistas y muchas veces, aunque vayas buscando relax y desconexión, regresas a casa más estresado de lo que te marchaste. Nosotros vamos a descubrirte cinco rincones menos frecuentados que nuestra costa, pero igual de mágicos que la cala más paradisíaca que pudieras imaginar.

Para esta ruta hemos elegido a un gran compañero de viaje: el nuevo Toyota RAV4 hybrid. Es un SUV con todas las letras: espacioso, deportivo, cómodo para realizar largos viajes y cargado de tecnología para circular por terrenos difíciles. Con su motor híbrido reduce el consumo y las emisiones, y al mismo tiempo aumenta su potencia: la combinación de su motor eléctrico y de gasolina le da 192 CV de pura energía.

En los alrededores de los sitios que vamos a proponerte hay algunas pistas circulables por las que podrás comprobar la eficacia de su sofisticada tracción integral. El sistema E-Four añade un propulsor eléctrico al eje posterior que mueve las ruedas traseras para aumentar la tracción, por ejemplo, sobre terrenos deslizantes o en pendientes muy pronunciadas. Pero dejémonos de teoría y pasemos a la acción. ¡Arrancamos y nos vamos en busca de un buen chapuzón!

/
Playa de Pita (Soria)

Imagina una arena blanca y fina que desemboca en aguas transparentes. No, no estamos hablando de una playa de Cádiz o del Mediterráneo, sino de un oasis en plena provincia de Soria. Playa Pita es un pantano que tiene todo lo que le puedes pedir a un destino costero, pero añade un plus: te bañas en agua dulce. No falta un chiringuito para tomarte algo, o la posibilidad de alquilar hidropedales si vas con los más peques de la casa.

Cómo llegar:  Desde la carretera CL-117, una pista fácilmente practicable indicada como Carretera de Playa Pita se desvía hacia el pantano, a pocos minutos de recorrido.

/
Lagunas de Ruidera (Ciudad Real)

Son nueve, y están plagadas de historias y leyendas. Se encuentran en el Parque Natural que lleva su nombre y, aunque está protegido, tiene numerosas zonas acondicionadas para el baño. Es uno de los humedales más bellos de nuestro país, donde puedes contemplar bellos paisajes y alquilar piraguas para recorrer sus misteriosos rincones. Algunas tienen cuevas abiertas al público, accesibles sin ningún peligro. Abundan los restaurantes para degustar la buena comida manchega. Si quieres darte un buen chapuzón, no te prives. Sus aguas están tan limpias que puedes ver el fondo.

Cómo llegar:  Toma la carretera N-430 y sigue las numerosas indicaciones al Parque Natural de Las Lagunas de Ruidera. No tiene pérdida.

/
Lago de Bolarque (Guadalajara)

Lo llaman el "Mar de Castilla" y no es casualidad. Sus aguas dulces, limpias y frescas, invitan al baño nada más llegar. Además, es un lugar poco conocido y relativamente escondido, de modo que es el sitio perfecto para relajarse. Una advertencia: entre semana el acceso es gratuito, pero el fin de semana los adultos deben pagar seis euros. Te aseguro que merece la pena: aparte de encontrarte en un entorno paradisiaco, tiene chiringuitos y ofrece la oportunidad de realizar diversos deportes náuticos. Te recomendamos alquilar un snorkel para inspeccionar lo que esconden sus aguas cristalinas.

Cómo llegar:  Toma la carretera CM-220 hasta el pueblo Almonacid de Zorita. Desde allí, sigue las indicaciones al Lago de Bolarque.

/
Embalse de Alloz (Navarra)

Es un escenario de aguas turquesas que recuerdan al Mediterráneo, por eso cuesta creer que se trate de un embalse construido en 1930. Es el segundo más importante de Navarra, por detrás de Yesa, pero lo hemos elegido por su especial encanto: alimentado por el río Salado y rodeado de quejigales y pinos, combina la belleza de su entorno natural con la posibilidad de practicar infinidad de deportes náuticos o descansar en su playa de arena. Además, puedes pescar truchas, barbos y carpas... ¡Desde un kayak! ¿Se te ocurre un plan más completo?

Cómo llegar:  Desde Estella, toma la A-12 y después la carretera NA-7171. Llegarás al embalse en menos de media hora.

Las opciones de destino son varias, pero a la hora de elegir un vehículo para escaparte de la ciudad, no hay duda: RAV4 hybrid es el coche perfecto para alejarnos del mundanal ruido y adentrarnos en la naturaleza.

Agradecimientos a @romanoski y a Miguel Ángel García por sus fotografías.

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.