Cinco consejos de conducción

para aprovechar la tecnología híbrida

En la vida todo depende de tu ‘toque’ personal. Los motores híbridos de Toyota son un ejemplo de eficiencia y calidad. Si quieres sacarles el máximo partido, empieza por conocerlos bien y sentirlos. Te damos 5 consejos para que quieras más a tu Toyota, y si no lo tienes, desees tenerlo.

La tecnología híbrida de Toyota ha revolucionado el modo en el que nos movemos, en el que circulamos, e incluso en el que pensamos a la hora de adquirir un vehículo.  Conducir un híbrido de Toyota es toda una experiencia. Lo importante es estar informados para conquistar el corazón híbrido de tu vehículo.

Frenar tiene premio

Deja que sea tu Toyota Hybrid el que frene. Su sistema permite regenerar energía para recargar las baterías en las frenadas y aprovechar el freno motor. Por eso, si vas a bajar una larga pendiente, una carretera o un puerto de montaña, saca el máximo partido de la retención del motor insertando la posición “B” (Brake/freno) del cambio automático. De ese modo podrás recargar las baterías y, además ahorrar pastillas de freno, porque apenas tendrás que utilizar el pedal para frenar.

¿Tirones? No, gracias

Es una norma básica de la conducción eficiente, sea cual sea el tipo de vehículo que se conduce. Pero en el caso de un híbrido, acelerar progresivamente y sin brusquedades, y mantener un ritmo lo más constante posible, además de mayor comodidad de marcha, permite que la gestión de la energía sea mucho más eficiente. De este modo, el consumo, tanto de gasolina, como de la electricidad de las baterías, es mucho más reducido.

Hombre (o mujer) prevenido/a vale por dos

Intuir lo que va a ocurrir en carretera, y realizar una conducción preventiva, no solo es clave desde que comenzamos a iniciarnos en la carretera, es que nos puede ayudar a ser mucho más eficientes: Si ves que vas a llegar a un semáforo en rojo o que se va a poner en rojo, no sigas acelerando, levanta el pie del acelerador y deja que tu Toyota Hybrid avance por inercia y aproveche para recargar las baterías. Lo mismo que cuando vemos que más adelante el tráfico está detenido.

La clave es la suavidad y dejar que la inercia y la capacidad de retención del motor hagan su “magia híbrida” para convertir esos metros en recarga de energía.

Hazlo con suavidad

Si has prestado atención a todo lo anterior habrás deducido que a la hora de frenar también tendrás que actuar con suavidad y sin brusquedades. La propia inercia de tu Toyota y la retención del motor son clave para acumular energía en las baterías. Pero si te ayudas con unas frenadas suaves y sin brusquedades pondrás un poco más para conseguir que tu conducción sea todavía más eficiente.

Tu Toyota Hybrid sabe cómo hacerlo

No te esfuerces en cambiar de modo de conducción intentando aprovechar hasta el límite la carga de la batería para circular en eléctrico. El que mejor sabe gestionar la eficiencia es el “cerebro” de tu Toyota Hybrid y siguiendo los consejos anteriores y procurando circular el mayor tiempo posible en el modo de conducción ECO, habrás conseguido un consumo que te sorprenderá y quedarás para siempre “hibridizado”.

/
Imagen del nuevo Toyota Prius que muestra el renovado sistema híbrido combinado Full Hybrid de Toyota
/
Pantalla de información del nuevo Prius que te indica la velocidad y la carga eléctrica así como el combustible del que dispone el motor
Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.