¿Miedo a conducir con lluvia? Consejos para una visibilidad total

Tu coche a punto para la temporada de lluvias

Cada época del año implica unas condiciones de conducción diferentes. En otoño, la principal amenaza es la lluvia, a veces tan intensa que disminuye la visibilidad al volante. El peligro puede minimizarse si tenemos a punto algunos elementos del coche que son clave en estas circunstancias. Te damos algunos consejos para conducir con lluvia intensa y total seguridad.

Empieza a llover y el firme está húmedo. La adherencia ya se resiente, pero, de momento, todo está bajo control. De repente, lo que eran unas gotas pasan a ser fuertes precipitaciones. El escenario cambia drásticamente y se vuelve peligroso. Lo primero que percibes es lo más evidente: la visibilidad se ha reducido. Estás, literalmente, a merced de los limpiaparabrisas. Por eso es tan importante que estos se encuentren al 100% de su capacidad.

Flashback 1: los limpiaparabrisas

Hace poco más de mes aún salías a la calle en camiseta y te sentabas en las terrazas a tomar el sol del “veroño”. Entonces, tuviste la suficiente lucidez como para pensar en lo que iba a pasar poco después. Te acercaste al Taller Oficial Toyota y pediste que revisaran los limpiaparabrisas.

El funcionamiento y el estado de los limpiaparabrisas pueden ser vitales cuando se necesita que actúen. En el tu taller oficial revisan que el sistema se active convenientemente y, si es necesario, cambian las escobillas –se recomienda hacerlo cada año– para que estén en un estado impecable de cara al mal tiempo, ya que en caso contrario pueden no barrer correctamente el agua, y eso puede afectar la visibilidad. Hay que tener en cuenta que las altas temperaturas del verano pueden haber afectado, por eso es tan importante revisarlos en esta época del año.

Horror, los cristales se empañan

Vale, los limpiaparabrisas funcionan perfectamente, pero sigue cayendo una manta de agua y se atisba otro problema: los cristales se están empañando. ¿Por qué? Generalmente, la condensación se produce por la diferencia de temperatura y humedad entre el exterior y el interior. En cuestión de segundos podemos estar conduciendo casi a ciegas. ¿Abro la ventana? Ni se te ocurra. Aparte de que los pasajeros pueden mojarse o congelarse, si hace frío, la entrada de aire frío externo es un método demasiado lento para desempañar el cristal.

/
Los faros juegan un papel vital en situaciones de escasa visibilidad
/
Toyota recomienda cambiar una vez al año las escobillas
Flashback 2: la climatización

Correcto. La respuesta está en la calefacción. Dirigiendo aire caliente hacia los cristales, estos se desempañarán rápidamente y se acabará el problema en unos segundos. El aire frío seco también acaba con la condensación, aunque lo hace de forma más lenta. Afortunadamente, durante tu visita al taller oficial más cercano solicitaste la revisión del sistema de climatización de tu automóvil, todo funciona correctamente y puedes desempañar rápidamente los cristales.

Luces, para ver o ser visto

En situación de lluvia intensa, el coche no solo recibe el agua que cae del cielo, sino también el que levantan los coches al circular, lo que provoca que la visibilidad, una vez más, se resienta. Para evitar sustos, es muy importante reducir nuestra velocidad y aumentar la distancia de seguridad (debe ser el doble que en circunstancias de firme seco), ya que las frenadas son más prolongadas y, además, al estar más lejos del coche precedente, evitamos salpicaduras.

Más allá de guardar las distancias, es muy importante que todos los juegos ópticos funcionen correctamente, ya que en caso de lluvia intensa necesitarás encender el alumbrado de cruce, incluso los antiniebla si la lluvia es muy densa. La clave es ver y ser visto en todo momento.

Flashback 3: las luces... y todo lo demás

Afortunadamente, en tu Taller Oficial Toyota han revisado todas las luces de tu vehículo, comprobando que alcanzan la intensidad necesaria. Como ya te conoces los peligros del otoño, has pedido que revisen los neumáticos (presión, dibujo y ranuras), los frenos y otros elementos que serán vitales para tu seguridad durante los próximos meses.

Estamos inmersos en época de lluvias y todas las precauciones son pocas. La supervisión de los especialistas de la marca es muy importante para el correcto funcionamiento de tu coche. Recuerda que nunca es tarde para pasar por el taller.

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.