Toda la esencia de Málaga en un día sobre ruedas

Escápate con Toyota AYGO por la capital de la Costa del Sol

Pasamos un día perfecto recorriendo Málaga: una ciudad llena de tradición, arte y cultura de la que nunca querrás irte. Acompáñanos y toma nota de una ruta al volante con sabor andaluz, a sol y a mar. Un plan irresistible para este verano.

Málaga siempre está de moda. A su clima privilegiado suma paisajes impactantes, una excelente gastronomía, y una oferta cultural y de ocio para todos los gustos. Queremos que la descubras y, si ya la conoces, que te vuelvas a enamorar. Toyota AYGO es el mejor transporte posible para esta ruta con salero y te lo vamos a mostrar con muchos ejemplos. Subimos, arrancamos el motor y metemos la ruta en el sistema multimedia X-Touch para que el coche nos lleve siempre por el mejor camino.

Una mañana de compras

La mejor manera de empezar el recorrido es pasar un rato en el centro de la ciudad, ver su precioso casco histórico y, ya que estamos, tomar algo refrescante mientras disfrutamos de las tiendas. Buena parte del centro es peatonal, pero no te preocupes que con AYGO aparcar no será un problema. Sus 3,46 metros de largo, su maniobrabilidad y sus sensores traseros te darán todo facilidades.

Podemos acceder recorriendo la Alameda Principal, una preciosa avenida jalonada con ficus centenarios, y dejar nuestro AYGO en el aparcamiento de la Plaza de la Marina. Desde allí accedemos fácilmente a dos estupendas zonas de shopping: el Muelle Uno, un paseo junto al mar lleno de boutiques exclusivas; y la calle Larios, la calle comercial más importante de la ciudad, por donde se puede pasear entre tiendas de moda, joyerías, o cafeterías tradicionales y modernas. No debemos preocuparnos por las bolsas ya que el AYGO x-cite tiene una capacidad de 168 litros donde guardar todas nuestras compras.

/
AYGO x-cite
Descubre el casco histórico

Si te apetece refrescarte con una bebida y picar algo, el pasaje de Chinitas es una de las calles más auténticas de la ciudad. De allí seguimos el paseo admirando la catedral de Málaga y recorriendo después la bulliciosa calle Granada, llena de tiendas de artesanía y platería, y heladerías para los más golosos. Sólo queda recorrer la calle Alcazabilla para ver el teatro romano, la Alcazaba y el cine Albéniz, donde se celebran las proyecciones del Festival de Cine de Málaga.

Málaga es una ciudad con recovecos y calles estrechas y tortuosas. Por ello, el AYGO x-cite es el coche ideal para perderse por sus calles. AYGO x-clusive es, por su parte, también un vehículo perfecto para esta ruta pues irás comodísimo en sus asientos de cuero y con su climatizador automático podrás moverte por Málaga ajeno al aplastante calor.

/
AYGO x-clusiv
Gastronomía y luz

Del centro de Málaga nos vamos directamente a El Palo, un barrio que antes fue un pueblo de pescadores. Todo el camino hasta allí transcurre paralelo al mar Mediterráneo: ponemos ritmo al trayecto, aprovechando el panel táctil del sistema multimedia X-Touch con el que escuchar nuestra música favorita. La costa malagueña, AYGO y tu lista favorita de Spotify, ¿puede haber un plan mejor?

En El Palo conoceremos la mejor cocina tradicional malagueña en sitios clásicos como Hermanos Gutiérrez o el Maricuchi: “pescaíto” frito, conchas finas, gazpacho, gazpachuelo… y por supuesto el clásico espeto de sardinas a la brasa. Si quieres algo más exclusivo, el restaurante del Candado Golf ofrece una excelente mezcla de tradición y modernidad. Y si lo que te gusta es la street food más canalla, no puedes perderte los camperos, un bocadillo típico para chuparse los dedos.

Después de una buena comida toca acordarse de los que se han quedado en casa y ponerles los dientes largos con lo bien que lo estamos pasando. Desde el coche y sin separar las manos del volante podemos llamar a cualquiera gracias al Bluetooth integrado.

Y al caer la tarde…

Después de todo el día de aquí para allá, nada apetece más que relajarse… y qué mejor para ello que un baño termal al estilo árabe. En Málaga hay varios de muy buen nivel, pero el más conocido es el Hammam Al-Ándalus, en la plaza de los Mártires. Dejamos el AYGO para disfrutar de un baño y un relajante masaje de espuma.

El día se va terminando, pero aún es posible ponerle la guinda al pastel: ver el sol cayendo sobre el mar desde algún rincón privilegiado. Un sitio excelente para ello es el antiguo balneario de los Baños del Carmen, una pequeña calita con un bar-restaurante. ¡Su fantástica terraza está tan cerca del mar que sentirás la espuma de las olas cuando la marea esté alta!

Finalmente, hacemos girar las llantas de aleación de 15 pulgadas de Toyota AYGO hasta la última maravilla del día: admirar las estrellas cómodamente en el coche a través del techo descapotable de tela de la versión x-clusive. Gibralfaro, el antiguo castillo musulmán que corona la ciudad, tiene un precioso mirador natural desde el que se ve toda la bahía. Ponemos la guinda a un día completo lleno de nuevos rincones que te dejarán con ganas de más. ¿Quién dijo que para viajar había que irse muy lejos?

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.