¿Cuánto ahorra mi negocio en combustible con un híbrido?

Los vehículos híbridos mejoran los consumos de diésel y gasolina

Optar por un modelo híbrido es la mejor solución para los autónomos y las pymes que necesiten sacar el máximo partido a su negocio, que no quieran renunciar a unas prestaciones de primer nivel, a las últimas novedades tecnológicas y de conectividad y que, al mismo tiempo, deseen ahorrar más de 400 euros en combustible al año en comparación con un automóvil similar pero con motor de gasolina.

Las empresas, los autónomos y las pymes siempre están buscando reducir todo lo posible sus gastos, con el fin de maximizar la rentabilidad de sus negocios y de afianzar la viabilidad de su actividad. Uno de los capítulos a los que se dedica más tiempo es a la elección del vehículo que se va a utilizar para el desarrollo del trabajo diario. Habitualmente se analizan las características del mismo (equipamiento, capacidad de carga o motor), pero es muy habitual que las opciones de elección del gestor de flota solo pasen por hacerse con un modelo diésel o de gasolina.

A menudo se suele tener muy en cuenta el precio de adquisición final del vehículo o la cuota mensual de renting, pero uno de los aspectos que más va a determinar los gastos totales de utilización de un vehículo corporativo va a ser el consumo de combustible, debido al elevado número de kilómetros al año que suelen hacer los profesionales que necesitan un vehículo para desarrollar su actividad profesional.

Según datos del Observatorio del Vehículo de Empresa de Arval, un conductor particular realizar una media de 12.000 kilómetros al año con su coche, mientras que los conductores de empresa elevan esta cifra hasta 22.000 kilómetros al año. Con la crisis ha descendido el kilometraje que hacen los particulares, mientras que los registros de los profesionales no paran de incrementar. Todo ello no hace sino resaltar la importancia de vigilar muy de cerca el consumo de combustible del coche que se va a adquirir para una empresa, ya sea grande, pequeña o mediana, o para el negocio de un autónomo.

/
/
¿Por qué un híbrido? El ejemplo de Auris hybrid

Cuando se analiza el mercado del automóvil para escoger un vehículo para uso profesional se suelen barajar sólo las opciones de un motor diésel o uno de gasolina, sin tener en cuenta que el decantarse por la tecnología de propulsión híbrida de Toyota puede permitir un ahorro de combustible de hasta el 36% en comparación con un modelo de gasolina de similares características y de hasta el 12% respecto a un automóvil con una mecánica diésel.

De esta forma, un autónomo o una pyme que se decante por un Toyota Auris hybrid con 100 kW de potencia (136 CV) y un consumo de combustible de 3,5 litros por cada cien kilómetros, tendría que asumir un gasto anual en combustible de unos 770 euros, en caso de recorrer una media de 22.000 kilómetros al año.

Esta cifra es un 36% menor en comparación con los 1.210 euros que tendría que abonar la misma empresa si se decantara por un modelo de otra marca con un motor de gasolina de 110 kW (150 CV) y un consumo de 5,5 litros a los cien kilómetros. La diferencia con el mismo coche en caso de optar por un propulsor diésel se reduciría, aunque también sería elevada, con un 12% y 880 euros anuales (110 euros, respecto al Toyota Auris hybrid).

Ahorros de hasta 264 euros al año con el Yaris

En el caso del Toyota Yaris hybrid, el gasto de combustible anual que registraría con 22.000 kilómetros recorridos se situaría en 726 euros, gracias a su consumo medio de 3,3 litros por cada cien kilómetros y su motor de 74 kW de potencia (100 CV).

Este gasto es 264 euros menor que el de un modelo de la competencia con motor de gasolina de 74 kW (100 caballos) y 4,5 litros de consumo, que gastaría 990 euros al año y 792 euros si incorporara una versión diésel de 70 kW (95 CV) y un consumo de 3,6 litros.

En la comparativa con otro modelo del mercado, el Yaris hybrid supondría 230 euros al año de ahorro en combustible, si se compara con una mecánica de gasolina de 81 kW (110 CV) y 4,3 litros de consumo (946 euros anuales). Respecto al diésel (73 kW o 99 CV y 3,4 litros) sería de 22 euros anuales.

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.