Olvídate de las marchas con la transmisión e-CVT de Toyota

Suavidad, potencia y máxima eficiencia

Una de las muchas cosas que diferencian a un modelo híbrido de Toyota del resto de los coches es su suavidad y silencio de marcha. Esto se debe al uso de un motor eléctrico, pero hay un secreto que tal vez no conocías. Te lo desvelamos.

La experiencia de conducir un Toyota híbrido supone que todo, desde que pulsas el botón de arranque, se desarrolla con absoluta suavidad. Solo tienes que seleccionar el modo de conducción que desees, Normal (confortable), Eco (máximo ahorro), Power Mode (deportiva) o EV (en modo eléctrico) y dejarte llevar. Olvídate de cambiar de marcha: solo tienes que mirar al frente, manejar el volante, el acelerador y el freno, y disfrutar de una conducción fluida y silenciosa. ¿Cómo es posible?

El ‘milagro’ se llama e-CVT, o dicho de otro modo: transmisión continuamente variable. Es el cambio automático más avanzado, con el que te olvidas de los típicos tirones, y mantiene el motor siempre en su giro óptimo, con lo que logra la máxima eficiencia y la potencia que esperas en un Toyota. ¿Quieres saber cómo funciona?

El automático inteligente…

Lo que diferencia a una transmisión continuamente variable (CVT) de un cambio automático convencional es que no necesita engranajes, sino que se basa en poleas, normalmente unidas por una correa o cadena, de manera que el aumento de velocidad se realiza de forma constante y sin tirones. Otra de las diferencias es que el funcionamiento del motor es mucho más eficiente, porque en este caso no hay un número fijo de relaciones y mantiene el par motor y la potencia, evitando así subir demasiado de revoluciones. ¿Resultado? Menos consumo, mayor comodidad y menos emisiones.

... que además es eléctrico

Es muy parecido al cambio CVT, pero la "e" significa que la función habitual de conversión de par y velocidad la realiza con un motor eléctrico, y no con las tradicionales correas. Se trata de un paso más en la eficiencia de un cambio CVT: una gestión todavía más afinada del giro del motor, unas revoluciones aún mejor optimizadas y mayor aprovechamiento de la potencia y el par motor.

¿Cómo cambia la experiencia de conducción?

Si pruebas el cambio automático de un Toyota híbrido, no querrás volver a cambio manual. Con el avanzado sistema híbrido de Toyota y su cambio e-CVT, ya no hace falta exprimir el motor para lograr las máximas prestaciones. Basta con actuar con suavidad sobre el acelerador, deja que la tecnología actúe por ti. Siempre rodarás a la velocidad deseada, y tendrás el empuje que necesitas en los adelantamientos. También puedes realizar una conducción dinámica, si lo deseas. ¿Lo mejor de todo? Con la garantía de que siempre estarás ahorrando combustible.

/
Así es la transmisión e-CVT de un Toyota híbrido
/
El cambio automático e-CVT de un Toyota Prius

Pero dejémonos de tecnicismos y vayamos a las sensaciones: nos ponemos al volante del nuevo Toyota Prius para comprobar el resultado de esa innovación. Basta recorrer unos pocos metros para darse cuenta: sube de velocidad y prácticamente ni lo notarás, la impresión es que solo hay una marcha y el motor estira y estira, parece no tener fin. Todo con una suavidad increíble y un silencio de marcha total, ya que en ningún momento el coche se revoluciona más de lo debido.

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.